Mota y libertades 101 - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Mota y libertades 101
Detrás de la búsqueda por legalizar las drogas hay un discurso mucho más grande, uno que conviene a todos y al cual no deberíamos temer, sino apoyar.
Por Jorge Hill
6 de noviembre, 2015
Comparte

Ya andabas prendiendo el gallo en la calle y gritando en éxtasis los cantos de celebración y alabanza a que México, mágicamente, se hubiera convertido en algo que nunca ha sido. De un día para otro el moralista Estado y cultura mexicanos, así como la gran mayoría tradicionalista espantada que lo apoya, habrían declarado “legal” la mariguana. Serpentinas y nubes de humo ponedor para exaltar que muy de repente, cultura y estado rezagados por décadas y durante décadas, acostumbrados a apropiarse del cuerpo ajeno, brincaran como Marty McFly de Volver Al Futuro hacia el ¿presente?

Todo iba bien, pero…

Tgd2D

Si repetiste el tan necesario hábito de pasar más allá de los titulares clickbait, habrás tenido la fortuna de apagar el toque antes de que te cargara algún agente de nuestra H. Policía y habrás regresado a la realidad… con un rayito nuevo de esperanza que no había antes.

La cosa es que no legalizaron la mota, pero sí se asentó un precedente legal que no hubiera sido posible sin una iniciativa organizada para que cuatro personas obtuvieran, por primera vez en el país, el permiso para cultivar y fumarse su propia hierba del demonio que permite a Satán entrar a tu cuerpo para convertirte en un vividor homosexual abortabebés ateo cientificista de la izquierda radical liderada por AMLO y otros peligros para México, probablemente reptilianos iluminati.

Church-of-Satan-Gay-Marriage

Obviamente, según algunas abuelas, muchos religiosos y algunas “figuras públicas”, los cuatro integrantes de tremenda locura tendrían que ser “ahí, unos mariguanillos politizados”.  Para rompimiento del mundo simbólico que muchos en grupo Televisa y pelmazos como Esteban Arce perpetuan diariamente, los cuatro resultaron ser académicos y/o miembros de México Unido Contra La Delincuencia. Gente horrible, parásitos, cuarteto de chairos, ya chole con sus quejas, que se callen y se pongan a trabajar.

¿Y cómo es posible que la mismísima Suprema Corte haya permitido esto? Seguramente también “están mariguanos”, es la brillante teoría de algunos. Es más ¿cómo es posible que esos cuatro que lograron esto ni fumen mota? -al igual que su servidor-.

¿Qué pasa? ¿Por qué esto parece no encajar? Se preguntará usted mientras reza el rosario y apunta con la escopeta a la calle para cuidarse de los malditos yonkis drogadictos zombies que acaban de aparecer en todo el país. La respuesta es: “libertades”.

giphy

Mire, “legalizar” la mariguana no se trata de que a quien se lo permitieron se meta a su casa a fumarse 4 pacas de jalón y seguir así hasta el fin de los días; empezando porque esto simplemente no ha pasado nunca en el mundo después de retirar una prohibición de cualquier tipo. Se trata de uno o más motivos más grandes, mucho más grandes: que el estado mexicano empiece a abrirse a la posibilidad de dejar de tratar a los ciudadanos como niños idiotas que no pueden decidir qué hacer con su propio cuerpo… porque, ya sabe usted ¿no? El cuerpo es de cada quién, no del estado, no de alguno de los tantos dioses que rondan su habitación en las noches para checar que no se esté masturbando, no de su machín golpeador, no de su reinita controladora. No, su cuerpo es suyo y debería de poder hacer con él lo que le dé su chingada gana mientras no ande por ahí usándolo para matar, violar, robar y todo eso en lo que normalmente todos estamos de acuerdo que es dañino para la sociedad.

yisus

Obviamente, como también usted podrá constatar con pura lógica, dar más libertad, cultura e información al individuo suele ser inconveniente para gobiernos ineptos y corruptos, sobre todo si vienen de una historia de decadencia, abuso y control postcolonialista. Cualquier parecido con latinoamérica y África no es mera coincidencia.

El otro motivo fuerte es la “seguridad”. Se tiene la esperanza de que la violencia y cierto poder del narco mexicano bajen con la legalización. Este es un tema complicado porque muchos opinan que el narco realmente obtiene su poder y ganancias de drogas duras químicas como la cocaína, heroína, tachas, ácidos y meth, así como piratería organizada, mafias de tipo empresarial, fraudes, trata, extorsión, secuestro y tráfico ilegal de miles de cosas y personas. Así, se cree que “el golpe” que se le daría legalizando la mariguana sería menor, si es que realmente llega dar un rasguño.

Otro tema es que está ya más que demostrado que la mariguana no causa adicción, que de hecho, muchas drogas incluso químicas no causan adicción. La adicción es un complejo fenómeno de factores sociales y psicológicos que se debe repensar de manera global, pero una vez más, nos gana la moral añeja y los prejuicios, poco nos importan los datos duros y la ciencia.

https://youtu.be/ao8L-0nSYzg

La cosa es, señor, señora, que si usted quiere mantener libertades como la de su expresión, la de poder creer en el Dios que se le dé la gana y adorarlo en público y privado, la de poder echarse sus chupes con quien quiera, donde quiera y a la hora que quiera, y tantas otras libertades que damos por hecho, entonces habrá que pensar “¿por qué unas libertades sí y otras no?”, “¿Qué tal que sigo apoyando y alimentando un estado/gobierno controlador, represor, prohibitivo y policial, y luego vienen sobre mí también?”. Ándele, por ahí es la cosa. Porque, mire usted, si se asoma a la historia, eso siempre pasa: apoye un régimen al que le gusta apretar y un día lo van a apretar a usted también; apoye un régimen que se abre a libertades, al progreso, a la cultura y al pensamiento, habrá más libertades para usted también.

Y no me venga con que “Libertad no es lo mismo que libertinaje”, porque usted y yo sabemos que el “libertinaje” no existe y sólo es un término subjetivo. Agarre 10 personas al azar y pregúnteles cuál es el límite entre la libertad y el libertinaje.

originals_bullshit1_ranndino

Estás leyendo esto en el Congal y en Animal Político, debes estar haciendo cara de “Qué hueva, esto ya lo sé, es obvio y súper básico, pinche Hill amateur”. Me parece muy bien, lo que puedes hacer entonces, es mandarle el link a una o varias de esas tantas y tantas personas que tú y que todos conocemos, que abundan en México, que de verdad no ven la coherencia en todo este asunto, que se espantan, que creen que estamos enloqueciendo, que tal vez sin saberlo y sin tener la intención, están obstaculizando una política y una cultura de libertad, entendimiento, información y pensamiento crítico. Cuatro de las cosas que el país, y el mundo, más necesita.

 

@jorgehill

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.