Me Meme #mesta - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Me Meme #mesta
Por Jorge Hill
17 de diciembre, 2010
Comparte

Desde las primeras veces que interactué con internet tuve la sensación no solo de que esa cosa bizarra representada en una pantalla iba a cambiar y acelerar el curso de la humanidad, a la buena o a la mala, también de que le daría un giro a mi vida, a la mala o a la peor. Bueno, la verdad no, solo me metía a ver pr0n, igual que todos ustedes, pero más tarde sí llegó ese pensamiento.

Aunque el tema de hoy, en este, su congal, no ha cambiado ninguna elección en Medio Oriente o ha salvado a ningún alma de ser tragada por Satán, sí se ha convertido en sí mismo en un fenómeno cultural propio de internet, nacido del lenguaje y comportamiento únicos de la intahrwebz.

La palabra “meme” fue acuñada por Richard Dawkins (1), teórico de la evolución, divulgador científico, zoólogo, escritor, documentalista y come-curas; una de las personas con más talento y gracia para dejar callados y por primera vez seriamente confundidos, ofendidos y lógicamente reflexivos, a todo tipo de religiosos, espirituales, evangelistas,  creacionistas y demás portadores y focos de infección de la enfermedad conocida como PMIIM: Pensamiento Mágico Ilógico Imposible Medieval (2). En su libro de 1976 “El gen egoísta”, Dawkins expone la teoría (ya previamente comentada por otros) de que la evolución no funciona sobre especies o individuos, si no sobre los genes mismos, agregando al lenguaje científico y teórico mundial la palabra “meme”, que viene de la abreviación de mimeme (mímesis, imitación) y que remite a la palabra y concepto de gen, por sus pronunciaciones en inglés gene y meme. Los memes de Dawkins (3, 4) causaron una revolución en el pensamiento al definirse como unidades de información cultural que pueden ser transferidas a los demás, repitiéndose y llevando conocimientos casi instintivos, pero complejos, a las siguientes generaciones; soportando la carga de gran parte de los conocimientos primigenios de individuos y grupos, y permitiendo que los siguientes moldeen los memes con lo aprendido y creado, para ser transmitido nuevamente, con las adiciones, a los posteriores humanos. Sí, o sea, como cuando te mataban en el Nintendo y cargabas el último juego que habías grabado y ya no tenías que empezar desde el principio y no había tanto pedo, pues “Sí sa´s cómo, ¿no?”(5)

Pero bueno, vámonos a lo que nos truje, chenchos, que a pesar de que la ciencia es de las cosas más interesantes y sexys del mundo mundial, luego se me aburren, así que pasemos a… ¡Los Lolcats!, que finalmente, más o menos, de eso se trata la cosa.

Los memes de internet funcionan de manera parecida a los memes de Dawkins y por algo se les ha llamado así. Todos ustedes, que están leyendo esto en internet, tienen que haber visto, por lo menos, de minimito, un lolcat ¡unito! Llámese así a la foto o video de un gato (cat) en alguna posición o expresión extraña/tierna/chistosa, normalmente acompañada de una frase escrita que le da un nuevo significado al conjunto y te hace lolear, reírte (LOL, acrónimo o abreviación de Laughing Out Loud en inglés, “reírse en voz alta”).

El buen meme internetero parece salir de la nada, con alguna foto que alguien inocentemente subió a algún blog, web o al temible 4CHAN (6), inmenso foro de mensajes e imágenes que resulta ser el nido de gran parte de los memes más conocidos a través del universo universal y del que se necesita tener aunque sea un diplomadito para empezar a comprender; la cultura propia de internet está tan arraigada en ese lugar que se puede volver incoherente, repulsivo y hasta ofensivo para el visitante inocente o el noob (novato).

La foto o video que se sube con sonrisas esperanzadas de conmover a los “amiguis” pronto es tomada por un troll (7) o alguien con una buena (idealmente ingeniosa) tendencia hacia el humor, es entonces modificada con Photoshop o algún otro software y se vuelve a subir a  los internetz; si llama la atención de otros, es masivamente descargada y modificada con el humor, frases, imágenes o voces propias: ¡Voilá, un meme de internet ha nacido! recorriéndose exponencialmente por todos los recovecos de internet y haciendo cosquillitas en el inconsciente colectivo, convirtiéndose en viral.

Aparte de compartir características con los memes de Dawkins, los memes de internet mezclan características básicas del humor, como la misma repetición que es su naturaleza. Bien sabido es por los grandes cómicos, teóricos, escritores y guionistas de comedia, que la aliteración, la repetición y el absurdo tienen la capacidad de eventualmente convertirse en carcajadas, muchos sketches de aquellos ingleses genios de la comedia, el grupo “Monty Python” estaban basados en la aparentemente incoherente repetición de frases o situaciones absurdas. Por otro lado tenemos a nuestro propio “Monty mexicano”, el mismísimo Chespirito que nos ha dado más de 20 años de in-can-sa-ble repetición de exactamente las mismas frases y situaciones en los mismos personajes bajo el mismo sketch (dejo la apertura a su evaluación y exquisita deconstrucción semiótica para interpretar si en esto último hay o debería de haber sarcasmo).

