Salud mental en Honduras: una emergencia desatendida - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de MSF
Por Médicos Sin Fronteras
Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su... Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin discriminación por raza, religión o ideología política. En reconocimiento a su labor, MSF recibió en 1999 el Premio Nobel de la Paz. Contáctanos en: www.msf.mx en Twitter: @msf_mexico Facebook: www.facebook.com/MSF.Mexico o YouTube: www.youtube.com/user/msfmexico (Leer más)
Salud mental en Honduras: una emergencia desatendida
La problemática que afecta al sistema sanitario hondureño que cubre una población de 8 millones de habitantes, se ve reflejada en una atención hospitalaria y de atención primaria que presenta grandes dificultades estructurales y financieras, impactando en el acceso y la disponibilidad de una atención médica o de salud mental, sobre todo para aquellas personas en riesgos originados por las consecuencias de la violencia.
Por Médicos Sin Fronteras
11 de diciembre, 2014
Comparte
Violence And Poverty Exacerbate Homelessness In Honduras

Edgard Boquín en Tegucigalpa

Por: Edgard Boquín 

En Honduras, y en mayor frecuencia en los departamentos más grandes del país que son Cortes y Francisco Morazán, se contabiliza un promedio de 79 homicidios por cada 100 mil habitantes de acuerdo con el Observatorio de la violencia IUDPAS. O sea 19 personas asesinadas por día, una de las tasas más altas del mundo. En este sentido MSF focaliza sus acciones en el departamento de Francisco Morazán, específicamente en las ciudad capital Tegucigalpa y  Comayagüela, atendiendo las consecuencias de la violencia en un contexto urbano con una intervención médica, de salud mental y  de atención a las consecuencias sociales.

Sólo en el año 2013 según datos de Medicina Forense, unidad encargada de recibir las denuncias y atender  los casos por violencia con un enfoque médico-legal, se realizaron 2,832 evaluaciones por delitos sexuales, y de enero a agosto del año 2014 se han registrado un total de 3,432 muertes por causas violentas.

Tanto para los y las sobrevivientes de violencia sexual, como para las personas que sufren otro tipo de violencia, no existe en el país una alternativa que atienda las consecuencias directas producidas por estos eventos. El país no cuenta con un protocolo de atención para los y las sobrevivientes de Violencia Sexual, impidiendo una respuesta de emergencia que unida a la problemática actual del sistema de salud  y la creciente violencia, es más que evidente la gran necesidad de una atención en salud mental para la población que hace uso de los centros de atención en salud y hospitales públicos.

La situación de la Salud mental en el país registrada en el informe del observatorio de la violencia en 2013, contabiliza 282 suicidios y un promedio de 24 casos al mes, de los cuales 80 ocurrieron en Tegucigalpa o Comayagüela, representando únicamente la punta de una problemática generalizada. En nuestra experiencia diaria, la mayoría de los casos que se presentan muestran diversas patologías mentales relacionadas por la exposición a la violencia, con una demanda de atención en aumento dificultada por la ineficiente identificación de los casos y la limitada cobertura a través del sistema público. La Salud Mental de las personas expuestas a la violencia se identifica a través de padecimientos de estrés-post-traumático, cuadros de ansiedad, estrés agudo y depresión, afectando a las personas que acuden diariamente a los centros asistenciales en busca de atención médica o psicológica, encontrando un servicio que desconoce el impacto de las consecuencias que la violencia tiene en la salud mental de los individuos, sumado al desinterés en realizar una identificación activa de casos (tamizajes) con consecuencias de salud, afectado por la ausencia y/o mala distribución de profesionales entrenados en salud mental para poder brindar la atención necesaria.

Es importante resaltar la enorme necesidad que significa el componente de Salud Mental a nivel de salud pública y más aún en los proyectos que ejecuta MSF en Honduras. Es necesaria una respuesta concreta ante las consecuencias de la exposición a la violencia en la población, sólo a través de un fortalecimiento técnico de las debilidades en el sistema de salud se podrá lograr una cobertura directa a las necesidades no atendidas de las consecuencias en salud mental dentro de las estructuras de salud pública.

 

* Edgard Boquín es integrante del Equipo de Psicólogos de MSF

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.