Una sentencia contra los diputados de Tlaxcala...y ellos ni en cuenta - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
Una sentencia contra los diputados de Tlaxcala...y ellos ni en cuenta
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
15 de febrero, 2012
Comparte

Por:  Coral Avila Casco, Vocera Estatal de DHP* Tlaxcala y Homero Meneses Hernández.

En Tlaxcala, los diputados locales no se cansan de sorprendernos. Cuando los ciudadanos pensamos que las cosas no pueden empeorar, parece que en cada legislatura se esmeran por superar a sus antecesores. El problema es que los aventajan en improductividad, opacidad y en envilecer el cargo.

Hace un año, los integrantes de la actual legislatura se autoasignaron un préstamo para la adquisición de un automóvil y una laptop, hasta la fecha nadie sabe y nadie supo si realmente les descontaron de su dieta esos recursos, como afirmaron que se haría. Para sorpresa de los ciudadanos, la semana pasada los medios de comunicación dieron cuenta sobre la asignación de un bono extra para que los señores y señoras legisladoras adquieran un vehículo nuevo. Algunos diputados contrariados salieron ante los medios a desmentir esta información, ya que consideraron que dañaba su imagen.

Por ello, resulta incongruente que ante un hecho tan trascendental como una sentencia del Tribunal Superior de Justicia en contra del Congreso del Estado por el Juicio de Acción contra la Omisión Legislativa en materia de armonización legislativa con perspectiva de género, que fue interpuesta el 26 de noviembre de 2010 por varias organizaciones sociales encabezadas por el Colectivo Mujer y Utopía, y que fue respaldada por cientos de ciudadanos que comprometidos con la causa, los congresistas locales guarden silencio absoluto, sepulcral, en especial de su Comisión de Equidad y Género.

En 2008, desde muchas trincheras sociales y ciudadanas se han impulsado propuestas legislativas y de política pública para garantizar que las mujeres vivan libres de todo tipo de violencia. Las resistencias han sido muchas y a pesar de que desde entonces se buscó un acercamiento con el Poder Legislativo local, la única respuesta ha sido la indiferencia. Cada propuesta ciudadana presentada se ha ido directo a los archivos para llenarse de polvo; cada solicitud de audiencia con las integrantes de la Comisión de Equidad de Género ha obtenido el silencio como respuesta. Cada solicitud de rendición de cuentas sobre el trabajo legislativo en el tema de género ha sido olímpicamente ignorada.

Ante este escenario, en 2010, se presentó una denuncia por omisión legislativa, porque la anterior legislatura no tomo en cuenta las propuestas ciudadanas para armonizar la Ley que Garantiza el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia con los códigos Civil y Penal. La armonización legislativa tiene que ver con hacer que las leyes favorezcan el desarrollo integral de las mujeres, la cual no es una tarea optativa para los legisladores, ya que el Estado Mexicano ha firmado infinidad de tratados internacionales que lo obligan a ello. Pero a los parlamentarios tlaxcaltecas esto no les ha quitado el sueño.

El pasado 5 de diciembre de 2011, el Congreso del Estado, fue notificado de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia, sentencia que en sí misma es histórica y sienta precedente de un ejercicio ciudadano de justiciabilidad y exigibilidad. Sentencia ante la cual la soberbia legislativa ni se inmuta ni se acongoja.

Es bastante significativo que hasta el momento ninguna voz desde el Congreso local se pronuncie sobre la sentencia condenatoria. Con semejante evidencia de que el Poder Legislativo violenta el derecho de las mujeres a vivir libres de violencia, por lo menos la Comisión de Equidad y Género bien podría haber ya reconocido la deficiencia institucional y por lo menos convocar a las organizaciones sociales y a los ciudadanos y ciudadanas que interpusieron este recurso legal a una reunión con miras a realizar los trabajos de armonización legislativa.

Está claro que las señoras y los señores diputados no tienen mucha idea del tema y que su voluntad política es mínima; sin embargo, no deben perder de vista que ya existe una sentencia condenatoria y que, sobre todo, muchas mujeres y hombres exigen que la armonización legislativa con perspectiva de género se realice de manera profesional, responsable, congruente e integral. No se trata de realizar estos trabajos al vapor, sostenidos por la ocurrencia y alentados por la demagogia. No se trata de levantar la mano y aprobar lo primero que se presente, o de escuchar la voz de las aquellas organizaciones sociales que sólo endulzan el oído y extienden la mano para recibir dádivas.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia le daba 3 meses a los legisladores locales para iniciar los trabajos de armonización legislativa, mismos que concluirían el 5 de marzo y hasta la fecha no ha sucedido nada, silencio. Pero eso sí, en tribuna se desgarran las vestiduras por el tema de trata de personas en el estado de Tlaxcala. Podremos acusar a nuestros parlamentarios de improductividad legislativa, ignorancia en los temas trascendentales, opacidad en el manejo de sus recursos, pero hay que reconocerles sus grandes cualidades como oradores.

Las mujeres y los hombres que integran la presente legislatura en el estado, al parecer jamás se enteraron que como diputados y diputadas son los representantes del pueblo y que al ser elegidos se esperaría que defiendan los intereses de la gente que representan, incluidas las mujeres. No sería de extrañar que estos deformantes de las leyes encontraran alguna forma para buscar defender lo indefendible y así, ni cómo ayudarlos.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts