En Rusia también hay desplazados por el conflicto en Ucrania
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de MSF
Por Médicos Sin Fronteras
Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su... Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin discriminación por raza, religión o ideología política. En reconocimiento a su labor, MSF recibió en 1999 el Premio Nobel de la Paz. Contáctanos en: www.msf.mx en Twitter: @msf_mexico Facebook: www.facebook.com/MSF.Mexico o YouTube: www.youtube.com/user/msfmexico (Leer más)
En Rusia también hay millones de desplazados por el conflicto en Ucrania
El conflicto con Ucrania ha desplazado hacia Rusia a 2.4 millones de personas, a quienes se les provee atención médica para enfermedades crónicas, tratamiento de VIH, salud mental y una línea telefónica que provee consejos de salud.
Por Médicos Sin Fronteras
22 de septiembre, 2022
Comparte

La escalada del conflicto armado internacional en Ucrania ha terminado por forzar a más de 10 millones de personas hacia países vecinos desde finales de febrero hasta hoy. De estos, más de un cuarto han cruzado hacia Rusia, acorde a la ONU. Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Rusia están actualmente apoyando con esfuerzos para proveer atención médica a personas desplazadas, incluyendo trato para enfermedades crónicas, tratamiento de VIH, salud mental y una línea telefónica que provee consejos de salud.

Muchas de las 2.4 millones de personas desplazadas a Rusia por el conflicto se encuentran en el sur del país, incluyendo las regiones de Vorónezh, Rostov del Don y Bélgorod. El personal de MSF en Vorónezh está trabajando con oenegés locales para apoyar la distribución de artículos de emergencia, incluyendo comida, consumibles médicos y artículos de limpieza y aseo.

Desde mayo, MSF ha estado en colaboración con organizaciones locales para manejar una línea telefónica directa en atención a personas desplazadas. A través de esta línea, las personas pueden obtener información sobre temas de salud y ayuda legal para conseguir los documentos necesitados para acceder a los servicios de salud gratuitos en Rusia. Con la ayuda de las organizaciones locales, trabajo social y proveedores de salud local, MSF busca unir a las personas desplazadas en necesidad con los servicios humanitarios y médicos disponibles. Los equipos de MSF, por lo pronto, han facilitado el acceso a sistemas de salud existentes a 500 personas con enfermedades crónicas y otras condiciones médicas, incluyendo condiciones cardiovasculares, endocrinológicas, neurológicas, oncológicas y pediátricas.

El conflicto ha cobrado un coste psicológico muy alto en las personas obligadas a huir de sus casas, quienes presentan sentimientos de pérdida y ansiedad sobre el futuro. Además, muchas familias han sido cortadas en dos por el conflicto; parientes cercanos se encuentran en diferentes bandos del frente y seguido ya no hablan entre sí. Viendo el nivel de las necesidades de salud mental, altos niveles de ansiedad, estrés, problemas para dormir, ataques de pánico, condiciones psicosomáticas y depresión, el personal de MSF está proveyendo sesiones de acompañamiento psicológico.

“Como una organización médica humanitaria, MSF está comprometido con trabajar de la mano de los sistemas existentes para responder a las necesidades médico-humanitarias de las poblaciones afectadas por el conflicto y buscamos expandir nuestro apoyo hacia Dombás y otros territorios controlados por Rusia”, dijo Nicolas Peissel, Coordinador de Emergencia de MSF.

En San Petersburgo y Moscú, MSF escaló la asistencia que se ha prestado desde 2020 en los últimos meses con otras organizaciones para asegurar que las personas desplazadas con VIH puedan continuar obteniendo acceso vital al tratamiento antirretroviral interrumpido por el conflicto.

Natalya (nombre ficticio) de 41 años llegó a la unidad médica de la ONG rusa Acción Humanitaria en San Petersburgo -una de las organizaciones que trabaja actualmente con MSF- para conseguir sus antirretrovirales. Ella fue trabajadora de la salud en un establecimiento de rehabilitación de pacientes con lesiones de la médula, hasta que tuvo que desplazarse de Sláviansk en el este de Ucrania, primero al oeste del país y luego Polonia, con un paciente que estaba bajo su cuidado antes del conflicto; un adolescente paralizado después de una lesión en la médula. “Estaba bien en Polonia -dice ella- pero estábamos acomodados en un gran salón con muchas otras personas y con sus necesidades de higiene fue extremadamente complicado”. Ella decidió moverse a Rusia para que pudiera conseguir apoyo del padre del paciente que vive en San Petersburgo.

Natalya resultó positiva para VIH a principios de este año, después de sentirse mal y tenía un sarpullido inusual. “Ni siquiera sé cómo lo conseguí”, ella dice. “Tal vez me infecté porque trabajaba en un establecimiento médico”. Acción Humanitaria recibe apoyo de MSF para proveer a Natalya y otros como ella con suministros de tres meses de antirretrovirales, mientras se les ayuda a integrarse al sistema de salud estatal. “Solo sueño que el próximo año, en la primavera, podamos estar de vuelta en Sláviansk”.

@MSF_Mexico

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.