Aumenta la desnutrición severa entre los niños de Abs, norte de Yemen - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de MSF
Por Médicos Sin Fronteras
Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su... Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin discriminación por raza, religión o ideología política. En reconocimiento a su labor, MSF recibió en 1999 el Premio Nobel de la Paz. Contáctanos en: www.msf.mx en Twitter: @msf_mexico Facebook: www.facebook.com/MSF.Mexico o YouTube: www.youtube.com/user/msfmexico (Leer más)
Aumenta la desnutrición severa entre los niños de Abs, norte de Yemen
Seis años de guerra en Yemen ha diezmado la economía, destruyendo los medios de vida para que la gente ya no pueda permitirse comida para alimentar a sus familias o combustible para viajar en busca de trabajo o atención médica. Sin ayuda humanitaria, muchas familias no comerían nada.
Por Muriel Boursier
5 de marzo, 2021
Comparte

Hamdi aún no tiene dos años, pero ya es la segunda vez que ingresa como paciente en el Hospital Abs de Médicos Sin Fronteras, en el norte de Yemen. La primera vez que tenía cinco meses. Ahora, poco más de un año después, sufre de desnutrición severa con neumonía. Sus párpados están hinchados, tiene tos constante y le cuesta respirar. Su familia ha vivido en un país en guerra durante los últimos seis años, mientras que él ha conocido la guerra durante toda su vida.

Hamdi es uno de los más de cien niños que MSF ha tratado en el Centro de alimentación terapéutica para pacientes hospitalizados desde principios de año. La mayoría de ellos tiene menos de cinco años y todos padecen desnutrición grave. Siempre vemos un aumento en los casos en el hospital en esta época del año, pero en estos días es peor: los casos aumentaron un 41% en el mismo período de seis meses que el año pasado. Duele mirar a los niños ingresados ​​en la sala de 50 camas de este remoto pueblo.

Hay muchas razones por las que vemos niños desnutridos en Abs, pero la mayoría de ellas están conectadas con el brutal conflicto de seis años que ha plagado a Yemen desde 2015. La guerra ha diezmado la economía, destruyendo los medios de vida para que la gente ya no pueda permitirse comida para alimentar a sus familias o combustible para viajar en busca de trabajo o atención médica. Muchos miembros del personal del sector público, incluidos los trabajadores médicos, no han recibido su salario en años. Los precios aumentan sin control: sin ayuda humanitaria, muchas familias no comerían nada.

La gran mayoría de la población yemení depende de la ayuda humanitaria para sobrevivir, pero a pesar de esta clara necesidad, es un desafío constante para las organizaciones humanitarias llegar a las poblaciones más vulnerables. La respuesta humanitaria para Yemen carece de continuidad, es insuficiente y cuenta con fondos insuficientes.

MSF ha trabajado en el distrito de Abs durante más de cinco años. Proporcionar programas de apoyo nutricional más consistentes y duraderos y mejorar el acceso al agua tanto en los campamentos de desplazados como en las comunidades de acogida reduciría el número de niños con desnutrición grave que llegan al hospital. En cambio, la cantidad de pacientes que tratamos a menudo excede la capacidad de la sala.

La desnutrición expone a los niños a una serie de enfermedades secundarias, que pueden ser fatales si no se tratan. La diarrea, el sarampión y las infecciones respiratorias suenan como enfermedades infantiles normales para muchos niños en todo el mundo, pero para los niños que ya están debilitados y carecen de nutrientes esenciales, y en ausencia de acceso oportuno a la atención médica, pueden tener consecuencias potencialmente mortales. Muchas de las complicaciones de salud relacionadas con la desnutrición que tratamos podrían evitarse con la prestación de servicios básicos a nivel de atención primaria de la salud.

Por los miles de pacientes que tratamos en Abs Hospital cada año, sabemos que lamentablemente la historia de Hamdi es común. Los niños que tratamos están acostumbrados a que sus padres se preocupen sin cesar por la situación económica: los padres desaparecen durante días en busca de trabajo, combustible o comida. Las madres hacen todo lo posible para alimentar a sus familias y, sin embargo, a pesar de todos estos esfuerzos, los niños pasan hambre. Si bien esta realidad aparece regularmente en los titulares, vemos pocos cambios sobre el terreno. El mundo está ocupado con muchas otras prioridades, pero es difícil creer que los gobiernos y los actores humanitarios del siglo XXI no puedan hacer más por los niños en Abs.

Los yemeníes están siendo empujados al límite absoluto de su capacidad de recuperación. La guerra ha matado a unas 233.000 personas desde 2015. Ha desplazado a millones, a menudo varias veces. Ha destruido la infraestructura y el sistema de salud en particular. Los civiles yemeníes no pueden seguir así. Las partes en el conflicto y la comunidad humanitaria de donantes y organizaciones deben garantizar que las familias puedan acceder a alimentos y servicios esenciales, y que la asistencia humanitaria llegue a quienes la necesitan con urgencia. Los niños que tratamos en Abs Hospital, que se las arreglan contra viento y marea para superar la desnutrición severa, las enfermedades cardíacas, la neumonía y otras enfermedades graves, no deben ser defraudados por quienes tienen el poder de ayudar.

* Muriel Boursier es Jefa de Misión de MSF en Yemen.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.