Flashback 80s y Axan FAQ - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Flashback 80s y Axan FAQ
El asunto de Axan me trajo un flashback desde los 80s, y un FAQ mayéutico que puede usted responderse solito o solita.
Por Jorge Hill
26 de septiembre, 2015
Comparte

Crecí en un ambiente que se podría considerar “centrado”. Mi familia y entorno no parecían, en retrospectiva, especialmente progres o especialmente conservadores.

Eran los 80 y todo estaba muy raro, sacos de colores eléctricos, neón colores pastel azules y rosas, vitroblocks, pulsereo brutal, flecazos con spray apuntando al cielo, como pidiéndole un perdón adelantado por el hoyo en la capa de ozono y el vacío en nuestros cueros cabelludos unas décadas más tarde. A mí me encantaba la mayoría de esas ridiculeces, me sigue encantando. Tanto, que hace poco empecé un proyecto musical tributo a la época.

El pelo largo ya había sido muy visto desde los 60 y tuvo su auge en los 70, pero aun así no era aceptado, su simbolización primaria como rebeldía a la frígida y paralizada generación anterior había funcionado: la mayoría lo detestaba. Ya en los 80, las pequeñas arracadas se veían seguido en los hombres que aparecían en los videos de ese MTV que apenas empezaba y difundía nueva música al mundo entero, todavía no era ese monstruo grotesco y ridículo que habría servido como mecha para que grandes estudios y disqueras llenaran la música de fórmulas y de boy bands, girl bands y solistas que no tocaban ni la puerta. Pero esa es otra historia, una que yo llamo “Cómo amé los 80, pero cómo jodieron el arte y el entretenimiento para siempre”.

8Ao2Fwn

Aparte de mi saco con hombreras sobre camiseta blanca, jeans claros “arremangados” apretados en el tobillo, top-siders y carpeta Trapper-Keeper, decidí usar una arracada de presión, “hacerme el hoyo” era demasiado arriesgado, sería el visible estigma de mi maldad.

Pasaron muchos meses, probablemente un año, mientras recordaba quitarme el aretito antes de entrar a mi edificio o a la escuela. Pero, claro, un día se me olvidó. Ese mentado día tendría que encontrarme a mi madre en el elevador.

Unos ojos como platos en un rostro rojo y descuadrado, paralizado, fueron los primeros avisos de que algo iba a estar terriblemente jodido unos pocos minutos después.

Escandalazo, mis papás ya estaban divorciados, así que me tocó doble dosis. En fin, para no hacerles el cuento demasiado largo, el temor más grande en todo el asunto era que me fuera a volver joto. No sea usted, querido lector del 2015, demasiado duro con mis padres, las épocas cambian y la gente cambia –a veces-, mucho y rápido. Aunque me hizo sentir muy mal todo el asunto, unos pocos días después me causaba gracia, como hasta ahora. No burla rebelde, no ironía negra, sino gracia de colores pastel. Creo que nunca se volvió a tocar el asunto, pero estoy seguro de que si lo hiciera hoy, todos nos reiríamos de lo absurdo de todo el hecho, sentiríamos un poco de pena por esa ignorancia que afortunadamente fue dejada en el pasado, por esos prejuicios.


il_340x270.550681123_lgkm

¡Mamá, yo sólo quería ser como Rick Ocasek de The Cars!

(En versión “no-tan-pinche-feo”, claro)

Afortunada o desafortunadamente para quien fuera -y junto a mi indiferencia ante el propio asunto-, “salí” heterosexual. Pero fueron esas y muchas otras vivencias que me hicieron darme cuenta que ser joto o machorra no tenían nada de raro, mucho menos de malo. Muchos de mis amigos y amigas más queridas fueron y siguen siendo homosexuales o bisexuales, personas a las que admiro y respeto, que han tenido algo muy fuerte contra qué luchar, y lo han hecho con el valor y arrojo que ya quisiera cualquier machín ochentero escuchando el partidito de fut en la radio de su rapaz Lamborghini Countach: combatir la ignorancia y los prejuicios de una sociedad que sigue, en pleno 2015, sin aceptar las diferencias, aunque aparente “tolerarlas”.

55704b969dc10

¡Brrrum brrum! ¡testosterona y gasolina en límites tóxicos, Michael!

Según algunos, sí “salí” medio “raro”. Pero curiosamente, esas supuestas “rarezas” vinieron de la propia aceptación de no encontrar la más mínima emoción, incluso una sensación de hueva y absurdo, en tantas cosas consideradas “masculinas”: la velocidad, los deportes, la competencia física o algunas versiones necias y narcisistas de la competencia mental, el albur, flashear tu dinero a través de la ropa u otras estupideces materiales, entre muchas otras. Mis amigos y amigas homosexuales siempre me han hecho sentir “en casa” con esto, esa sensación de aceptación que es difícil encontrar en otro tipo de grupos, unidos casi siempre de manera ambivalente por el amor, pero también por la competencia fuera de lugar, el chismarajo, la habladuría a espaldas y la búsqueda por sobresalir como el/la líder “Alfa”.

La respuesta que sigo encontrando a esto, ya sin sorpresa, es: “Ah, pues es que eres joto”.

Así las cosas hoy, pleno 2015.

Algunos hemos cambiado, probablemente gracias al contacto y a la información, a ciertos privilegios. Otros se han quedado tan atrás que ni siquiera entienden que en casos famosos como el del niño Axan y su madre, no hay manera de justificar ninguna de sus discriminaciones, que hasta la constitución mexicana que huele a podrido de lo pasada que está, les está ganando. Aquí, Estefanía Vela les desmenuza y pone en sus caras la ley, con esa maestría que la caracteriza. Texto que sirvió de referencia a este.

Por mi parte, yo les dejo un Axan FAQ mayéutico. Dejemos que llegue usted a conclusiones gracias a preguntas que responden a preguntas:

  • ¿No es una pendejada que la madre de Axan no respete el código escolar privado y aparte luego arme un tremendo pedo y que hasta la constitución y no sé qué? Qué pena ajena ¿no?

R: Ya que vimos que usted está muy enterado del tema y que ya sabe que la madre recibió las “reglas” dos semanas después de iniciado el ciclo escolar ¿vamos a las preguntas que hacen esto irrelevante de todas maneras?, va: ¿No es una penotota ajena que no sepas que es la escuela la que está en falta a la constitución al discriminar a un niño, aparte de privar su derecho a la educación, y que aparte tú se los aplaudas? ¿no da pena que no sepas que esto aplica para escuelas públicas y privadas? ¿no es una tremenda pendejada que pongas un pinchurriento código de reglas privado y transformable sobre la constitución misma (también transformable como lo dicta ella misma, amparando incluso cierto grado de desobediencia civil autotransformativa para asegurarlo)?

No señor, no señora, hoy el aplauso es para usted:

LB8Tk

  • ¿Ya viste las fotos? ¡¿Qué no ves que lo está convirtiendo en una mujer al ponerle un brochecito en el pelo?! ¡¿Cristodios Rey Nuestro Señor, acaso estás ciego?!

R: ¿Dejar a un niño jugar con lo que quiera es convertirlo en algo? ¿No leíste lo de allá arriba? ¿no te has asomado a ver que hay miles de variaciones en los roles de género a través del mundo entero, sobre todo en oriente donde los hombres “afeminados” (desde la visión occidental) son, la gran mayoría heterosexuales y tremendamente atractivos a las mujeres heterosexuales? ¿Jugar videojuegos coloridos y sensibles convertirá a los niños en niñas? ¿jugar videojuegos violentos convertirá a niñas en niños? ¿las personas somos robotcitos programables por sus padres o acabamos siendo y haciendo lo que querramos (si tenemos un par de huevos u ovarios bien puestos)? Aquí va un codazo a esos conservadores disfrazados de progres que todavía no se han dado cuenta de su propio conservadurismo añejo, una volteadita de tortilla nunca sobra: ¿jugar videojuegos violentos y erotizados hará machistas y misóginos a niños y adultos? No se pierda las respuestas en el siguiente capítulo de “Cuando me volteas el mismo absurdo a mí, ya no me gusta tanto”. ¿No vieron el video de Mikki Willis con su hijo después de un escándalo reciente muy parecido e igual de absurdo? Buenazo, enjoy:

  • ¿No es ridículo e innecesario que la gente esté haciendo escándalo sobre esto? ¿Qué no era normal en todas las escuelas desde siempre? ¿Como el bullying o que los maestros maltrataran física o mentalmente a sus alumnos?

R: ¿”Las letras entran con sangre”? ¿Por qué no tienes esclavos si hasta hace unas décadas era legal y bien visto? En algunos lugares del mundo todavía se hace ¿por qué no te lanzas pallá? ¿Por qué te subes a un avión si hay burros? ¿por qué te subes a un burro si tienes los pies que diositosanto te hizo pa caminar por el mundo haciendo preguntas falaces salidas de esa cabeshita que también te regaló? ¿¡Por qué el pinche mundo avanza si yo no quiero avanzar junto a él, carajo?! ¡Que alguien lo intente detener a través de su ignorancia y prejuicios! (buen trabajo, por cierto, los muy exitosos intentos se sienten a flor de piel y a diario, prácticamente en todo lo que nos rodea).


axan faq

  • ¿Pero es que no has visto que su mamá es una lesbiana rebelde en contra del heteropatri…cidio… eso, como se llame?

