Ciberguerra: ¿Y el enemigo, apá? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Ciberguerra: ¿Y el enemigo, apá?
Por Jorge Hill
20 de enero, 2012
Comparte

Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos

conscientes y comprometidos

pueda cambiar el mundo.

De hecho, es lo único

que  lo ha logrado anteriormente.

Margaret Mead

 

Hace un par de semanas escribía sobre mis expectativas (¿esperanzas?) sobre lo que podría pasar si los grandes de internet finalmente se animaban a cerrar sus sitios como protesta a SOPA. Entre mis augurios nostradámicos estaba el de dar un paso agigantado, de un día para otro, en la consciencia global sobre el control corporativo y el lobbying (cabildeo) en la política.

Sin duda alguna, esta fue una semana clave a la que, estoy seguro, muchos escritos y palabras regresarán para fijar como punto de partida o un nudo más en el hilo de la historia “Internet (la gente) vs El Poder (el gobierno corporatocrático)”.

El “gran apagón” se nos adelantó del 23 al 18 de enero y los grandes, grandes (Twitter y Facebook), no se animaron, aún así, se animaron muchos otros, algunos sólo en sus versiones estadounidenses, como Wikipedia.

Los resultados son claros y obvios. En 24 horas, el congreso estadounidense, presionado por el mundo entero a través de internet, cambió su postura de esta manera (y mientras escribo esto, sigue cambiando):

 

 

 

 

Con esto quiero dar la bienvenida al mundo real, al mundo contemporáneo sin velos de pambol, telenovelas y noticieros de las grandes televisoras que no dan las noticias de lo que afecta a nuestra vida diaria, a todas esas personas que tal vez hasta hace un par de días hacían la diferencia entre mundo “real” y mundo “virtual”, a aquellos que piensan que un mundo que se mueve por internet y por tecnología no puede ser corregido o encausado por internet y la tecnología misma, a los que se dedican a desacreditar al “activista de laptop” (yo fui alguna vez uno de esos desacreditadores y hoy tengo el hocico muy, muy callado) y a todos aquellos que siguen pensando que algún pejemoisés o cualquier tipo de político va a venir a cambiar el mundo en vez de lo que ha cambiado el mundo y sus reglas, siempre, en toda la historia escrita: las personas comunes y corrientes, cuando hacen consciencia y empiezan a actuar.

 

“Pueblo sin internet y Presidente en armadura”

.PNG, 500 x 900 pixeles. Anónimo. Museo de cualquier país.

O también podríamos poner nuestra entera confianza en nuestros senadores y diputados, que hoy aparecen nada más y nada menos que en “The economist”, exclusiva para el mundo entero, con el título “The Siesta Congress”. Un bonito artículo en inglés que nos detalla como el congreso mexicano es el más pagado y el que menos trabaja, usted se imaginará las consecuencias de tal cosa… está bien, no se las imagine, las vivimos a diario.

“¡Mira mamá, salí en una revista del gabacho bien importante!

Tan sólo un día después del enorme movimiento en internet que esta vez llegó hasta los medios masivos, el FBI se cruza el charco y las fronteras, como es costumbre del gobierno estadounidense, y cierra el servicio de alojamiento de archivos “Megaupload”, arrestando a sus empleados y dueños, pidiendo su extradición con cargos de conspiración, piratería, lavado de dinero y otras macuarradas.

El cabildeo corporativo asesta un golpe inmenso a la comunidad de internet y pone otra vez en manifiesto que “compartir”, para ellos y el gobierno que manipulan como ventrilocuo, es sinónimo de “piratería”. Mientras, la mafia millonaria de la piratería real, que sí obtiene ganancias ilícitas de ello, está libre por el mundo, dando “trabajo” a millones de puesteros en las calles.

Siga las instrucciones de la legislación corporativa

para hacer un pirata… ¡De la nada!

La piratería, vemos entonces, que obtiene ganancias billonarias de lo que los otros han creado, curiosamente, el mismo modelo bajo el que funciona “la industria del entretenimiento”. Pero claro, las leyes como SOPA están hechas para proteger a los creadores y artistas.

“El mundo según el gobierno”

Un conmovedor guión escrito por los cabilderos y banqueros.

A raíz del escándalo de Megaupload y con internet ya en llamas por SOPA, una nueva revuelta se arma en la que sitios de gobierno y de la industria del entretenimiento son hackeados y DDoseados, se anuncia como el más grande ataque de Anonymous hasta la fecha. La pesadilla para el gobierno y las industrias se duplica y se hace más terrorífica cuando se dan cuenta que esta vez, millones de personas que ni siquiera estaban preocupadas por otra cosa que checar sus mails, se han unido en protestas a través de redes sociales y blogs: El abuso y el descaro está llegando a niveles inconcebibles.

Yo me sigo preguntando si los lobbysts y la corporatocracia son absolutamente descerebrados o de verdad quieren llevar las cosas hasta sus últimas consecuencias pensando que el dinero los salvará al final.

La respuesta ya se viene dando en internet y hoy, mientras escribo esto, “World War Web” (Guerra mundial de la red) es Trending Topic de muchos países, incluyendo a México.

 

Las preguntas vitales, me parece, serían ¿Guerra contra qué o quién? ¿Será que la rabia masiva sin un objeto claro lleve a la gente a averiguar más? ¿A tomar el camino que lleva al gris, desconcertante, grotesco y poco esperanzador hecho de darse cuenta de la interconexión entre la corporación y el gobierno, la democracia fantástica, los presidentes marionetas, las crisis globales, la “democratización” de países mediante el bombardeo y la destrucción, la explotación cotidiana en la que vivimos sumidos en una esclavitud moderna como medios de producción para grupos de poder económico, lo endeble e incoherente de la economía global y el sistema monetario/bancario en sí?

Le auguro muchos “Le fu” en el futuro próximo

Lléveselo, para el niño, para la niña, para ella… la niña.

 

¿Dónde empieza y termina ese camino de información e investigación, de conscientización?

No sé, pero si de algo estoy seguro, es que es una época muy emocionante para estar vivo y venir cada viernes a escribirles al respecto, y saber, que al final, todo es por los lulz de la vida.

Buen fin. A fumar, a beber y a coger, que el mundo no se va a acabar, simplemente, va a cambiar, como siempre lo hace.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.