Sin gracia, la pobre democracia chiapaneca - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
Sin gracia, la pobre democracia chiapaneca
Ya don Belisario Domínguez, en un escrito fechado en 1903, aseguraba que Chiapas era uno de los estados más pobres y más desgraciados de la República “porque los gobernadores, en vez de ocuparse del engrandecimiento y de la prosperidad del Estado, se dejan cegar por la ambición y sólo se afanan en hacerse ricos a sus expensas. Ésa ha sido la triste historia de Chiapas; ésa es su historia actual”.
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
27 de julio, 2015
Comparte

Por: Diego Cuesy Edgar (@diegoemilio21)

La actual pobreza y desgracia de Chiapas no sólo debe entenderse como el 76% de su población sin acceso a salud, educación de calidad, justicia y empleo bien remunerado, sino particularmente a la clase política extremadamente pobre en preparación técnica y valores encaminados al bien común. Desde 1620 ya se hablaba de que aquellos que ocupaban el cargo de gobernador de Chiapas compartían el común denominador de incompetencia y abuso de poder. Así se describe en el siguiente fragmento de una crónica del siglo XVII, citada en el libro Rebelión en chiapas: una mirada histórica (1999), del historiador y profesor de la Universidad de Harvard, Jon Womack Jr.

El puesto de gobernador es de no poca estima e interés, pues su poder llega muy lejos (…) además de dominar tanto sobre españoles como sobre los indios a su gusto y voluntad. Pero los bienes malhabidos nunca prosperan, como se vio con don Gabriel de Orellana, gobernador de esta ciudad y país en mis tiempos cuando, habiendo enviado ocho mil coronas de cochinilla, cacao, azúcar y cueros por el Río de Tabasco hacia la Habana, lo perdió todo a mano de los holandeses, quienes sin duda sabían cómo darle un mejor uso del que le hubiera podido dar el tiránico gobernador”.

También Don Belisario Domínguez, en un escrito fechado en 1903, aseguraba que Chiapas era uno de los estados más pobres y más desgraciados de la República “porque los gobernadores, en vez de ocuparse del engrandecimiento y de la prosperidad del Estado, se dejan cegar por la ambición y sólo se afanan en hacerse ricos a sus expensas. Ésa ha sido la triste historia de Chiapas; ésa es su historia actual”.

Durante este proceso electoral estatal fuimos testigo de muchas vulgaridades e incompetencias de esta clase política. En screenshots de grupos de whatsapp donde se coordinaban los acarreadores, aprendimos que se paga 400 pesos a un “promovido”. También atestiguamos cómo en Acapetahua y otros municipios se condicionaba el programa PROSPERA a cambio del voto de las beneficiarias. El presidente del Consejo Municipal Electoral fue destituido al ser exhibido negociando con el representante del PVEM; por coacción de voto detuvieron a la presidenta de Posgrados del gobierno estatal, hubo más de 200 denuncias ante la FEPADE y hasta el ridículo de una selfie falsa del partido oficial. A pesar de todo este show, en Tuxtla Gutiérrez acudió a votar el 33.97% del padrón, 42% en Tapachula y 36% en San Cristóbal, las tres ciudades más pobladas del estado.

Sin embargo, ¿deberíamos ser optimistas? Sucede que muchos chiapanecos, dentro y fuera del estado:

  • Estamos hartos de las injusticias e ineficiencias de los tres poderes de gobierno;
  • Entendemos que la participación va más allá del voto, se trata de vigilar, exigir y proponer permanentemente;
  • Sabemos que existen conocimientos, métodos y herramientas para encontrar soluciones a los problemas del estado, y
  • Tenemos la certeza de que para ser pagudo o político no se necesita ser zalamero y buscar hueso.

En la última década se ha visto a asociaciones civiles, colectivos ciudadanos, comunidades, académicos, empresarios y a la cooperación internacional, trabajando como contrapeso a esa figura del gobernador absoluto e incompetente. Aunque las candidaturas independientes no tuvieron la misma fuerza que en los comicios del 07 de junio, (ver entrevista de P. Ferriz a candidatos independientes), la Brigada Cazamapaches, red de denuncia ciudadana, está siendo protagonista en la capital. En un mitin celebrando la potencial victoria del candidato del PAN Paco Rojas en el Parque de la Marimba, el empresario y futuro candidato independiente a la gubernatura en 2018, Rómulo Farrera, precisó que es un deber de los ciudadanos vigilar a su gobierno.

No es coincidencia que el estado más pobre del país tenga una democracia pobre. Pero las instituciones, como las personas, debemos adaptarnos a los nuevos tiempos. Bienvenida la ocupación de la política por la redes ciudadanas, apoyadas en la tecnología y motivadas por el hartazgo y las ideas.

 

@DHPMexico

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts