No copelamos, señor senador - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
No copelamos, señor senador
Muchos reporteros, analistas y activistas no dejaremos de defender la libertad de expresión. No dejaremos de visibilizar que la reforma política prevé la reelección bajo el discurso de la rendición de cuentas, pero que ninguno de los 128 senadores se les ocurrió incluir la revocación de mandato o eliminar el fuero como mecanismos de rendición de cuentas.
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
5 de diciembre, 2013
Comparte

Por: Paola Zavala Saeb (@PAOLASAEB)

Hace un par días el senador Javier Lozano escribió en su cuenta de twitter: “Desdichado el día en el que el periodismo se convirtió en activismo. Y pensar que hay tanto ingenuo que cae en sus redes del engaño”. Al señor Lozano usted lo recuerda por la famosísima frase “o copelas  o cuello”.

 

 

Se me ocurre que para el senador las “redes del engaño”  ha de ser toda aquella nota que no transcriba los comunicados de prensa que se envían desde las oficinas de gobierno, que periodismo para él es reproducir el discurso oficial sin investigar a fondo, sin contrastar información, sin exponer verdades, sin contar historias de corrupción o de dolor.

Tal vez haga falta explicarle lo que dijo la periodista Marcela Turati cuando fue  premiada hace unos meses por la Fundación Nieman de Periodismo en Harvard:  “nos propusimos visibilizar los efectos sociales de la violencia, darle el rostro de las víctimas, ponerle alma a las estadísticas, ir a contracorriente del discurso oficial… Pronto estábamos participando en proyectos colectivos con escritores, fotógrafos y artistas que intentaban restaurar la dignidad de los migrantes, los periodistas o los ciudadanos comunes, asesinados o desaparecidos… El trabajo es arduo. ¿Cómo logras que el muerto 100 o el 10 mil o el 100 mil sigan interesando? ¿Cómo haces para que la gente no se acostumbre a que en ciudades como Juárez se colapse la morgue por tantos cadáveres? ¿Cómo logras mantener viva la indignación del lector en cada nota y la esperanza de que las cosas pueden ser cambiadas?” Y así en medio de tanta violencia y de tanta indignación  llegó el “desdichado” día para el senador en el que el periodismo (por lo menos en algunos medios como éste)  se volvió humano y crítico o “ activista” como dice Lozano.

Apenas antier Maite Azuela, analista e  integrante de *DHP,  junto con otros integrantes de  #ReformaPolíticaYa fueron expulsados por órdenes de la mesa directiva del Senado,  por expresar sus desacuerdos con el dictamen que se aprobaba. Senadores de izquierda como Zoé Robledo, Layda Sansores y Mario Delgado, se pronunciaron porque los activistas fueron agredidos por el personal de seguridad y pidieron que se les permitiera el reingreso. Sin embargo, la expulsión fue defendida por el priísta Patricio Martínez y Pablo Escudero, del Partido Verde, quienes argumentaban que se alteraba la labor del Senado o sea,  porque no copelan.

Y no, no copelamos. Muchos  reporteros, analistas y activistas  no dejaremos de defender la libertad de expresión. No dejaremos de visibilizar que la reforma política prevé la reelección bajo el discurso de la rendición de cuentas, pero que ninguno de los 128 senadores se les ocurrió incluir la revocación de mandato o eliminar el fuero como mecanismos de rendición de cuentas.

Ni dejaremos de hacer notar que de aprobarse la reelección serán los partidos quienes decidan si el candidato es merecedor o no de aspirar a la reelección, lo que  fortalecerá los cotos de poder en las cúpulas de los partidos  y evitarán las candidaturas de  ciudadanos o militantes que no pertenezcan a sus cúpulas.

Tampoco dejaremos de decir que la desaparición  del  IFE  y la creación del INE es una propuesta centralista que significa desconfiar de las instituciones de  los 31 estados de la república; ni dejaremos de dar seguimiento a las decisiones de los gobernadores para ver si se ponen del lado de sus estados o se alinean con sus partidos. No dejaremos de denunciar que en esta reforma política no  hay un acceso real de los ciudadanos a la participación y a las decisiones  políticas.

No copelamos, como dijo Marcela Turati: “Que los censuradores se sepan vigilados”.

 

*Paola Zavala Saeb es integrante de *DHP,  abogada, especialista en derechos humanos. Ha publicado anteriormente artículos de opinión para El Universal y Nexos en línea. Ha realizado trabajos de consultoría e investigación para ONU- DH, GDF, CIDE, SCJN, TEPJF y el INMUJERES.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts