Urbano Vs. Salvaje - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
Urbano Vs. Salvaje
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
3 de febrero, 2012
Comparte

Por: Moyshen Moreno Brown (@moyshen)

Basta con el día a día en la Ciudad de México para sentir que vivimos en un estado salvaje. A las ciudades se les conoce como “junglas de concreto”, refiriéndose esencialmente a la abundancia de edificios, pero como habitante del Distrito Federal pensarías que es por tanta convivencia con “animales”, y no de los que encuentras en el zoológico o en National Geographic.

A pesar de todo el “salvajismo” al que nos sometemos viviendo en el D.F., dentro del transporte público o manejando por las calles; en México estamos peleados con los llamados “espacios verdes”. Vemos construcciones de centros comerciales, complejos departamentales y fraccionamientos. Nos estamos olvidando de la naturaleza y la cambiamos por otro tipo de naturaleza salvaje.

A partir de la revolución industrial, comienza un debate derivado por el ataque de la metrópoli hacia sus habitantes. La vida gira alrededor de las fábricas inglesas haciendo necesaria la planeación de las ciudades para convertirlas en espacios benignos para quienes la habitan. Las ciudades cuando comienzan a construirse, tomaban a la naturaleza como un signo de incivilidad, observar los remanentes de los bosques dentro de las ciudades se consideraba un signo de subdesarrollo. Arquitectos y ensadores como John Ruskin, considerado además el primer ambientalista, propone en el siglo XIX la necesidad de la conservación y de la arquitectura como algo funcional pero placentero.

Así nace en Francia el concepto del “Fleneur”, el caminante, aquel que disfruta la ciudad porque es bella. Ésta no debe atentar contra sus habitantes debe ser disfrutable, es por eso que surge la necesidad de los parques; como Central Park en Nueva York en 1857, un espacio que fue defendido como un descanso ante el “monstruo” de la ciudad.

Hace unos meses se hizo famosa la noticia de las jaurías de los perros callejeros y abandonados en la ciudad, sobretodo dentro del Bosque de Chapultepec. Fue tomado como un problema de salud y de seguridad, a lo que se respondió por medio de una caza literal contra los perros callejeros, capturándolos para sacrificarlos. Ellos son solo un ejemplo de cómo nuestro salvajismo atenta contra la naturaleza. El D.F. se extiende cada día, pero la ciudad se vuelve cada vez más perjudicial para los parques, los peatones, ciclistas y para los animales.

Los perros callejeros son uno más de los habitantes de la ciudad, no son un “problema”, pareciera que mientras más acabamos con la naturaleza más volvemos al ambiente citadino de una naturaleza salvaje.

Está bien que el hombre sea un ANIMAL POLÍTICO pero no se lo tomen tan literal;  vamos, Aristóteles no se refería a que actuemos como unos animales que apoyan que se mate perros callejeros, que nos hagamos pendejos cuando se trata de defender parques y espacios verdes o de no acabar con el tráfico de animales del Mercado de Sonora. Si nos insensibilizamos con la cuestión de los derechos de los animales y más aun de los animales en los espacios urbanos en los cuales vivimos, más nos degradaremos.

El próximo jueves 23 de febrero será el segundo #cafeDHP, éste tratará sobre “El derecho de los animales en espacios urbanos”. Ojalá nos acompañen a ahondar en este tema.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts