close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
El blog de MSF
Por Médicos sin Fronteras
Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su... Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin discriminación por raza, religión o ideología política. En reconocimiento a su labor, MSF recibió en 1999 el Premio Nobel de la Paz. Contáctanos en: www.msf.mx en Twitter: @msf_mexico Facebook: www.facebook.com/MSF.Mexico o YouTube: www.youtube.com/user/msfmexico (Leer más)
Hodeidah, la ciudad de Yemen que podría ser sitiada
Al ser un punto estratégico para las importaciones que recibe Yemen, la coalición formada por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos lucha por tener el control de la ciudad. Ante esto, los habitantes de Hodeidah sufren desabasto de alimentos y combustible. Los equipos de MSF trabajan en la zona para atender a los heridos de guerra.
Por Médicos sin Fronteras
28 de junio, 2018
Comparte

El miércoles 13 de junio, fuerzas leales al presidente Hadi, con el apoyo de la coalición liderada por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (SELC), lanzaron oficialmente una ofensiva para tomar la ciudad de Hodeidah de las fuerzas de Ansar Alá (Al Houthis). Todavía hay 600,000 personas viviendo en la ciudad. La mayoría de las importaciones de Yemen pasan por el puerto de Hodeidah en el Mar Rojo, por lo que es una de las pocas líneas vitales de abastecimiento que quedan para las personas que viven en el norte de Yemen. MSF actualmente está aumentando su capacidad médica en el área.

Caroline Seguin, coordinadora de proyecto de MSF, explica lo que ha estado sucediendo.

¿Cuál es la situación actual en Hudayda?

Las fuerzas respaldadas por el SELC actualmente están luchando contra las tropas de Ansar Allah por el control del aeropuerto de Hodeidah, ubicado a pocos kilómetros al sur del centro de la ciudad. Es muy difícil evaluar la situación, ya que todavía no tenemos personal de MSF dentro de Hodeidah, pero el personal médico con el que trabajamos ha informado sobre ataques aéreos y bombardeos dentro de la ciudad, y las personas han comenzado a abastecerse de alimentos y combustible.

Las fuerzas de Ansar Alá han estado muy activas en Hodeidah, cavando trincheras y construyendo barricadas, desplegando tropas cerca de áreas civiles como zonas residenciales, hospitales y hoteles, lo cual es muy preocupante. El sistema de agua de Hodeidah se ha visto afectado por estas excavaciones, y los residentes han reportado escasez de agua. La electricidad ha estado fuera de servicio durante años y las personas usan generadores cuando pueden pagarlos.

Es difícil calcular cuántas personas han huido de la ciudad hasta ahora. Dentro de Hodeidah se han observado movimientos de población del sur de la ciudad hacia el norte. Algunas familias desplazadas se han trasladado aún más lejos a las gobernaciones vecinas de Dhamar e Ibb, y a la capital, Sana’a, donde pueden alquilar casas o quedarse con parientes. Desde que comenzó la guerra en marzo de 2015, el precio promedio del combustible se ha incrementado más de dos veces, por lo que huir de la ciudad puede costar a las familias una gran cantidad de dinero.

¿Qué está haciendo MSF en el área?

Los equipos de MSF están ayudando a los hospitales a atender a heridos de guerra en las ciudades de Hodeidah y Mocha, y en el distrito de Far Al Udayn, proporcionando suministros médicos y formaciones al personal médico. En Hodeidah, MSF ha enviado equipos médicos al hospital Al Thawrah, el principal hospital de la provincia, que brinda atención al 80 por ciento de los residentes de Hodeidah. También vamos a establecer un hospital de campaña cerca de Mocha, que se encuentra 180 kilómetros al sur de Hodeidah. Las personas con las que trabajamos informan que entre 30 y 60 personas heridas llegan todos los días al hospital de Mocha desde las líneas de combate. Sesenta por ciento de ellos son emergencias.

Nuestros equipos están respondiendo a la afluencia de personas heridas en las líneas de combate en Hodeidah y Taiz en el hospital de MSF en Aden. Actualmente están aumentando la capacidad de la instalación de 80 a 110 camas, con carpas adicionales que permitirán que más pacientes sean tratados. Desde que los enfrentamientos comenzaron en mayo, el hospital ha operado a su máxima capacidad y ha brindado atención a más de 150 pacientes provenientes de las líneas de combate.

Entre estos pacientes, el 15 por ciento son niños y adolescentes menores de 15 años. El ochenta por ciento de los pacientes son heridos por disparos, bombardeos y explosiones de minas terrestres. Deben conducir al menos seis horas para llegar a Aden, la mayoría del tiempo mientras están en una condición de salud crítica. El 23 de junio recibimos a civiles heridos por los bombardeos en Hays, una ciudad ubicada a 130 kilómetros al sur de Hodeidah. Fueron heridos alrededor de las 11 de la mañana en Hays, pero llegaron a Aden hasta las 6 de la tarde.

¿Cómo consideras que evolucionará esta situación?

Una de nuestras principales preocupaciones es que los combates dentro del centro de la ciudad puedan convertir a Hodeidah en una ciudad asediada con civiles atrapados en su interior. Las trincheras y barricadas, así como los enfrentamientos en curso, están haciendo que los movimientos de civiles sean cada vez más peligrosos, incluso con ambulancias. También se nos informó sobre personas heridas por minas terrestres hasta quienes las ambulancias no pudieron llegar. A MSF le preocupa que el acceso a los centros de salud, salas de emergencia y departamentos de maternidad o pediatría, sea aún más limitado para las comunidades que ya se han visto afectadas por más de tres años de guerra.

Además, la mayoría de las importaciones de Yemen, incluida la ayuda humanitaria, pasan por el puerto de Hodeidah. Esto lo convierte en una línea de vida esencial para los yemeníes que viven en el norte del país y para la continuación de la asistencia humanitaria. Por el momento el puerto está en funcionamiento, pero si fuera cerrado o dañado durante los combates, tendría un gran impacto en las operaciones humanitarias y en los precios de productos vitales, como los alimentos y el combustible.

 

@MSF_Mexico

 

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte