Observar y aprender - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Voz y Voto
Por Revista Voz y Voto
Espacio plural y objetivo para la reflexión, debate y análisis sobre el acontecer electoral, po... Espacio plural y objetivo para la reflexión, debate y análisis sobre el acontecer electoral, político y legislativo de México y el mundo, en el cual comparten sus visiones quienes hacen política y quienes la analizan. Desde hace 28 años somos un medio especializado en política y elecciones con la revista mensual impresa “Voz y Voto”, que distribuye a todo el país, y el portal www.vozyvoto.com.mx. (Leer más)
Observar y aprender
Aprendamos más de las buenas prácticas de Ecuador y compartamos aquello que puede fortalecer su sistema democrático; después de todo, vivimos del mismo lado del mundo y por ello su fortalecimiento bien puede ser el nuestro.
Por Gloria Alcocer Olmos
27 de abril, 2021
Comparte

El pasado 11 de abril del año en curso se llevo a cabo la segunda vuelta electoral para elegir al presidente y vicepresidente de Ecuador. El Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó a 13,099,150 ecuatorianas y ecuatorianos mayores de 18 años.

Fui invitada por el CNE para realizar trabajos de observación electoral y quiero compartir que fue una experiencia por demás interesante. Comparar a México con Ecuador en materia electoral requiere sus reservas, comenzando por la cantidad de ciudadanas y ciudadanos llamados a sufragar, que en nuestro país no contamos con una segunda vuelta presidencial (¿deberíamos?), que no existe el voto a domicilio.

Son muchos los temas que podría compartirles sobre mi experiencia de observación electoral en las ciudades de Quito y Cuenca, pero dada la extensión de este escrito me enfocare en tres.

La primera y que en verdad llamó mi atención es que las Juntas Receptoras del Voto (JRV) –casillas- están separadas entre hombres y mujeres. Acepto que de primer momento me pareció algo incomprensible. Incómoda como me sentía al ver esto me di a la tarea de comenzar a indagar la razón, fui preguntándole a quienes conformaban las JRV (en su mayoría personas jóvenes) la razón de tal división y ¡nadie sabía! Me contaban que no se los explicaban en su capacitación, que desde que recordaban era de esa forma y nunca se lo habían cuestionado. Mi segunda parte de la pregunta y a manera de detonar una reflexión: ¿y estás de acuerdo? La gran mayoría respondió que no, que era momento de cambiar esa forma de votar y que podía ser, incluso, irrespetuosa. Un chico en particular me respondió que era discriminatorio votar de esa forma pues ¿qué pasaría si llegaba una persona trans o no binaria? ¿En dónde se ubicaría para votar? Esas respuestas me siguen demostrando que esta generación de juventudes a la que injustamente se le llama de cristal, son en realidad jóvenes mejor enterados de que las desigualdades no son aceptables y que algo debe cambiar.

Al escuchar mis preguntas un compañero de misión me compartió que él había atestiguado el cambio de las filas mixtas a las filas separadas y que la razón se había dado pues en muchas provincias hubo casos de acoso y tocamientos de parte de los hombres a las mujeres que esperaban en la fila. Un segundo argumento, compartido por un funcionario del propio CNE, es que dicha separación había sido promovida por feministas y se debía a que las mujeres emitieran su voto de manera libre, sin que sus esposos o parejas les obligaran a votar por quienes ellos decidían, fenómeno que se daba en las provincias con alta concentración de población indígena. Ambas razones me parecieron argumentos de peso para dicha separación y confieso que no hubiera imaginado tremendas razones. Después de conocer lo que les comparto la cabeza me seguía dando vueltas. ¿Era momento de cambiar la forma de votar pues es una forma de promover la igualdad o había que seguir salvaguardando los derechos de las mujeres a ejercer su voto libre de acoso y coacción? Es un debate que debe darse en Ecuador y del cual será interesantísimo dar seguimiento.

Mi segundo punto es la participación de miles de personas jóvenes como integrantes de las JRV, provenientes de universidades públicas y privadas. El argumento dado es que al provenir de universidades el margen de error al momento de los conteos bajaba, además de ser una forma de incentivar la participación ciudadana. Si bien se podría pensar que al ser obligatoria y sancionada la participación en el proceso electoral es alta, ya sea como integrante de la JRV o como votante, parece que hay un sentido más allá de la obligatoriedad y es la participación en la vida pública y política de un país. En México si bien el voto es obligatorio, no hay una sanción para quienes no lo emiten. ¿Es que será el momento de contemplar su obligatoriedad acompañado de sanciones que van desde una multa hasta la pérdida de tus derechos políticos? En lo personal soy de la idea de un trabajo de convencimiento y reflexión más que de castigo, pero lo cierto es que urgen medidas efectivas para incentivar la participación ciudadana.

Cerraría estas primeras reflexiones con un tercer punto que llamó mi atención y fue el papel del ejército el día de la elección, pues además de resguardar los recintos electorales toman un papel activo en la jornada, ordenan las filas al momento de la votación, indican a las personas dónde pueden votar y transportan paquetes electorales. Llama mi atención pues justo en México preocupa la militarización que se esta dando y el papel cada vez más protagónico de las fuerzas armadas. ¿Cuál será su papel en los comicios del 6 de junio en nuestro país? Esperemos que sea el de apoyo y nada más.

Aprendamos más de las buenas prácticas de Ecuador y compartamos aquello que puede fortalecer su sistema democrático; después de todo, vivimos del mismo lado del mundo y por ello su fortalecimiento bien puede ser el nuestro.

* Gloria Alcocer Olmos (@gloriaalcocer) es directora de la Revista Voz y Voto (@revistavyvmx).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.