Hágalo usted mismo II: Distribución digital - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Hágalo usted mismo II: Distribución digital
De los cambios en la industria del entretenimiento y algunos consejos, tal vez útiles, para músicos independientes.
Por Jorge Hill
3 de mayo, 2013
Comparte

street musician2

Esto NO es necesariamente un “artista independiente”

No es exclusivo del tercer mundo, pero en éste aparece como parte aún arraigada de la cultura y las creencias más cotidianas, el pensar que el artista, para serlo, para asumirse como tal y para que otros le den “validez”, debe estar apoyado y acreditado por algún tipo de institución u órgano que nos lo disfrace y haga pasar por un producto “de verdad”, oficializado y credencializado por terceros.

Con esto me refiero a que el “escritor” aún debe tener un libro impreso y distribuído por alguna editorial de renombre para ser acreditado en los “altos” círculos y en el imaginario colectivo como “escritor”, lo digital e independiente no cuenta, es de chocolate. De la misma manera, los cineastas independientes que filman con medios digitales y distribuyen su obra por internet -o como puedan-, tampoco son reconocidos por la academia, y el hecho de que no sean parte de la mafia de las salas de cine, de las grandes compañías de distribución y de las grandes productoras movidas por los intereses de sus patrocinadores, los mantiene en un simbólico estado de amateurs, sea lo que sea que hayan creado, tengan una carrera inmensa o no.

fuxing-ur-perception-2

Nuestra percepción está moldeada gracias a nuestro entorno y cultura.

Un punto de inflexión interesante en el aquí y el ahora de México y latinoamérica es la creación y distribución digital para músicos. Interesante porque aunque es un hecho ya establecido y comprendido en lugares más desarrollados del mundo, aquí está “saliendo del cascarón”. Con esto no me refiero a que sea nuevo, sino que finalmente se empiezan a notar sus frutos y un cambio en la manera de entender tanto la creación, como la distribución de la música, llevando finalmente a la parte más truculenta, difícil y a veces frustrante de todo esto: un cambio en el contexto y recursos de apreciación del público para permitirse valorar bajo nuevos términos y lecturas, una obra.

artgeek

Ya muchas bandas y solistas, sobre todo de Europa, han comprendido que el sueño adolescente que todos hemos visto en películas, tan conveniente para la industria discográfica, es falso y que incluso cuando se llega a cumplir, tiene serias repercusiones: el músico o artista sueña con ser descubierto por una gran productora/disquera, que se haga todo por él, se inyecte de dinero su obra e imagen, se haga mercancía que lleve su nombre y el de sus obras. Diseñadores, productores, dueños, relaciones públicas, otros artistas y fans, todos a sus pies y dispuestos a moverse al más mínimo capricho.

La realidad es que esto normalmente no pasa, y cuando llega a pasar, con los grandes nombres del rock y del pop, podemos ver que después de algunos años, estas grandes figuras que creíamos millonarias y que brillarían para siempre, en realidad le deben toda la lana a sus disqueras o productoras, terminan en bancarrota o viviendo una vida como cualquier otro mortal. A menos, claro, que siendo vivillos desde chiquitillos se pasen del lado de la mafia y se conviertan en grandes productores, esos que terminan con los derechos de las obras de sus artistas, los derechos de transmisión, reproducción, a veces incluso los derechos para generar y vender mercancía. En pocas palabras: la lana y los derechos se van a quien goza del monopolio, nunca al artista. Esta clara idea que apenas se empieza a comprender, es uno de los grandes argumentos contra aquellos que hoy a todo llaman “piratería” y que hacen cabildeos constantes para que los gobiernos “regulen” internet (CISPA, SOPA y tantos demás). La gran mafia corporativa que ya no sabe de dónde agarrarse para sobrevivir.

tumblr_m452h6abyC1qhwu5uo1_1280

A raíz de esta entrada y de poner links a mi música en otras, he ido recibiendo cada vez más, en varias redes sociales, preguntas que siempre me parecen curiosas, parece haber un asombro especial en que alguien con sólo un par de canciones con un proyecto nuevo y solista pueda  tener su música en iTunes, Spotify y otros grandes servicios que se asume deben ser únicamente para los “grandes famosos”, para quien tiene detrás algún trato truculento o se hace pasar por “indie” sólo para ocultar una inyección de inversión corporativa organizada detrás.  Interpreto esto como parte de lo mismo, como un contacto un tanto confuso con un nuevo paradigma, otra  manera no sólo de hacer las cosas, también de entenderlas e interpretarlas.

El camino no es tan fácil ¿por qué? porque tienes que hacerlo todo tú mismo, justamente lo que un artista que sigue esperando a sus mecenas del paradigma anterior no quiere hacer, él o ella quieren ser rockstars y ya. Ni modo, malas noticias. Para quien asume la realidad y se deja de mamadillas, se asume como autoproductor y toma las riendas de su propia obra, las noticias son buenas. Así que hoy, en vez de rantear y mentar madres como suelo hacerlo hasta el final, comparto algunos pasos que pueden ayudar a quien busca producirse a sí mismo, muy generales, pero espero que útiles, sobre todo para músicos:

0) IMPORTANTE: Si no puedes generar obra tú [email protected] o con un grupo de otros generadores, felicidades, eres de esas personas que siguen apoyándose en el paradigma anterior que piensa que con tetas o una personalidad explosiva puede lograr algo parecido al arte. Lo siento, no eres artista, eres un trepador; deja de leer esto, llégale, bye, cya. Televisa te espera con los brazos abiertos.

Dumb-blonde-10369

1) Deja de esperar a tus mecenas y a las grandes productoras, no van a llegar de la nada, si llegan… y si llegan, felicidades, prepárate para ser explotado por contratos más largos que la cuaresma. Es tu perro y tú lo lavas.

