Gobierno abierto ¿para quiénes? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
Gobierno abierto ¿para quiénes?
Así como cualquiera de nosotros puede decir que lleva una vida sustentable por comprar servilletas o papel de baño “verde”, un gobierno puede decir que es abierto por desarrollar algunas apps móviles y participar en foros internacionales mano a mano con sociedad civil.
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
2 de octubre, 2014
Comparte

Por: Diego Cuesy Edgar (@diegoemilio21)

Tomar un taxi es súper fácil desde que, hace seis meses, tengo teléfono inteligente. Aplicaciones como Easy Taxi me han evitado perder el tiempo parado en la calle o en una larga llamada llena de incertidumbres y explicaciones. La persona que conduce tiene mi número y puede llamarme; yo puedo ver su cara y placas de auto para ubicarle. Ni a mi me conviene cancelar de último minuto porque obtendría una mala calificación, ni a la persona que conduce le conviene brindarme un mal servicio, porque yo haría lo mismo; cualquier retroalimentación es pública y tomada en cuenta en la siguiente decisión, tanto mía como la del conductor o conductora.

El movimiento global de Gobierno Abierto promete un cambio de cultura gubernamental hacia algo parecido al modelo de Easy Taxi. Se combinan los valores de la transparencia y rendición de cuentas con las nuevas tecnologías de información y comunicaciones, al mismo tiempo que se coloca a la colaboración, participación y uso de datos en el centro de la toma de decisiones.  La promesa es que, debido a la coyuntura digital actual, la manera de hacer política pública y proveer servicios comenzará a hacerse de manera más eficiente, con evidencia accesible y retroalimentación del mayor número de sectores e individuos posibles.

El miércoles pasado México asumió  la presidencia de la Alianza por el Gobierno Abierto, un esfuerzo de 65 países por transformar la cultura gubernamental, de una rígida y lenta a una flexible y ágil. También, esta semana la CDMX recibe a cientos de líderes del continente en temas de tecnología, transparencia, participación ciudadana y uso de datos abiertos en el marco del Encuentro Abre Latam y la Segunda Conferencia Regional de Datos Abiertos en América Latina y el Caribe. Este es buen momento reconocer que, aunque el potencial del gobierno abierto es indiscutible, las estrategias que se implementen para activarlo pueden tener consecuencias no anticipadas.

Primero, se corre el riesgo de generar una cultura en la que los éxitos de apertura compensen autoritarismos y discrecionalidades. Así como cualquiera de nosotros puede decir que lleva una vida sustentable por comprar servilletas o papel de baño “verde”, un gobierno puede decir que es abierto por desarrollar algunas apps móviles y participar en foros internacionales mano a mano con sociedad civil. El riesgo del Open washing–que te “laven el cerebro” con apertura– es latente. Por un lado, se satisfará, al menos hasta 2018 y para el porcentaje de mexicanos con acceso a internet, la necesidad de “mi gobierno en un solo punto”, un compromiso federal de desarrollar un portal único de todo el gobierno federal, intuitivo y fácil de usar. Por otro lado, en Chalchihuapan, Puebla, un niño es muerto por balas de goma en medio de una protesta que, irónicamente, buscaba evitar el alejamiento de las oficinas del registro civil del gobierno.

El uso de la tecnología para fines de gobierno abierto debe propiciar la reducción de desigualdades entre individuos, no exacerbarlas. Por un lado, será muy valioso que yo pueda denunciar la corrupción y darle seguimiento a mi denuncia a través de la app móvil #DenunciaLaCorrupción. Por otro lado, este privilegio será exclusivo de los que tengamos internet periódicamente y de buena calidad. Se podría argumentar que, como la tasa de crecimiento de mexicanos con acceso a internet es casi del 7% anual, es más eficiente comenzar a desarrollar herramientas que eventualmente serán accesibles para todos. Este argumento asume que el principal problema es el acceso a internet, que con el tiempo se resolverá. Sin embargo, no se trata del acceso a internet, sino de nuestra capacidad de acceder a la información, colaborar y participar. Ahora puede tratarse de un iphone versus un celular del oxxo; en el futuro de un dispositivo nuevo versus un iphone. Si hoy 90 de cada 100 mexicanos usa un teléfono móvil, y sólo 43 de cada 100 tiene acceso a internet, ¿por qué en vez de apps no fortalecemos herramientas que utilicen SMS o llamadas de voz? (datos del Banco Mundial)

Un tercer riesgo es el sesgo informativo que puede resultar de la información arrojada por el uso de herramientas como la del ejemplo anterior. La noción de apertura implica el reconocimiento de que existe un valor intrínseco en los conocimientos, experiencias y retroalimentación de cada individuo que compone un ecosistema económico y social. Por ejemplo, para entender toda la dinámica de un cruce vial, debemos ser capaces de captar las necesidades y experiencias de los automovilistas, de los jóvenes que trabajan limpiando vidrios, del policía de tránsito, de los dueños de los negocios formales e informales, sus clientes, etcétera. Si para denunciar la corrupción no se captan las necesidades y experiencias de aquellos que, por su condición de vulnerabilidad, se ven más afectados, nuestro entendimiento sobre el fenómeno tendrá un sesgo importante. Incluso sería interesante obtener la retroalimentación de aquel que es denunciado por el acto de corrupción.

Hay muchos ejemplos de dónde inspirarse para desarrollar mecanismos más inclusivos de transparencia, participación y colaboración. Uganda logró impedir una crisis nacional por una plaga de plátano, gracias a la plataforma u-report (tú reportas), con la que jóvenes y gobierno se retroalimentaban mutuamente a través de SMS. Durante la entrega de premios de gobierno abierto, Filipinas ganó el tercer lugar con su política de presupuestos participativos de base, en donde las asambleas comunitarias en espacios físicos son un componente importante. El primer lugar fue para Dinamarca, con un proyecto de inclusión de adultos mayores en la plataforma electoral digital; los adultos mayores son el grupo poblacional con menor penetración a internet.

Como dijo Gavin Sheppard, residente internacional de Laboratorio Para la Ciudad, dependencia gubernamental que forma parte de la Plataforma de Gobierno Abierto CDMX, “La clase creativa no va a salvarnos, pero pensar de forma creativa sí lo hará”. En Latinoamérica ya hay suficientes bardas de 12 metros de altura que dividen al verde del gris. El capital creativo de los servidores públicos y representantes de la sociedad civil que trabajamos por abrir más nuestros gobiernos, organizaciones, ciudades y países, debe también contemplar la profunda desigualdad en la que vivimos. De lo contrario, corremos el riesgo de ser moda y no cumplir con la promesa del gobierno abierto. Como dicen en México: ahora es cuando, chile verde, le has de dar sabor al caldo.

 

 

Notas:

– Algunos elementos hipervinculados están en inglés. Sugiero el traductor de google para su traducción.

– Las opiniones aquí expuestas son a título personal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts