¿Taxis chafas o choferes pirata? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
¿Taxis chafas o choferes pirata?
La conversación en torno a Uber no debe ser sobre un pleito por diferencias entre “taxistas que dan mala espina” y “choferes piratas para fresas”. Centrarse en eso es reproducir estereotipos dañinos y cegarse a una realidad global más compleja.
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
8 de mayo, 2015
Comparte

Por: Diego E. Cuesy Edgar (@diegoemilio21

El pasado jueves 7 de mayo en la Ciudad de México se anunció la ilegalidad de Uber. Unos argumentan que el servicio es entre privados, por lo que la empresa no es comparable con un servicio de transporte público. Otros argumentan que es competencia desleal ya que un taxista tiene que, en promedio, pagar alrededor de 40 mil pesos y pasar por muchos procesos burocráticos para poder trabajar. Unos dicen que esta decisión envía un mensaje a los usuarios que su seguridad es menos importante que un grupo de interés. Algunos taxistas aseguran que su seguridad siempre está comprometida y que ellos no pueden anotar el número de placas de sus clientes.

Lo cierto es que esta decisión no es exclusiva de dinámicas de poder en la Ciudad de México y tampoco es exclusiva del sistema de transporte. Desde la India y Tailandia hasta Alemania, España y Suiza, la prohibición de Uber es una tendencia global y está relacionada con choques entre una innovación y un status quo rígido. Estamos en una era de cambios paradigmáticos, nuestros sistemas económicos, políticos y sociales están transformándose y este es sólo el inicio entre choques de este tipo.

Las plataformas de economía colaborativa están obligando a repensar los esquemas de regulación gubernamental. Cuando surgió AirBnb la industria hotelera pegó un grito en el cielo; ya no necesitabas ser parte de una gran asociación hotelera para que tu negocio tuviera fuerza, basta con la tecnología, el ingenio juvenil y una actitud hospitalaria para ingresar en el mercado. Incluso en San Francisco, la meca de la innovación, AirBnB fue acusado de violar algunas normas y tuvo que adaptarse.

Pensemos en un futuro no tan lejano. Imaginémonos que decido invertir en paneles solares, produzco toda la energía que consumo y compro una batería Tesla para almacenar los excedentes. ¿Qué me va a pasar con CFE si quiero vender esos excedentes? ¿Qué va a pasar cuando un número significativo de hogares produzcan su propia energía? Pensemos también en la batalla legal que se está dando en Estados Unidos porque ciudadanos fanáticos de la Segunda Enmienda Constitucional están imprimiendo pistolas con sus impresoras 3D. ¿Qué va a pasar con las grandes ensambladoras de autos cuando cada vez más hogares puedan pagarle a startups para que impriman el coche de sus sueños a menor costo?

La tecnología está avanzando a ritmos acelerados y los datos, siendo la infraestructura del futuro, están cambiando la forma en que funciona la economía. La conversación no debe ser sobre un pleito por diferencias entre “taxistas que dan mala espina” y “choferes piratas para fresas”. Centrarse en eso es reproducir estereotipos dañinos y cegarse a una realidad global más compleja. La conversación debe girar en torno a cómo diseñamos marcos regulatorios suficientemente ágiles para que una innovación sea aprovechable por todos y para todos. En la Ciudad de México existe suficiente talento para encontrar soluciones que sirvan de ejemplo a nivel mundial.

 

@DHPMexico

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts