close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Blog de LEXIA
Por Lexia
En LEXIA somos expertos en descubrir y aplicar insights; ¿pero qué es un Insight? Es una compre... En LEXIA somos expertos en descubrir y aplicar insights; ¿pero qué es un Insight? Es una comprensión fresca y profunda de los sentimientos, motivaciones e ideas de las personas. Somos un colectivo interdisciplinario de humanistas que ha desarrollado un amplio conocimiento sobre distintos targets (niños, teens, mujeres) a lo largo y ancho de la estructura socioeconómica (base de la pirámide, clases medias, affluent), correlacionándolo con sus procesos como seres sociales (ciudadanos, audiencias y consumidores). En este espacio encontrarás información para descifrar y entender mejor las necesidades, deseos, temores y esperanzas que mueven a nuestra sociedad. Bienvenido a la mirada LEXIA. (Leer más)
Viaje al “cielo” desde el infierno. Narrativas migrantes de la travesía III
Cientos de miles de migrantes centroamericanos y mexicanos forman un concierto coral cuya narrativa racional es llegar a Estados Unidos para vivir mejor, amparados en una “irracional” fe que les protege subjetivamente de los peligros y las consecuencias. En este código religioso el Cielo es Estados Unidos; el trayecto el Purgatorio; México, Guatemala, El Salvador y Honduras, el Infierno.
Por Lexia
12 de julio, 2019
Comparte

Por: Adriana Arizpe y Guido Lara (con la colaboración de Carol Chavez y Yolanda Barrita)

EL INFIERNO

El infierno

La descomposición de la economía, la seguridad y la ausencia de estado de derecho en los países centroamericanos y lamentablemente también en amplias regiones de México se convierten en un verdadero infierno para las personas.

Toda la situación en América Latina está más agudizada en Centroamérica con este problema de la pobreza, de las maras; la gente está como loca por quererse venir por acá para poder subsistir y salir adelante.

Los motivos económicos siguen siendo relevantes, aunque como veremos más adelante, una cosa es la miseria y otro los peligros de vejaciones y muerte violenta.

Tengo que arriesgarme. Si me muero de hambre aquí, mejor me muero de hambre para allá, pero queriendo luchar, luchando para salir adelante, dejar un patrimonio para mi familia.

Mi familia tuvo que irse porque la situación de desempleo en este país es preocupante, uno tiene que ver la manera de sacar a sus hijos adelante y no teníamos más opciones.

Mis sobrinos se fueron a Estados Unidos con mi hermano porque no tenían futuro, no hay empleo y la situación económica era muy difícil para ellos aquí en Guatemala.

Los niveles de violencia sufridos por estos migrantes están en los primeros lugares de la lista en todo el planeta. Es tan duro lo que viven en sus ciudades y comunidades que es muy comprensible la decisión de embarcarse en travesías tan riesgosas como impredecibles.

De todos los hondureños que van solo la mitad van a llegar vivos, ahora también se suman los salvadoreños, la gente está temerosa por la delincuencia en los países y ¡los gobiernos no hacen nada!

He tenido muchas amistades que nos han matado, un primo mío hace dos años y me lo mataron, tengo mucha pérdida así que me han matado, yo cuando regreso me da miedo.

Eran felices ahí en su rancho, y lo mataron y a un señor que vivía con él, era mudito, a su esposa la balacearon, le quebraron el codo, todo eso, la llevaron al hospital. Ella no veló, ni enterró, ni los nueve días, nada, sacaron todo lo que pudieron y se fueron, perdieron tierras, animales, todo lo que estaba ahí en una noche, para amanecer en un día. Le digo, se viene por eso, si no se sale lo matan ahí en el Salvador.

La presencia ubicua y amenazante de las maras está provocando un verdadero éxodo de refugiados de la violencia.

Hay mucho pandillero, mucha gente que matan allá, allá no puede decir nada de la vecina, no puede hablar nada de un hombre que ande mal vestido, traiga tatuaje, la gente ya piensa mal de usted. Si usted dice algo que no parece, al otro día ya no amanece.

