Enderezos en el mundo del revés autoinmune - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Enderezos en el mundo del revés autoinmune
Por Jorge Hill
9 de diciembre, 2011
Comparte

Aquel que se interne por este blog de repente, sabrá que soy partidario de aquellas teorías que utilizan la metáfora de un ser para representar a la historia de la humanidad. Hoy estaríamos viviendo la salida de su adolescencia para internarnos en una juventud, aún no del todo madura. Si hacemos otra metáfora, ahora freudiana, también podríamos añadir que en la infancia y en la adolescencia se crean puntos  de fijación a los que el ser, en su camino hacia la maduración, regresa constantemente, obsesivamente, patológicamente.

WTF, yoni, el mundo está muy esquizo.

 

Son esas partes de un todo que no quieren que ese organismo asuma su maduración y se responsabilice por sus actos y sus consecuencias, esas partes que quieren que el todo siga funcionando de la manera en la que lo hacía anteriormente, oscuros rincones con sus propios intereses que obtienen placer dañando a las partes más sanas que se alejan, se van, abandonan a esas otras partes que se escindieron de manera esquizofrénica por su propia voluntad y buscando el placer sádico que obtienen cada vez que algo traumático obliga al todo a replegarse en ellos.

 

¡Al carajo yo me voy!

También soy partidario… no, no partidario, estoy completamente convencido de que nuestra patología extrema como ser-humanidad ha llegado a tal grado que vivimos en “el mundo del revés” y que todo intento por enderezar, es apabullado por los puntos de fijación, que ya tomaron control del ser, la psicósis delirante de la mente-humanidad, que trae sus propios placeres fantásticos y sus propias ganancias secundarias.

Los puntos de fijación modernos en el antiguo mundo del revés:

  • El sistema bancario aunado al sistema monetario y crédito.
  • La definición de la identidad propia y de la cultura misma a través de fronteras, exclusiones, patriotismos, status, clasismo y todo aquello que papá televisión y mamá empresa esperan de nosotros, sus hijos trabajadores/consumidores/silenciosos/agachones, castigando a través de la cultura que han creado, destinada a permearlo todo, con exclusiones y categorías, etiquetas, anatemas.
  • El sistema político “cabildeado”, o más bien, casi enteramente controlado por el dinero y los intereses de las grandes corporaciones.
  • El militarismo como orgullo, estilo de vida y algo “necesario”
  • Las leyes de propiedad intelectual y sus abusos.
  • La regulación de la libre expresión, sobre todo via internet, la más grande amenaza del status quo y los enemigos del movimiento natural de la historia.

Si bien hace mucho dejé el psicoanálisis por considerarlo una impostura intelectual, pseudociencia y un grupo que funciona más como una secta que como académicos, la metáfora psicoanalítica parece funcional en este momento.

En esta semana, he visto dos intentos para llevar al diván a la humanidad y un microevento, local, que da una buena muestra de cómo funciona el ir y venir, el estira y afloje, de esta lucha en la que se encuentran las diferentes partes de un todo.

 

1) En Islandia se arresta al CEO de uno de los bancos causantes de la gran crisis del país y la gran crisis global.

¡¿Cómo?! ¡¿Esto es posible?! ¿¡En algún lugar del mundo se puede arrestar a los causantes de la crisis global gracias a su desmedida sociopatía y engaños, en vez de arrestar a los “hippies, hipsters, vagabundos y comunistas” que hacen acampadas #occupy en contra de eso mismo?!

La respuesta es “SÍ” y su acompañante es “es histórico”. Para que algo así suceda, para que este evento sea el primero, de lo que podría ser una oleada, lo que se necesita es una sociedad pensante, que exija sus derechos a como dé lugar, que no se agache ante los poderes, que sepa que son ellos el poder. Una sociedad consciente de que lo que hace, y lo que deja que hagan sus representantes, tiene efecto no sólo en ellos, tiene efecto en el todo, en el ser-humanidad. ¿Un nivel de consciencia extraordinario, no? envidiable.

Uy ¿Qué no se trataba de tenerlo TODO,

pasando encima de TODO,

  protegido por las reglas del juego mismo?

Aquí, mejor nos callamos y seguimos trabajando, hay que tener dineritos para comprar en el buen fin, hay que tenerlos para irse de peda desde el miércoles al antro con las lobukis y los mirreyes, para llegar en vivo a la chamba que nos provee de la materia para llenar temporalmente mis aspiraciones, para que mi casa esté linda y presentable cuando vengan los amigos y la familia, para que vean nuestro “éxito”, definido por papá televisión y mamá empresa, todos felices y contentos.

Mira, mamá TV, nuestro beibi, calladito y dormidito 🙂

2) En la ciudad de Los Angeles se vota por una moción para quitarle a la corporación sus derechos como “persona”

No es un punto preferido del pensamiento humano detenerse en el análisis de nuestro estilo de vida definido desde hace unos 150 años gracias a la maquiavélica entrada a las leyes locales e internacionales de la corporación como “persona”. En el momento en el que la ley permitió esto, también le dio la entrada a la corporación para pasar sobre todo derecho ajeno, explotación humana y de recursos, sin tener que responder ante la ley. La empresa es sagrada, la empresa es persona, tiene sus propios intereses y naturaleza, y aquellos que están detrás y permiten efectivamente lo que su empresa hace, son absueltos de toda culpa, ya que la culpa es de la corporación.

¿Sabes obedecer dudosas “leyes” y nunca preguntar?

¡Ven, tu futuro queda en nuestras capaces manos!

*Si eres sociópata aplica para CEO o chairman

Hoy, nuestro estilo de vida, nuestro trabajo, nuestros estudios y prácticamente todo lo que nos rodea, está definido en función a las necesidades de la empresa. Sí, tu trabajo, tu estilo de vida, el que no tengas tiempo para ti y tu creatividad y pensamiento como ser humano, tu derecho más básico de hacer lo que te dé la gana, tu terrible culpa por no “ser productivo”, por no ser el empleado del mes, por perder tu sueldo del día al llegar 5 minutos tarde a la aceitada máquina del engranaje, por ser medio diferente y raro, por estar “inadaptado”, por no dar el ancho, por no ponerte lo suficientemente bien la camiseta.

¿Que tienes sweat shops en Asia con niños trabajando 12 horas por míseros 2 dólares? no importa, es culpa de la empresa, paga una multa, crea publicidad acerca de lo filantrópica que es tu empresa al llevar “trabajo” a lugares en pobreza extrema, crea una dudosa  organización de beneficencia, exenta todos tus impuestos gracias a ella. Todos felices y contentos.

¡Limpia con dinero las culpas de las que

nuestros “talentos” te han convencido!

¡Sí, tú tú tú! sólo tú sólo tú…

Bueno, pues en Los Ángeles se mueve finalmente, por primera vez en la historia, de una manera más oficial, quitarle todo derecho a la empresa como persona, otro movimiento histórico que podría crear olas y oleadas. Aunque, no seamos inocentes, los poderes que están en contra son inmensos, pero, aún así, el que exista una consciencia suficiente para llevar estos asuntos a sus lugares legítmos, ya es una ganancia también enorme.

“Las empresas no son personas y no pueden tener derechos constitucionales, el dinero no es libre expresión”


 

Y en el sistema autoinmune, en la fijación patológica:

3) Los autoproclamados defensores (a veces inconscientemente) del Status Quo defienden a capa y espada la ignorancia de Peña Nieto.

Después de que el copetín autoritario, candidato a la presidencia del partido alianza PRI-Televisa-Empresas-Derecha Facha, demuestra no sólo su ignorancia, si no también su tara intelectual al  no poder salir de un “aprieto” digno de exámen oral de la primaria, los peones del establishment salen con todo a defender la luz al final del tunel que ofrece para ellos, en exclusiva (de exclusión), el Mirreynato.