El rickrolleo, Chuck Norris, Chubbles huyendo de algo, gatos endemoniados, niños gorditos cantando, Stormtroopers en una supuesta vida cotidiana, los espartanos de “300”, Dragon Ball Z, los Pokeymanz, “all your base are belong to us”, badgerbadgerbadger, imah frin´mah lazorz!… o todo lo anterior mezclado; el meme no tiene fin, hay memes de memes, de memes; el meme es Borgesiano, es alfa y es omega, es fractalidad, un Ouroboros… y mamarrachadas desas. Seamos serios, pues, es la complicación de un laberinto que se va auto-poblando y reinventándose nuevos caminos a base de metáforas y metonimias recién creadas, de la cultura popular, sarcasmo, ironía, sorpresa (WTF!), el chiste que vulnera a un tercero, el placer de vulnerar al propio Yo para salir con el narcisismo intacto, economías libidinales, sublimaciones, condensaciones y otras clavadeces que juegan entre la teoría científica seria (evidenciable) y el cuento de hadas sobre-intelectualizado y pantanoso de escritos antropológicos y psicoanalíticos que intentan sondear las partes más primitivas de nuestras reacciones culturales y el gran misterio que sigue siendo el humor. Ya el mismo Freüd se da vuelo con este tema en su no tan conocido, pero curiosamente esencial “El chiste y su relación con lo inconsciente”, de 1905 (8), ya saben cómo a los psicoanalistas les encanta nombrar la fecha de los libros de Tata Froid.

Finalmente, lo que parece ser más atractivo del  meme es que está al alcance de todos, es un fenómeno compartido y completamente POP; algo de lo que de entrada, se sabe, que se puede formar parte sin ser nunca el protagonista, fundirse en algo mayor. Traducible también a los #hashtags de twitter, en los que uno que otro narcisista se quiere pasar de listo, “apropiándoselos” o delimitando de maneras fascistoides el estilo en que uno ejercita el punto más básico de internet y sus fenómenos: que se usa, destruye o abusa como a cada quién se le dé su rechingada gana, incluso, irónicamente, incluyendo y aceptando el hecho medio facho y nazi de querer controlar al otro en su uso de internet (más fractalidad ourobórica, para que no se me atarante, querido lector), cosa que normalmente acaba siendo material de lols, como en los movimientillos sin pena ni gloria tipo #antidivos en twitter, los moderadores de foros intentando impregnar de “valores” algún sitio web o la más conocida de todas, el escándalo caza-brujas de Wikileaks a nivel mundial. La libertad de expresión y el sarcasmo ante los fútiles intentos de controlarla, son dolorosos bocados para aquellos a los que les hace daño hasta lo que no se comen.

En fin, tengo el súperpoder de sentarme a escribir y no acabar, así que como diría alguno de mis varios y variaditos ex analistas “Aquí le dejamos, nos vemos la siguiente semana”. Y si este les pareció un poco largo (intentaré ser más breve en los siguientes. #NOT), pero sobre todo clavado o abierto a demasiados temas al parecer poco relacionados, los invito a pensar y a preguntarse, de manera seria, tipo Don Fede (9), esas cosas que damos por hecho pero que en el fondo siguen posando como algunos de los grandes misterios de la cultura: ¿De qué, por qué y para qué chingados nos reímos los seres humanos?

Aventar de repente descarguitas eléctricas entre la mielina de las neuronas no hace daño #VerdadDeDios… LULZ.

……………………………..

Todo acerca de memes de internet como fenómeno, explicaciones de memes individuales, recursos y videos en www.knowyourmeme.com imperdible.

…………………………………..

Memes, videos, pics, juegos gratuitos independientes y muchas otras maravillas de las internets, en mi blog http://bufonismo.tk

……………………………………..

LINKS RELACIONADOS Y PIES DE PÁGINA:

1.     Página oficial de Richard Dawkins: http://richarddawkins.net/

2.     No temas por otro apuercalípsis como el del “HLNL” (¡Salve, oh, bendita Elba Esther!), el PMIIIM no es venéreo y está recién salido del laboratorio genético de mi manga.

3.     Dawkins, los memes y “el gen egoísta” http://www.danieltubau.com/biologia/biologia_memes.html

4.     ¿Qué son los memes? http://biblioweb.sindominio.net/memetica/memes.html

5.     Pequeño tributo personal a cierta oscura y chinosa belleza norteña.

6.     http://www.4chan.org/ ¡Aguas! Es un lugar sin ningún tipo de censura y pueden encontrar desde lo más tierno y sublime, hasta lo más repulsivo y tabú, luego no me vean feo, yo avisé.

7.     ¿Qué es un troll de internet? http://www.microsiervos.com/docs/trolls-de-internet.txt

8.     Interesante revisión y comentario sobre “El chiste y su relación con lo inconsciente” de Tata Froid o “Ziggy” pa los cuates http://es.shvoong.com/books/120155-el-chiste-su-relacion-lo/

9.     Chiste local twittero ¿no twitteas? Meh… ¿Qué esperas? www.twitter.com

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.