Reformar la reforma - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
Reformar la reforma
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
10 de agosto, 2012
Comparte


Por: Paola Zavala Saeb (@PAOLASAEB)

 

Como diría Chava Flores “ya nos volvieron a reformar la reforma” y  no parece que esta nueva reforma vaya a contribuir de manera eficaz a la gobernabilidad democrática ni a la consolidación de un nuevo régimen electoral  que tenga como ejes la equidad y la participación social.

Cada sexenio se reforma la reforma política.  La intensión siempre es la misma: contener la indignación  social  por las  elecciones pasadas;  pero sólo de pasadita han tocado  el voto  clientelar, el exceso del financiamiento público o las sanciones a los partidos políticos. Y por supuesto, no han modificado el sistema que protege a los partidos políticos de la competencia de nuevas expresiones ciudadanas.

Lo que sí aborda la reforma es la “ampliación” de derechos para promover la participación  de los ciudadanos en la toma de decisiones públicas. Esta ampliación de derechos consiste por ejemplo, en que  ahora los ciudadanos tendremos  derecho a pedirle al Congreso que convoque a consulta popular sobre temas de “trascendencia nacional”. No más que para acceder a éste derecho se necesita que la solicitud sea hecha por  lo menos por el  2% de los ciudadanos inscritos en  la lista nominal del IFE, es decir casi dos millones y medio de ciudadanos.

Y bueno, suponiendo que de alguna manera nos juntamos esa cantidad de ciudadanos para solicitar que se haga una consulta popular sobre las reglas para anular una elección, o la reelección legislativa, o la segunda vuelta presidencial ¡pues no se va a poder! porque resulta que según la reforma los asuntos electorales quedan excluidos de las consultas. Al parecer, para los legisladores los temas electorales no son de trascendencia nacional y ellos y sólo ellos pueden decidir en las reglas democráticas.

Pero ahí no acaban las concesiones para promover la participación ciudadana. Resulta que la élite política acordó que los ciudadanos ¡por fin! podemos hacer propuestas legislativas  por medio de la iniciativa ciudadana que tiene la finalidad de permitir que la agenda se nutra con temas de interés para la sociedad. El requisito: que la propuesta legislativa sea presentada por el .13%  de la lista nominal de electores, aproximadamente 100 mil ciudadanos. El detalle: los legisladores no están obligados constitucionalmente a dictaminar las iniciativas ciudadanas, es decir pueden guardarlas en la congeladora eternamente  sin decidir si las aprueban o la rechazan.

En cuanto a las candidaturas independientes, basadas en el derecho fundamental de los mexicanos a ser votados y representar una alternativa independiente de los partidos políticos, la reforma no prevé la regulación del financiamiento, acceso a medios de comunicación o fiscalización de gastos. El reto será grande  entonces, para que las leyes secundarias contemplen mecanismos que permitan la participación como candidatos de todos los ciudadanos y no sólo a los más ricos con posibilidades de financiar una campaña.

Las leyes, desde luego, siempre serán perfectibles pero la sensación es que reformas políticas van y vienen y poco solucionan. No hay en esta reforma un acceso real de los ciudadanos a las decisiones políticas ni mucho menos se establecen condiciones para que en las próximas elecciones no volvamos a sentir que estamos frente a un proceso electoral plagado de irregularidades e inequidades. Parece que los legisladores hacen incompleta la chamba para que empezando el nuevo gobierno oigamos a todas las fuerzas políticas decir que es necesario reformar la reforma.

 

 

* Paola Zavala Saeb es abogada, especialista en derechos humanos. Ha publicado anteriormente artículos de opinión para El Universal y Nexos en línea. Ha hecho trabajos de consultoría e investigación para la ONU- DH, GDF, CIDE, SCJN, TEPJF y el INMUJERES. Actualmente es asesora legislativa.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts