El apagón que viene, revelando negativos culturales. - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
El apagón que viene, revelando negativos culturales.
Por Jorge Hill
6 de enero, 2012
Comparte

 

El 24 de enero se podría aprobar SOPA en Estados Unidos, la ley que regularía internet de tal manera, desde ese país, que podría cerrar el acceso a nivel mundial a cualquier página de internet. Subida en los hombros de la máscara “Anti piratería”, este aborto de ley esconde otras realidades, como el pisoteo al derecho de libre expresión y la criminalización de cualquier individuo. Pero SOPA va mucho más allá, veamos:

 

Pero algo histórico se revuelve detrás de internet: El Gran Apagón.

 

 

Ese no… obvio.

Aunque no hay comunicados oficiales hasta ahora, muchas cabecillas de los grandes de internet han comentado la gran posibilidad de que sitios como Facebook, Twitter, Amazon, Google y cientos más sean “apagados” el 23 de enero, inaccesibles a nivel mundial durante 24 horas. ¿La motivación? La misma que lleva a su no-servidor a escribirles aquí sobre estos temas de manera continua, aunque se me tilde de “chairo”, “socialista” y  “hippie anticorporacional”: Hacer consciencia sobre la monopolización de nuestras vidas y el ejercicio del biopoder  por parte de las corporaciones, banqueros y los intereses monetarios del 1% (menos) de la población mundial, que tiene, gracias a sus empresas billonarias y su influencia en la política mundial, el control de los recursos naturales de la tierra, la explotación de individuos en esclavitud moderna y el cabildeo que les permite a dichas empresas e individuos pasar por encima de toda ley, e incluso, generar nuevas leyes que promuevan sus intereses y les sigan permitiendo actuar como una maquina de pisoteo y explotación sin sufrir consecuencias o ser enjuiciados.

 

 

Si el apagón se lleva a cabo, todas esas personas “dormidas” que utilizan internet y que no tienen la menor idea sobre esto, podrían despertar para encontrar que su perfil de Facebook no abre, que Twitter no está ahí para preguntarte “¿Qué está pasando?”, que las páginas en donde bajas o compras objetos simplemente no están. ¿Por qué no están? se preguntaría cualquiera. En vez de tu red social favorita podrías encontrar un comunicado que te explique qué es SOPA y sus consecuencias, que te explique por qué deberías de hacer algo al respecto y por qué deberías haberlo hecho desde hace mucho. La ira de millones de usuarios alrededor del mundo tendría entonces un objeto y objetivo, una información que lo explica todo. Voilá, la cultura de internet y la consciencia sobre el poder corporativo en nuestras vidas se revela desde ese negativo, claro, firme, sin marcha atrás. Bienvenido al desierto de lo real, Neo.

 

“Ya no entiendo, mamá, ¿no que esos eran hippies

 revoltosos paranoicos y hasta terroristas?

¿Mamá? ¡¿Por qué te pones esa máscara, mamá?!”

La primera intención del apagón es buscar que la gente hable y actúe ante el congreso estadounidense desde un día anterior a la votación y que así se detenga SOPA, pero las implicaciones a nivel cultural me parecen enormes y revelan algo muy importante, para que algo así suceda es porque también el nivel al que El Kraken corporatocrático ha llegado para intentar controlar nuestras vidas y obtener sus ganancias, es -diría Lovecraft- ominosamente innombrable. El Gran Apagón mostraría El Kraken a muchas personas que aún viven rodeadas de él sin verlo, gracias a sus efectivas maneras de hacerse invisible. Al igual que negativos y revelaciones, el apagón sería el “polvo mágico de Ibn-Ghazi” de “El Horror de Dunwich” del mismo Lovecraft, una misteriosa pólvora que al ser aventada sobre la invisible criatura demoníaca, la materializa ante los ojos de los perplejos humanos, enloquecidos automáticamente al poder ver algo que no está hecho para los ojos del hombre, algo tan grotesco y alejado de nuestras leyes físicas y entendimiento del universo, que al intentar comprenderlo, la mente se cierra sobre sí misma para dar paso a la regresión y la locura.

 

“Mira, mi amor, Wall Street nos cayó a comer”

El apagón bien podría llevar, finalmente, a muchas personas a entender sobre sus propios derechos y comprender tantas cosas ahí afuera: movimientos y marchas, ocupaciones, máscaras de V For Vendetta, el por qué de que tanta gente hable de los derechos de autor y el copyright como algo abusivo y primitivo, indignados, Grecia, España, Islandia, Wall Street, los bancos, el crédito, la crisis del euro, el capitalismo… cómo todo esto está estrechamente relacionado. Cómo todo y todos, somos parte de lo mismo.

 

Tal vez no, pero nadie se ha muerto por tener un poco de esperanza.

 

Dedicado a dormidos y despiertos por igual, todos nosotros hijos del Kraken, un video nacido del ocio y el reciente aprendizaje de software de edición de video para una canción de mi proyecto “Ouroboros Project”:

 

Para actuar contra SOPA:

Puedes firmar la petición de Avaaz.org que el senador Wyden llevará al congreso, aunque no seas ciudadano estadounidense.

La única otra manera de actuar ante esto para gente fuera de Estados Unidos es leer, pasar la palabra, educarnos y educar, estar pendientes y saber que este tipo de leyes se encuentran siempre tratando de instalarse en todos los países, incluyendo México (ACTA). Así, en cuanto el topo intente dar la más mínima asomada, estemos preparados, informados y listos para darle su planchada ¡Whack-a-mole!

Buen fin de semana.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.