¿Entonces qué es lo que pasa ahora? Y lo vamos a ver los salvadoreños, si ya tiene 15 años ya está bueno para las pandillas… ¿Qué es lo que haces como padre de familia?

Mi hijo se fue ilegal porque los mareros lo querían reclutar, cuando los jóvenes se niegan a ingresar a las maras los matan cruelmente y yo no quería perderlo.

Esta violencia se está ensañando con las mujeres1. Es impresionante y creciente el número de mujeres que migran solas o con sus hijos, especialmente de Honduras y El Salvador, que huyen de la violencia machista. A la impunidad estructural se suma el grado extremo de crueldad y sadismo con que los crímenes están siendo perpetrados. A la violencia intrafamiliar se suma la macabra actuación de las maras que emprenden mutilaciones de órganos sexuales, estrangulamiento y violaciones delante de sus hijos. Hay dos factores que están llevando a este sadismo a grados tan extremos: la práctica macabra de usar a las mujeres como terreno de guerra para marcar quien domina, y la absoluta impunidad y desinterés de los gobiernos para proteger a las mujeres de la violencia doméstica y de género que tiene plagada a Latinoamérica de feminicidios y que coloca a Honduras y el Salvador entre los cinco países más peligrosos del mundo para las mujeres.

Mi prima se fue ilegal porque el marido que tenía se metió a la delincuencia y cuando lo metieron preso amenazaba a mi prima con matarla si no iba a verlo al presidio cada vez que él quería y le exigía que le dejara el niño durmiendo en la cárcel. Ella tuvo que irse y pidió asilo político.

La violencia no ha cesado nada; vamos a ver qué pasa porque a ella ya la habían amenazado, habían querido abusar de ella y por eso la mandé traer.

Ayudé a mi hija para que se fuera para allá porque la amenazaron de muerte aquí en Honduras y no tuvimos otra opción.

Conclusión

El fenómeno de migración de centroamericanos y mexicanos a Estados Unidos convive en dos dimensiones contradictorias que claramente no se tocan una a la otra. Los migrantes se han convertido en moneda de cambio, en carne de cañón, en carroña para los buitres electoreros y “algo” más a ser traficado por parte de las bandas criminales.

No se les reconoce como seres humanos con derechos, con problemas de salud, con carencias insuperables, con un sufrimiento profundo por la desigualdad social que los ha hundido en la pobreza, la falta de oportunidad, la miseria y la inseguridad física.

Miles y miles de ellos en realidad entran dentro de la figura de refugiados2. Personas que huyen del conflicto y la persecución. Su condición y su protección están definidas por el derecho internacional, y no deben ser expulsadas o retornadas a situaciones en las que sus vidas y libertades corran riesgo.

Más allá de la aguda politización del fenómeno. Lo humano es atender las necesidades de las personas que dejan su lugar de origen hacia un nuevo destino, desesperados por la falta de oportunidades económicas, el deseo de reunificar una familia o el cada vez más grave fenómeno de una violencia cruda, brutal y desalmada.

Que su voz, sus risas, sus llantos, sus gritos de auxilio no se estrellen en los muros de exclusión ni en el ensordecedor ruido mediático de los mercenarios del caos y del conflicto.

Hay que ir a la raíz y solucionarlo humanamente. Lo humano es que el Infierno deje de serlo. Solo reconstruyendo naciones con desarrollo económico, instituciones democráticas bajo el imperio de ley será posible contener el éxodo. De otro modo la ola migrante seguirá creciendo y será arrolladora, impulsada por las fuerzas incontenibles de la razón y la fe.

@LexiaGlobal

 

Viaje al “cielo” desde el infierno. La travesía migrante I

Viaje al “cielo” desde el infierno. La travesía migrante II

 

1 t ‘Someone Is Always Trying to Kill You’ by Sonia Nazario. Disponible aquí.

2 Disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.