Ay, en qué cositas se fijan… ash.

En un principio, los medios “tradicionales” se mantuvieron en lo suyo, en lo de siempre, en esa vieja técnica de comunicación que consiste en dar la noticia, sin ahondar en ella, llenarla de eufemismos y seguir “como si nada”, “un error que le pudo haber pasado a cualquiera”. A cualquiera que no quiera ser presidente de un país y tenga una carrera política llena de deudas, tropiezos, autoritarismos y represiones, a cualquiera que no pretenda tener una experiencia cultural rica y diversa gracias a la lectura que es la ventana al mundo y la ideología, la capacidad de análisis y sintésis, el encuentro con nuestros errores y su oportunidad de cambiarlos, la posibilidad de llenar tu mente de nuevas y diversas conexiones e interpretaciones, epistemes, redes de conocimiento que se van tocando, haciéndose más complejas. Algo digno de un mandatario, algo necesario en él, algo imposible de no tener si se quiere ser un algo, un lo que sea.

¡¿70 años de dictadura?! ¡No mamar, de lo que uno

se entera leyendo!

“Es irrelevante para gobernar que un candidato lea”, a este nivel de desdicha, de ignorancia, de imbecilidad han llegado los peones, en su intento por limpiar la imagen pública de un hombre ignorante que pretende llevar las riendas de un país que necesita salir del abismo de la misma ignorancia que el ícono representa y en la que el país lleva convenientemente hundido durante toda su historia.

Pero sacarlo de tal hoyo no es interés, muy al contrario, de un partido autoritario que de renovado y joven tiene nada más la pinta, la carita linda de un Justin Bieber, como en Europa se le ha llamado a Peña Nieto. Una imágen vacía, que no llena ninguna esperanza, pero arremete con la promesa tácita de llenar lo aspiracional, del pobre y del clasemediero, mientras los intereses de los de arriba reciben la promesa de ser salvaguardardados y el crecimiento de sus ya rebozantes bolsillos.

Es el juego de la retórica política y el marketing, del cuarto poder: la prensa corporativa. Se dan el lujo de llenar de imagen “seria” programas como Tercer Grado para aventarnos a una snob Adela Micha o a un bufón Carlos Marín a defender la ignorancia del candidato de la empresa, el nuevo representante de “la gran familia mexicana”, esa familia con millones de “chachas”, choferes y “prole pendeja” como divertimento y representación de quimérica superioridad para sus pequeñuelos, los futuros yuppies snobs y mirreyes para las próximas generaciones de “actores políticos”… dejémoslo en “actores”, sí, de esos “talentos” que llenan de chicherío y tanga brasileña con olor a mono trepador los espacios de la familia-empresa, sus telenovelas, sus comerciales y sus programas de concursos… no hay lugar y no hay intención para documentales, ciencia y cultura. No conviene.

A esto ha llegado el poder, a posicionar en los focos de influencia más representativos a pequeños clones hechos de su misma esencia, formados con la misma arcilla, movidos por los mismos hilos, a personas que desde la comodidad de su recién obtenido poder aburguesado intentan defender lo indefendible.

“Con alivio, con humillación, con terror, comprendió que él también era una apariencia,

que otro estaba soñándolo.”

 Las Ruinas Circulares, Jorge Luis Borges.

Esto es el México actual, el mundo actual, la lucha entre las partes sanas con necesidad y exigencia de sanidad y evolución, contra los poderes localizados, el 1% y sus subsistemas, sus tentáculos, su patológica necesidad de infectarlo todo hacia la enfermedad de la parálisis y el anquilosamiento.

¿Por qué? porque es conveniente, porque así la nobleza se puede encerrar en el castillo mientras ve por las ventanas cómo la peste se lleva todo lo demás, pero si hemos leído “La máscara de la muerte roja” de Poe, sabremos que esto no dura, y que la peste, si lo decide así, puede entrar en el castillo mejor protegido.

 

 

El mundo del revés no es irreversible, lo único que falta es que “la peste” despierte.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.