close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Bun Bo Hue: una versión posible de una delicia vietnamita
Sí, es un platillo algo laborioso, pero definitivamente vale la pena y será algo que pocas personas van a probar en este país.
Por Jorge Hill
1 de septiembre, 2019
Comparte

El Pho se lleva las palmas alrededor del mundo como el platillo vietnamita más conocido y más querido. Pero si queremos ahondar un poco más en una extensa y deliciosa cultura culinaria, debemos probar también el Bun Bo Hue, una “sopa” vietnamita muy común en las calles y casas del país oriental.

El “bunbo” (así le llamo de cariño) tiene un cierto parecido al pho y otras “sopas” orientales: lleva caldo, tallarines, proteínas y hierbas. Pero cuando lo miramos más de cerca y lo probamos, el encanto del bunbo salta: es rojo por los chiles que lleva, con algo de sabrosa grasa que viene del tuétano y carne cocida durante horas a fuego lento, está lleno de colores y aromas gracias a sus hierbas, con un inigualable sabor distintivo que viene del lemongrass (hierba de té de limón o limoncillo). Es salado gracias a la salsa de pescado, pero también un poco dulce gracias al azúcar de roca. Algunos le ponen piña fresca al caldo mientras se coce. Las albóndigas de carne flotan en un complejo y concentrado caldo, al igual que los cubos de “moronga” de cerdo y otras proteínas como chambarete, filete y salchichas vietnamitas.

Uno de los grandes problemas de hacer bunbo, es que algunos de sus muchos ingredientes son verdaderamente exóticos y solo disponibles en Vietnam o en mercados especializados en comunidades vietnamitas alrededor del mundo: cubos de “moronga” de cerdo, ciertas hierbas aromáticas, flor de plátano y otros más.

La buena noticia es que algunos de ellos se pueden eliminar o sustituir, consiguiendo sus sabores más básicos y típicos de otras maneras o con ingredientes que se pueden conseguir fácilmente en cualquier súper oriental o en internet.

Vámonos duro y a la cabeza sobre un laborioso bunbo que tal vez no será el más tradicional o el más surtido de ingredientes, pero que será una delicia, lo puedo asegurar, lo he hecho muchas veces y es uno de mis platillos orientales favoritos.

INGREDIENTES (2 porciones)

4 cabezas de ajo

6 cucharadas de salsa sambal (u hojuelas de chile)

6 cucharadas de salsa de pescado

3 cucharadas de azúcar

1 manojo de lemongrass (hierba para té de limón)

600 gramos de chambarete con hueso y tuétano

1 cebolla

1 col morada

200 gramos de germinado de soya

1 manojo cilantro

1 manojo albahaca

1 paquete de tallarines de arroz

½ taza de cebolla de verdeo o cebollín picado

bunbo 

Preparación caldo

Pon en una olla el chambarete, la mitad de los tallos de lemongrass (sin la hoja larga y delgada), media cebolla, 1 cucharada de azúcar y 1 cucharada de sal. Añade agua hasta tapar todos los ingredientes. Tapa la olla, prende a fuego alto, en cuanto empiece a hervir lleva la flama a lo más bajo. Déjalo así por lo menos 3 horas, una abuela vietnamita te diría que hasta 12… tú dirás que tan suave quieres la carne y concentrado el caldo. Si el agua se evapora lo suficiente para no tapar los ingredientes, añade agua caliente.

Preparación sofrito

Es momento de picar la otra mitad de los tallos de lemongrass, un trabajo un poco duro y arduo, pero alguien tiene que hacerlo. Pícalo finamente al igual que el ajo. En una sartén pon unas 4 cucharadas de aceite vegetal, prende a fuego medio, añade el ajo picado, lemongrass picado, 6 cucharadas de salsa sambal, 6 de salsa de pescado, 3 cucharadas de azúcar. El sofrito no debe secarse demasiado, baja la llama si ves que se está evaporando demasiado. La salsa de pescado soltará un fuerte olor, no muy agradable… sin miedo, el resultado final será buenazo. Apaga cuando el ajo y el lemongrass estén cocidos, suaves y liberen un fuerte aroma. Añade la mitad del sofrito al caldo y revuelve.

Preparación final

Cuece los tallarines siguiendo las instrucciones del paquete. Sirve una cantidad generosa en cada plato hondo. Llena el plato con caldo y carne. Añade al final albahaca, cilantro, cebolla fresca, cebollín picado, col morada en julianas y germinado de soya. Sirve el sofrito a un lado para quien quiera ponerle más a su bunbo.

Si quieres darle un toque más sofisticado a tu bunbo puedes cocer un buen trozo de filete junto al caldo y al final cortarlo en láminas delgadas, añadirlas a tu plato.

¡Listo! Sí, es un platillo algo laborioso, pero definitivamente vale la pena y será algo que pocas personas van a probar en este país, definitivamente causa una impresión.

@jorgehill

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.