close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Blog de LEXIA
Por Lexia
En LEXIA somos expertos en descubrir y aplicar insights; ¿pero qué es un Insight? Es una compre... En LEXIA somos expertos en descubrir y aplicar insights; ¿pero qué es un Insight? Es una comprensión fresca y profunda de los sentimientos, motivaciones e ideas de las personas. Somos un colectivo interdisciplinario de humanistas que ha desarrollado un amplio conocimiento sobre distintos targets (niños, teens, mujeres) a lo largo y ancho de la estructura socioeconómica (base de la pirámide, clases medias, affluent), correlacionándolo con sus procesos como seres sociales (ciudadanos, audiencias y consumidores). En este espacio encontrarás información para descifrar y entender mejor las necesidades, deseos, temores y esperanzas que mueven a nuestra sociedad. Bienvenido a la mirada LEXIA. (Leer más)
El poder del 25
Las minorías apasionadas pueden cambiar la opinión de la mayoría, ¿qué tan grande debe ser un grupo para cambiar a la sociedad? Basta con el 25%, en México tenemos una gran oportunidad en caso de estar bien encaminada.
Por Lexia
11 de diciembre, 2018
Comparte

Por: Carlos Gutiérrez (@Nudo_Gordiano_)

 

 Las grandes cosas de un pueblo las realizan ordinariamente las minorías.

Joseph Ernest Renan

 

Existen minorías numéricas y minorías presenciales. Las primeras, hacen referencia a grupos de personas que cuentan con una menor cantidad de integrantes considerando el total de población. Las minorías presenciales son aquellas que, por una condición de edad, género, orientación sexual idioma, etcétera, no cuentan con las mismas garantías para ser diferentes ante las mayorías. En este caso, podemos ser parte de una o de ambas. Sin embargo, el cambio social, desde la evolución de las actitudes respecto al género, la equidad en la lengua hablada y escrita incluyendo circunstancias políticas, es una constante que nace en pocos y permea a muchos. El valor de las diferencias y el potencial de las aportaciones.

Un estudio que nos grafica el poder de las minorías fue publicado en junio de 2018 por la revista Science, titulado Experimental evidence for tipping points in social convention. El artículo describe un experimento en línea donde los investigadores intentaron determinar el porcentaje de la población necesaria para modificar el rumbo de la mayoría. El resultado: el 25%. Pareciera ser un número mágico.

El experimento fue diseñado y dirigido por Damon Centola, profesor asociado de la Escuela de Comunicaciones de Annenberg en la Universidad de Pennsylvania. De acuerdo con sus palabras para Scientific American: “una pequeña minoría puede ser realmente efectiva, incluso cuando las personas se resisten al punto de vista de la minoría”. Si bien el estudio se basó en un trabajo en línea, la realidad muestra que las minorías activas generan un cambio.

Esto tiene directa relación con la teoría de masa crítica, planteada por Philip Ball en su texto “Critical mass. One thing leads to another”, una acercamiento a la sociodinámica que expresa en la masa crítica el número suficiente de adoptantes de una innovación en un sistema social para que la tasa de adopción se convierta en autosuficiente y genere un cambio.

México nunca está ajeno de estas tendencias y de nueva cuenta posee una oportunidad de oro en los jóvenes de este país. Una minoría que aparentemente no es activa, considerando que estudios muestran que los llamados “ninis” se emplean de manera informal o esporádica.

De acuerdo con la OCDE en su indicador Youth not in employment, education or training (NEET) el promedio de los países miembros es del 14.2%. Cifra que no concuerda con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en el segundo trimestre de 2018 el cual presenta la cifra de 5.56 millones de jóvenes de 15 años o más que se encontraban sin estudiar ni trabajar, es decir, poco más del 25% de los 21.8 millones de jóvenes.

Uno de los planes de esta nueva administración que requiere de una atención y esfuerzo es el programa de capacitación Jóvenes Construyendo el Futuro, con el que el gobierno federal espera beneficiar a 2.3 millones de jóvenes de entre 18 y 29 años que no estudian ni trabajan, por medio de una beca mensual de 2 mil 400 pesos para estudios universitarios y de 3 mil 600 pesos para capacitarse en un centro de trabajo.

De acuerdo con el plan, se busca: “Integrar a jóvenes en actividades de capacitación en el trabajo; alejar a jóvenes del desempleo y del camino de conductas antisociales; acelerar la preparación de una reserva de jóvenes para las actividades productivas e incluir al sector privado en las actividades de responsabilidad social para el desarrollo productivo de los jóvenes”. La vara está alta y el compromiso es grande.

Hay que hacer de esta “minoría” un potencial agente de cambio positivo, resiliente, que se niegue, en palabras de Centola, a una “convención a renunciar”. Es una oportunidad que como sociedad no podemos dejar pasar, de otro modo no sabremos cuánto potencial de masa crítica perderíamos.

Basta revisar los casos de éxito en Escocia con Leaving School by the right door con más de doce años de vigencia, donde se ofrece una gama de opciones para jóvenes de 16 años que dejen la escuela, desde el servicio militar, iniciar un negocio, encontrar una especialización de labores y la reducción de impuestos en los primeros 3 años. Otro caso es Canadá con los Bladerunners de Vancouver enfocado en jóvenes de 19 a 30 años con múltiples barreras de acceso a oportunidades principalmente el origen y procedencia de pueblos originarios, brindando un apoyo integral en capacitación, intermediación laboral, apoyo emocional y desarrollo de habilidades blandas (incluso inteligencia emocional).

El programa que se implementará en México se enfoca en aspectos principalmente laborales y en el fortalecimiento de capacidades orientadas al trabajo y estudio, lo que restaría interés en aquellos jóvenes que buscan otras opciones no cubiertas por Jóvenes construyendo el Futuro. Sin embargo, deja a un lado la perspectiva integral de los jóvenes como un ser que aún está en crecimiento y formación.

La necesidad de abrir la perspectiva de acción brindado múltiples opciones, como en el caso escocés, e incluir ámbitos como el emprendimiento, las habilidades humanas y el acompañamiento psicológico, como el canadiense, es un factor de aprendizaje que puede extraerse de estos ejemplos, contribuyendo a la efectividad y eficiencia del programa. Que no nos impacte la procedencia del éxito, aprendamos de lo ya probado.

En LEXIA desde El México que vamos a construir asumimos el compromiso con la realidad social, cultural, económica y política del país a favor de las libertades, el fortalecimiento de la sociedad civil y el establecimiento de nuevos paradigmas y oportunidades para crear futuro para todos.

Imaginemos qué tanto puede hacer ese 25 por nosotros.

 

@LexiaGlobal

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.