2) Deja de imprimir flyers y llenar a tus amigos y gente cercana de chingaderas. Contaminas, gastas a lo güey y obtienes el mínimo beneficio. Agárrate las redes sociales, crea página de facebook, twitter y en general todo lugar donde puedas crear presencia. ¿No tienes internet en tu casa? están los ciber-cafés, piensa qué haras en cuánto tiempo y conviértelo en un hábito programado.

3) ¿Vender tu música, sobre todo si eres nuevo o no tienes una base de fans? ¿U MAD BRO? Pare usted el mame, deveritas, la mayoría de la gente simplemente ya no paga ni por discos de sus ídolos, menos por el disco del amigo de la prima de la vecina. No… entiéndelo, NOT. Tu música, idealmente, debería ser gratuita y distribuida hasta por los lagrimales, que la gente escuche, baje, conozca, habrá quien la odie, habrá quien sea completamente indiferente, pero siempre habrá a quién le guste y te empiece a seguir. Neta:

grump

 

4) “¿Si no vendo mi música entonces pa qué chingados hago todo esto?” pensarás, vamos con la respuesta fea, luego la bonita: A) En teoría eres un artista que hace esto por gusto, si vienen después el dinero y la fama como consecuencias de tu obra, chingón. Si no estás de acuerdo, está lleno de McDonalds y Oxxos buscando empleados. B) Tu obra gratuita es la entrada para que se te conozca, entiende que ni los famosos gringos ganan suficiente de sus discos. Tu obra, si la has distribuido bien y tiene calidad, solita te abrirá puertas en foros, radio, blogs, páginas, promotores, tocadas, conciertos. Es de estos anteriores de los que cobras, no de tu obra. Si no estás de acuerdo puedes continuar con el sueño rockstar de “ser descubierto” por las grandes compañías, de la nada. Suerte.

missstubborn

5) La parte que a ninguno nos gusta: sí, todo esto cuesta dinero, pero para los beneficios a largo plazo y sabiéndole buscar, es muy, muy poco. Ya tienes tu disco grabado y masterizado, o ya tienes tu sencillo listo para que la gente lo escuche, ya puede salir el bebé del horno… o eso. Bien, te vas a CDBaby -que tiene versión en español, por cierto-, haces tu cuenta, checas sus servicios de distribución digital de álbum completo o de sencillo, decides, sigues los pasos y voilá! en menos de dos semanas tu obra va a estar en iTunes, Spotify, la tienda de CDBaby y más de 30 de los más grandes servicios de distribución digital. ¿Quieres crear discos físicos y distribuirlos? ahí mismo se puede hacer. La cosa es que no te vas a gastar ni mil pesos por tener tu música. ¿Andas necio y quieres cobrarla? bien, ahí mismo le pones precio y ellos recolectan tus ganancias. Necesitarás tarjeta de crédito o cuenta asociada a PayPal.  Hay muchos otros servicios, pero en mi experiencia el mejor es el de CDBaby, no tienes que estar pagando anualmente, tu obra queda registrada y hasta código de barras.

6) Distribuye, promociona, pero en los lugares correctos. Tenemos que entender que sí, los amigos nos pueden ayudar, los amigos escuchan, dan opinión y van a las primeras tocadas o conciertos, después olvidémonos de ellos ¿por qué? porque está bien y es natural, son amigos, no son fans, deja de chingarlos. Lo que debes buscar es una base de fans, no amigos que se vuelvan fans, no sea [email protected] Contacta promotores, gente de radio independiente por internet, blogueros de música, reseñas; ellos siempre están buscando contenido, tú lo tienes. Si te toca madriza con sus reseñas, ni modo, así es la vida.

7) Ya llevas un rato haciendo eso y tienes una base de fans, ya habrás tocado o te habrás presentado en varios lugares, tal vez tienes un mailing list en donde NO estás spammeando como un enfermo y te tienen bloqueado, hay círculos en donde tu nombre ya no es desconocido. Bien, crea más y tal vez empieza a cobrar por ello. Haz o manda a hacer merch -camisas, tazas, lo que sea su voluntad- y véndela por internet también, Reverbnation (gratuito) tiene su propia página para generar mercancía y venderla en el mundo entero, sí, gratis, on demand. Empieza a cobrar por tus presentaciones, busca lo justo, sin rockstarear. Mantén el contacto con tus seguidores y fans, si preguntan, contesta; si buscan, que encuentren. Si eres un cretino con ellos, finalmente lo serán contigo, y [email protected], si estás leyendo esto, dudo que seas el rompebolas de Liam Gallagher o Björk, así que:

bajaleatupedo-carmensalinas

8) Asume que el camino es, si no largo, por lo menos medianito si tienes suerte, y que va a requerir de tu esfuerzo, de aprender mucho, de cagarla mucho, de aprender de esas cagadas, de convertirte en tu propio TODO, hasta que tengas la lana  o los contactos suficientes para ir deslindando responsabilidades. ¿Managers? si consigues a alguien que no sea puro pico de pájaro y pájaro nalgón, que consiga cosas y se quede con menos del 20% de lo que consiga, sin meter la pinche nariz donde no debe, adelante (suerte).

9) Entiende que estás ingresando a la manera en la que YA se están haciendo las cosas, aprovecha sus inicios.

10) Tu éxito como artista sólo tú lo puedes medir, si necesitas ser adulado por 1,000,000 de zombies babeantes que ven MTV para sentirte exitoso, pues ¿qué te digo?… ni cómo ayudarte.

 CatAndMirror111

Jorge Hill es escritor y músico independiente, puedes seguirlo en @JorgeHill y escuchar su nuevo proyecto de música en Reverbnation, Soundcloud, página oficial y Facebook.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.