close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Blog de LEXIA
Por Lexia
En LEXIA somos expertos en descubrir y aplicar insights; ¿pero qué es un Insight? Es una compre... En LEXIA somos expertos en descubrir y aplicar insights; ¿pero qué es un Insight? Es una comprensión fresca y profunda de los sentimientos, motivaciones e ideas de las personas. Somos un colectivo interdisciplinario de humanistas que ha desarrollado un amplio conocimiento sobre distintos targets (niños, teens, mujeres) a lo largo y ancho de la estructura socioeconómica (base de la pirámide, clases medias, affluent), correlacionándolo con sus procesos como seres sociales (ciudadanos, audiencias y consumidores). En este espacio encontrarás información para descifrar y entender mejor las necesidades, deseos, temores y esperanzas que mueven a nuestra sociedad. Bienvenido a la mirada LEXIA. (Leer más)
Los likes y tu aprobación social
Los likes han dejado de ser la simple muestra de un “me gusta” en las publicaciones de Instagram. Se han comprendido como una muestra de aprobación social a lo que uno es, lo que hace y lo que comparte.
Por Lexia
7 de agosto, 2019
Comparte

Por: Montserrat Chávez (@MontseChavez129)

Hace unos días leí una noticia en la que decía que Facebook había decidido expandir la prueba de ocultar los likes de Instagram, es decir, hacerlos privados.

Para ser sincera, mi lado de mercadóloga me hizo pensar en cómo esto implicará un cambio importante para los influencers y su trabajo con las marcas, pues esta iniciativa implica que los likes dejen de ser una métrica que determine su éxito y el impacto que tienen sus publicaciones.

Sin embargo, decidí adentrarme más en el tema y me di cuenta de que esta decisión tomada por Facebook tiene un trasfondo mucho más importante, el impacto social y, ahora psicológico, que tienen los likes. Y es que en 2017 un estudio realizado en Reino Unido por Royal Society For Public Health declara a Instagram como la peor red social debido al impacto que tiene en la salud mental de sus usuarios.

redes sociales

Esta es una gráfica del estudio realizado por Royal Society For Public Health. En ella podemos observar que Youtube es la red social que mayor impacto positivo tiene en los jóvenes, mientras que Instagram es catalogada como la red social con mayor impacto negativo.

En esta gráfica se ilustra el impacto de Instagram en la salud y bienestar de sus usuarios; de lado derecho se observa los impactos positivos, siendo la auto expresión el principal beneficio identificado. De lado izquierdo se ilustra perfectamente el desequilibrio en la salud mental que genera, siendo afectaciones en el sueño el principal problema, seguido de la preocupación por la imagen corporal y el miedo a quedarse fuera del mundo tecnológico (FoMO “fear of missing out”).

En un principio me parecía irreal que una red social pudiera ser declarada causante de desequilibrio en la salud mental de los usuarios, pues yo veía a Instagram como una forma de distraerte y curiosear de lo que pasa alrededor. Pero, analizando el tema, la verdad es que tiene todo el sentido; al ser una de las principales formas de interactuar con el exterior, se ha convertido en una plataforma que funge como carta de presentación y aprobación social, especialmente para las nuevas generaciones. Lo que para algunos de nosotros significaba solo subir una foto divertida que nos gustara mucho, para otros ya es cosa seria, si no, basta con ver la cantidad de filtros y fotografías “profesionales” que se encuentran en ella junto con los créditos del autor “by @chuchitolopez”

Y es muy sencillo de explicar este enfoque que se le ha dado a Instagram en particular. Ahora, al subir una fotografía en nuestro muro de Instagram se trata de mostrar la mejor versión de uno porque, seamos sinceros, buscamos que todo lo que subimos sea lo más padre, con nuestro mejor outfit, enseñar el restaurante al que fuimos, el platillo tan exquisito que pedimos, las vacaciones que tuvimos con paisajes increíbles, las compras que realizamos y así podría seguir la lista. Es decir, mostramos solo lo que queremos que vean nuestros seguidores (y me incluyo porque Instagram es mi red social favorita y nunca subo fotos que yo no considere que vale la pena compartir).

Al platicar del tema con amigos, me recomendaron ver el capítulo de “Caída en picada” de Black Mirror (porque sí, soy de esas “raras” que no ha visto la serie) ya que la historia refleja una realidad al demostrar como para algunos su vida se rige por las redes sociales y claro, por el puntaje que obtienen en ellas, por lo tanto, viven ante un constante estrés pensando de qué manera lograrán destacar, tener mayor número de seguidores y que la mayoría de ellos aprueben su forma de ser a través de lo que publican.

En este sentido, los likes ya no significan un simple “me gusta”, son la métrica oficial del nivel de aceptación y relevancia que tienen en el mundo digital “si no reciben gran cantidad de likes no existen”; llegan a un punto en el que pareciera que sus redes sociales han dejado de ser plataformas para el esparcimiento y ahora les exige vivir ante un constante proceso creativo, pues deben pensar qué tienen que hacer para lograr ser aceptado por su grupo de seguidores y mantenerse vigentes en ese mundo tan efímero.

El ocultar los likes puede ser un acierto para contribuir a reducir este impacto negativo. Sin embargo, para las nuevas generaciones la interacción digital es parte de su día a día, por lo tanto, seguirán en la búsqueda de métricas que les permita pautarse, saber qué tanto impacto tienen, compararse y competir con los demás.

De hecho, algo que debería preocupar aún más y en lo que considero también se debería poner atención, es la facilidad con la que uno puede convertir su cuenta en un “business profile” pues, ante esta iniciativa de ocultar los likes, este podría ser la solución para muchos con el objetivo de seguir “midiéndose”; una solución que podría incluso incrementar esos problemas de ansiedad, pues este tipo de perfiles brindan al usuario acceso a mayor cantidad de métricas como top posts, alcance, impresiones y desempeño.

En fin, las redes sociales cada vez toman un rol significativo en la vida de todos, para algunos es la manera de mantenerse actualizados de lo que pasa alrededor, para otros son sus herramientas de trabajo y para otros su modo de vida; pero lo importante es saber establecer límites y no dejar que se conviertan en quienes determinen nuestro bienestar emocional, entender que un like no es más que un número y no un reflejo de aceptación o aprobación social.

Esta iniciativa de Facebook nos invita a reflexionar cuál es la fuente del problema ¿la herramienta o el enfoque que como usuarios les estamos dando? Yo no sé si la autorregulación sea la solución a esto, pero lo que sí tengo muy claro es que seguiré viendo Black Mirror y subiré una foto en Instagram para dejar de ser “la rara”.

@LexiaGlobal

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.