Oi-Muchim pa la banda - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Oi-Muchim pa la banda
Harto de escribir sobre problemas, les traigo una receta rápida de oi-muchim junto a una cínica autopromoción.
Por Jorge Hill
28 de agosto, 2015
Comparte

¡Ya regresé y no voy a rantear!

10521908_1010338295666628_5018226576443132069_nBueno, poquito.

Los dos semanas pasadas estuvieron medio complicadas, en especial el viernes pasado, día en el que el corazón de mi padre decidió detenerse por un rato. Caos, locura y todo eso, pero parece que ya está estable, en otro estado de la república, ese lugar innombrable donde dicen que hay una “Dictadura Gay” y donde la gente bien, bonita y sobre todo normal, sale a las calles para defender a la familia verdadera -la de Dios nuestro señor-, los derechos de los niños y otros eufemismos de señora fresa espantada con los que creen tapar el tremendo boquete por el que se asoma su homofobia, sus mieditos a que se vayan a contagiar del SIDA cutáneo en su variedad maligna, que se les pueda pegar alguna enfermedad mental de esas infecciosas, que los chairos anarkopunks les vayan a rayar el carrito mirrey o que un pobre les rasgue la media bajo el vestido lobuki mientras les pide dinero con las uñas largas y marranas de sus rugosas manos de campo. Fuchi, ew.

CNbV5D8WcAAxNGL

♫ Guadalajara, Guadalajaraaaaa ♪

En fin, después pensé sobre qué escribir y no pude decidirme gracias a la inmensa variedad de este zoológico político, económico, social y cultural que se ha vuelto México, o que siempre ha sido pero sólo les anda cayendo el veinte a algunos hasta ahorita que vamos en picada, caída libre donde sólo flotan gaviotas, copetes, sus allegados y aquellos con cartera llena o buenos amigos allá arriba, en la nata impenetrable.

Por el momento estoy hasta la madre de politiquerías, farsas, versiones oficiales que parecen mentiras de adolescente borracho, órganos creados por el poder para exonerar al poder mismo y la violencia de todos los días, aumentando cada día. Estoy tan hasta la madre que sólo les voy a escribir una receta y hasta hacer una cínica, estúpida y sensual autopromoción.

Esto se llama “Oi-Muchim“, es una entrada/botana/ensalada coreana, se hace en menos tiempo de lo que nuestras instituciones de justicia fabrican culpables y sacan versiones que nadie se traga, es saladita como la suerte de EPN en sus discursos públicos, un poco dulce como La Gaviota regañando maternalmente a México en su video de la casita blanca y tiene una patadita picante estilo policía de Mancera.

No tema usted por la rareza en la mezcla de sabores probablemente inusual, hágame caso, es deliciosa y es perfecta para recibir a invitados inesperados, como los del SAT o el banco cuando les da por chingarte a ti en vez de a sus cuatines y jefes.

Ingredientes:

  • Necesitas un pepino “inglés” o “europeo”, el delgado y largo:

pepino-entero-5403545

Se encuentra ya en casi cualquier mercado o un súper grande. Si no encuentras, pues usa del otro, ya ni modo.

  • 2 dientes de ajo
  • 1/4 de cebolla
  • 4 cucharadas de aceite de ajonjolí
  • Ajonjolí
  • 1 cebolla de verdeo (si no consigues, usa la parte verde clara más fresca y firme de una cebolla cambray o de un poro)
  •  Pizca de azúcar
  • 4 cucharadas de soya
  • 1 pizca de pimienta blanca
  • Gochu garu (polvo coreano de chile) si no consigues en tu pequeña Corea local, ponle hojuelas de chile seco o polvo de chile puro. No recomiendo salsas o polvos de tiendita. No.

doggie no chingues

Neta, te estoy viendo… no lo hagas.

Instrucciones:

Toma en cuenta que todas las cantidades de ingredientes anteriores son generales, tú ponle más o menos de lo que quieras. Eso sí, no te saltes ningún ingrediente. Oh, tú confía en mí.

Corta el pepino en rodajas, julianas o como quieras, pero que no quede muy delgado ni muy grueso. Firme, pues.

Corta la cebolla en julianas delgadas, corta la cebolla de verdeo en rodajas o bastones delgados y el ajo tan grueso o delgado como quieras. Esto es una rápida botana oriental, no delicadezas francesas mamertonas de mediados del siglo pasado. Relájate.

Si la cebolla y la cebolla de verdeo te parecen muy fuertes, puedes “desflemarlas” en agua fría con una pizca de sal y un chorrito de vinagre durante 10 minutos para suavizar su sabor pero conservar su textura crunchy-crunch.

No la hagas de emoción y mezcla todo en un bowl, échale ajonjolí encima y más gochu garu si quieres.

IMPORTANTE: Resiste la insufrible maña mexicana de PONERLE LIMÓN A PINCHES TODO.

Te debe quedar algo así:

Screenshot (2)

Ahora la cínica autopromoción:

Entre mis chingas y caos de semanas pasadas está el hacer crecer un servicio amigable e íntimo de catering a domicilio con platillos orientales medio desconocidos en México. También estaremos haciendo videos y posts de comida, recetas, cultura y demás rarezas, asiáticas y algunas mexicanas.

Aquí les dejo los links:

elbunbo.com

Twitter: @bunbomx

Facebook: El Bunbo

Youtube: El Bunbo (ya vienen pronto los videos, suscríbase, no sea [email protected])

Sale, ya es hora de preparar oi-muchim y beber cerveza hasta terminar hablando coreano. Nos leemos el siguiente viernes.

Annyeong haseyo!

 

@JorgeHill

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.