R: ¿Nos da miedo que una persona luche por sus derechos básicos y por los de su hijo? ¿hay que obstruir su camino mientras aprovechamos para bañarla de nuestros prejuicios sobre su vida? ¿Por qué la gente que sí lucha nos dará tanto miedo y nos lanzamos tan rápido a ridiculizarlos? ¿nos recordará lo palurdos y cobardones que somos en el trabajo, en las relaciones, en la vida? ¿será que poco a poco nos van a ir cambiando y ya han cambiado esta pocilga de su confortable y añejo lugar, ese que ya estamos viendo que ni funciona? Qué meyo ¿y si mejor seguimos no-pensando? ¿Por qué a veces parecerá que están tan enojadas esas personas que luchan por sus derechos y en contra de las injusticias y prejuicios, esas que se ven obligadas a vivir al mismo ritmo letárgico que el lastre de quienes no, esas nuestras mayorías quedadas en otras décadas? ¿necesitamos que alguien esté jalando, constantemente y con la fuerza que requiere, al pesadísimo, ahuevadazo y sobre todo indiferente buey ?

axan faq

Que los raritos hagan nuestro trabajo mientras los chingamos, yay.

  • Oye, numa ¿y si neta sí sale putito el chamaco? ¿No se caerían todas esas defensas?

R: Oye, numa ¿será que da igual “cómo salga” el niño? ¿los niños crecen y pueden tomar sus propias decisiones? ¿poder tomar decisiones correctas y claras depende de que familia y sistema que te rodea te lo permitan desde edad temprana? ¿por qué hacer esa pregunta?: ¿agarramos todos la TARDIS hasta tu época para ver si ahí los homosexuales, outcasts, minorías y outsiders sí son criaturas de Satán corrompiendo al mundo para que finalmente gane contra Dios en su eterno videogame violento y ojete? ¿que dirían los papás de Dios y del Diablo de su terrible conducta? ok, no ya en serio, la respuesta rápida a todo esto es:

lucero_5

*Respuesta rápida 2: ¿por que te pica el chile que se comen los demás?

  • Oye, va, pero ¿no estarás exagerando? Sólo es una doña armando pedo por su hijo.

¿Será mi culpa tu incapacidad o tremenda hueva para simbolizar un ejemplo y llevarlo, extendiéndolo, a todos los demás problemas y recovecos del tipo en el mundo? ¿por qué estoy explicando esto? ¿será el colmo… del colmo, del colmo?

gendo-is-disappoint_o_107940

  • ¿No querrá atención y será una vieja loca nomás?

¿No necesitaremos más locos necesitados de atención que en vez de estar cantando idioteces, diciendo idioteces en televisión, en algunos Awards, Twitter, Youtube y Facebook, mejor luchen por sus derechos y por lo tanto los tuyos? ¿Aunque sea visibilizando problemas nombrándolos? ¿es muy “activista de sillón” porque no tiene fusil, no está en la selva o en la marcha? ¿serán necesarios aunque no te caigan bien o te inventes, y luego asumas, cosas sobre su estado mental o sobre sus “verdaderas” intenciones, le atines o no? ¿no nos da pena caer en el famoso “culpar a la víctima”, la misma y cerda maña que utilizan algunas de nuestras instituciones ineptas y corruptas para fabricar culpables o exonerar a los que todos sabemos culpables con el cinismo que sólo en este país se puede lograr? ¿Te va a parecer bien chingón y te vas a quedar calladito o calladita cuando te pase a ti o a tu hijo?

“Uy, qué exagerado, ni aguantas nada” (regrese a la pregunta anterior, hágase un favor retrospectivo).

Para que nadie encuentre “evidencia” de tus posibles “culpabilidades” algún día: ¿ya te deshiciste de tu falda, tu minifalda, tus fotos coquetonas de Facebook e Instagram, tus tuitazos irónicos o enojados, de tus amigos, familiares y conocidos “de moral relajada” o que “tal vez anden en malos pasos”, de las chelas de tu refri, tus 5 gramos permitidos de mota, tu estola rosa, tu escotazo, carita, culazo, pelatzo mi amoooor? ¿a ti nadie te puede chingar porque nunca has hecho nada que pudiera ser controversial o mínimamente problemático para otros?

¿Nos podemos reír de tu fantasía solipsista?

¿Nos podemos ir?

¿Bye?

@JorgeHill

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.