¿Hay que mejorar la raza? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Blog de LEXIA
Por Lexia
En LEXIA somos expertos en descubrir y aplicar insights; ¿pero qué es un Insight? Es una compre... En LEXIA somos expertos en descubrir y aplicar insights; ¿pero qué es un Insight? Es una comprensión fresca y profunda de los sentimientos, motivaciones e ideas de las personas. Somos un colectivo interdisciplinario de humanistas que ha desarrollado un amplio conocimiento sobre distintos targets (niños, teens, mujeres) a lo largo y ancho de la estructura socioeconómica (base de la pirámide, clases medias, affluent), correlacionándolo con sus procesos como seres sociales (ciudadanos, audiencias y consumidores). En este espacio encontrarás información para descifrar y entender mejor las necesidades, deseos, temores y esperanzas que mueven a nuestra sociedad. Bienvenido a la mirada LEXIA. (Leer más)
¿Hay que mejorar la raza?
Hay que mejorar la raza extirpando del seno de la sociedad discursos e ideas que determinan el valor de una persona en función de su fisionomía, origen, estatus y otra serie de características que muchas veces son circunstanciales.
Por Norma Angélica Rodríguez Álvarez
6 de abril, 2021
Comparte

Como muchos pensamos, los mexicanos somos alegres, buena onda, gente cálida y hospitalaria, pero ¿lo somos siempre?

¡Hay que mejorar la raza! Miles de veces hemos escuchado esta frase entre familiares, amigos o conocidos, pero en cuántas ocasiones nos hemos detenido a reflexionar sobre ella. De modo general el mensaje que lleva es: buscar lo “mejorcito” (término un tanto subjetivo que trataré de definir adelante) para procrear y darle una especie de upgrade a la familia.

Bajo este tenor, el turismo del que gozamos en México podría significar una de tantas oportunidades para encontrar aquella persona güera, de ojos claros y rubia que es ese mejorcito que nos puede arreglar la raza según lo que se nos ha adoctrinado.

Según el informe de CIERRE DE LA TEMPORADA VACACIONAL DE FIN DE AÑO 2019/2020 de la SEDETUR, del 21 de diciembre 2019 al 7 de enero de 2020 arribaron 1 millón 417 mil 298 turistas a Quintana Roo, de los cuales el 13.7% se concentró en Tulum, que figuró como uno de los destinos más visitados de la región. Durante diciembre de 2019 y enero de 2020, de acuerdo con la base de datos de eventos de entrada aérea a México de la SEGOB, arribaron a los aeropuertos de Quintana Roo 673,713 turistas provenientes de Estados Unidos, 233,047 provenientes de Europa y 195,076 desde América del Sur y América Central.

Como podemos ver, este paraíso turístico recibe a miles de personas de diversas nacionalidades y con variados fines: vacaciones, cultura, trabajo y, por supuesto, la fiesta que no se excluye de ninguno de los anteriores. Y esto no es de extrañarse ya que, como muchos pensamos, los mexicanos somos alegres, buena onda, gente cálida y hospitalaria, pero ¿realmente lo somos?

El pasado 28 de marzo Victoria Salazar, salvadoreña de 36 años, trabajadora de la limpieza en un hotel y madre de dos hijas adolescentes, fue asesinada por cuatro policías mexicanos en Tulum. Su crimen: alteración del orden público. Parecería excesivo el castigo que recibió por este delito menor, sobre todo si consideramos que en un lugar como este seguramente infinidad de turistas extranjeros incurren en esto y no corren la misma suerte que ella, pero yo diría que su mayor “delito” fue reunir las siguientes características: ser mujer, ser pobre, ser morena y ser migrante, porque de haber sido rubia, alta y de ojos claros seguramente sus actos habrían pasado inadvertidos.

Este acontecimiento bien puede clasificarse como un acto de brutalidad policiaca, a poco menos de un año de un evento que nos remite a Minneapolis donde George Floyd fue asesinado de una forma muy similar a ella. Lo que ambos sucesos tienen en común es el racismo (aunque seguramente no todos lo notaron), lo que tienen de diferente ha sido la polémica e indignación que el hecho ha tenido especialmente en México. Dónde están los frames en las fotos de perfil pidiendo justicia o los # de Black Lives Matter para expresar la indignación que causa un hecho de esta naturaleza.

Si quitamos el lente del feminismo, que ha cobrado mucha fuerza últimamente, en lo personal yo no he visto el mismo enojo ni la conversación tan amplia en torno a Victoria, especialmente entre los mexicanos, incluso no de la misma manera en que observé a muchos pronunciarse con gran enfado en contra de las caravanas migrantes que atravesaron el país en busca de una mejor vida siendo víctimas de una profunda deshumanización, vistos como simple mercancía (Los Migrantes: el viaje al cielo desde el infierno, LEXIA) y además víctimas de ese sutil pero muy latente racismo y clasismo que caracteriza a los mexicanos.

Es cierto, hay que mejorar la raza extirpando del seno de la sociedad discursos e ideas que determinan el valor de una persona en función de su fisionomía, origen, estatus y otra serie de características que muchas veces son circunstanciales; desaprendiendo y cuestionando todo aquello que hoy nos impide ser esa “mejor raza” libre de prejuicios, racismos y etiquetas denigrantes que hoy son parte de nuestras estructuras y así, transformarnos en una sociedad tolerante e incluyente, y eso definitivamente sí sería mejorarnos.

* Angélica Rodríguez Alvarez es orgullosa egresada de la UNAM como Licenciada en Administración, cuenta también con un semestre de estudios en Administración de Negocios Internacionales en Groupe Sup de Co La Rochelle, Francia donde desarrolló su pasión por el Marketing estratégico, también atendió el curso de Branding y gestión de marca impartido por el ITAM. Es fervorosa creyente de que podemos cambiar nuestra realidad y siempre tiene la voluntad de brindar ayuda a las personas en desventaja.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.