Mali: un paciente muere tras la retención violenta de una ambulancia de MSF - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de MSF
Por Médicos Sin Fronteras
Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su... Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin discriminación por raza, religión o ideología política. En reconocimiento a su labor, MSF recibió en 1999 el Premio Nobel de la Paz. Contáctanos en: www.msf.mx en Twitter: @msf_mexico Facebook: www.facebook.com/MSF.Mexico o YouTube: www.youtube.com/user/msfmexico (Leer más)
Mali: un paciente muere tras la retención violenta de una ambulancia de MSF
Tras la detención violenta de su ambulancia y ante el deterioro del contexto de seguridad en el centro de Mali, MSF vuelve a instar a todas las partes en el conflicto a respetar la ayuda médico-humanitaria, las instalaciones médicas y la población civil.
Por Médicos Sin Fronteras
7 de enero, 2021
Comparte

Una ambulancia de Médicos Sin Fronteras (MSF) que trasladaba a varios pacientes entre Douentza y Sévaré, en el centro de Mali, fue retenida violentamente por hombres armados durante varias horas el martes 5 de enero. Este hecho provocó la muerte de uno de los pacientes. MSF condena enérgicamente esta grave obstrucción de la ayuda médica y pide a todas las partes en el conflicto que respeten la acción humanitaria y médica, y la población civil.

En los últimos dos años, los incidentes violentos han aumentado tanto en número como en gravedad. La población del centro del país se encuentra atrapada entre grupos armados, de autodefensa e incluso fuerzas de seguridad nacionales o internacionales. A todo ello se suman conflictos locales intercomunitarios. Conscientes de estas rivalidades, grupos armados se han aprovechado de determinadas comunidades para lanzarlas unas contra otras. El resultado es que la violencia contra los civiles y los ataques indiscriminados contra pueblos enteros son omnipresentes en una zona fuertemente armada.

El Gobierno de Mali está envuelto en diversos conflictos armados con varios grupos que han sido identificados como organizaciones terroristas, conflictos para los que cuenta con el apoyo de contingentes regionales e internacionales. La situación implica la superposición de mandatos: tanto el mantenimiento de la paz como la lucha contra el terrorismo. Las actividades de los grupos armados y algunas medidas de seguridad represivas que se han implementado para combatir el terrorismo han impactado en la población. En algunos casos, se ha tomado a los civiles por combatientes y se les ha criminalizado por su pertenencia a un grupo étnico en particular.

“Condenamos rotundamente cualquier tipo de violencia contra nuestros pacientes, nuestro personal y los trabajadores sanitarios en general”, afirma Juan Carlos Cano, coordinador general de MSF en Mali. “Estamos consternados y pedimos a las partes en conflicto que respeten las ambulancias, el personal médico, los pacientes y sus acompañantes. Se debe permitir que los vehículos médicos transporten a los pacientes de manera segura”.

La ambulancia, claramente identificada con el logo de MSF, se dirigía al hospital general de Sévaré con tres pacientes que resultaron gravemente heridos en el bombardeo del 3 de enero en la región de Douentza. En el vehículo también se encontraban un enfermero del Ministerio de Salud, un acompañante y el conductor. Los hombres armados los ataron, los agredieron y los dejaron al sol durante varias horas antes de liberarlos. Uno de los pacientes, un hombre de unos sesenta años, murió durante la detención.

El miércoles 6 de enero, la ambulancia de MSF llegó finalmente al hospital de Sévaré. Los otros dos pacientes reciben actualmente asistencia médica.

A principios de esta semana, los equipos de MSF trataron a varios pacientes gravemente heridos de las aldeas de Bounty y Kikara (al noreste de Douentza), en el centro de salud de referencia de Douentza. Los pacientes, en su mayoría ancianos, tenían heridas por explosiones, fragmentos de metal y heridas de bala. MSF no estaba presente en la zona en el momento de los hechos y no está en condiciones de confirmar las circunstancias exactas de estos incidentes, en torno a los cuales todavía hay mucha confusión.

Tras la detención violenta de su ambulancia y ante el deterioro del contexto de seguridad en el centro de Mali, MSF vuelve a instar a todas las partes en el conflicto a respetar la ayuda médico-humanitaria, las instalaciones médicas y la población civil.

Médicos Sin Fronteras trabaja en Mali desde 1985. Actualmente, la organización tiene proyectos en las regiones de Kidal, Gao (Ansongo), Mopti (Ténenkou, Douentza, Bandiagara, Bankass y Koro), Ségou (Niono) y Sikasso (Koutiala) y también en la capital, Bamako.

@MSF_Mexico

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.