"Podrá no ser delito, pero sigue siendo pecado" LOL - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
"Podrá no ser delito, pero sigue siendo pecado" LOL
Por Jorge Hill
25 de marzo, 2011
Comparte

 

DETENGAMOS LA LOCURA

 

Iba yo a escribirles acerca de una noticia que clamaba la aparición de círculos “desos de los extraterrestres, asegún” en el Estado de México, haciendo algunas muy probables insinuaciones de que los aliens podrían estarse escondiendo bajo el copete yuppie papaloy súper-winner-de-los-90s de Peña Nieto, pero…

Hoy nuestra bella narconación amaneció con quiénsabecuántos turistas menos, sepalamadre cuántas cabezas separadas de su cuerpo originario y  una noticia que empieza a hacer revuelo, sobre todo en las mentes moralinas que se han escandalizado por la decisión tomada por nuestros legisladores: el adulterio ya no será un delito

El capítulo cuarto del Código Penal Federal sanciona con cárcel, hasta de dos años y privación de derechos civiles hasta por seis años, a los culpables de adulterio cometido en el domicilio conyugal o con escándalo, siempre y cuando el ofendido no otorgue el perdón.

En la redacción de “El Universal”

 

Ya se escuchan y se leen cosas como “El estado debería procurar y reglamentar mejor las relaciones humanas y los daños psicológicos”, “Las tendencias modernistas de la ley dejan cada vez más sólo al hombre”, una acá bien feminazi (que loleramente, aparte, ya asume únicamente la parte masculina, “la parte que daña”, como depositaria de este cambio “falocentrista” a favor de blablabla,  juarz): “A esos hijos de puta se les debería encarcelar más tiempo en vez de permitirles hacer sus barbajanadas”.

Pero mi “fav”, por mucho, mucho muy, es la belleza contenida en “Podrá no ser delito, pero sigue siendo pecado para la iglesia católica”, siendo su creador el señor Hugo Valdemar (¿Voldemort, dice?), vocero de la Arquidiócesis Primada de México Something Something Organismo Whateveroso Loleador Del Diosito Más Verdadero Que Todos Los Demás Dioses Del Universo Universal Marca Registrada “¡2000 años de pensamiento estático retrógrada, 500 de medievalismo, unas cruzadas y una inquisición nos avalan!”

 

¡Venga nena, cabalga conmigo la ola de la irracionalidad!

(Haz click en la imágen para un loleo mayor)

 

La semana pasada escribí por aquí sobre el asunto de los tatuajes, el cuerpo y los poderes legales, institucionales y morales que lo cruzan, un tema recurrente en lo que escribo. Hoy con gusto recibo esta noticia que ya no sabe tanto a atole con huella dactilar, el estado deja ir otro más de sus miles de tentáculos sobre el cuerpo de el otro, tentáculo sustentado, como otras variedades, en el fangoso terreno donde lo legal es cruzado, a su vez,  por la moral y los organismos que intentan perpetuarla como característico y efectivísimo vehículo de control y ejercicio de poder; siendo la H. iglesia católica mexicana T.M. S.A de C.V. todos los derechos reloleados *reverencias* el organismo más aferrado a este tipo de mañosidades, con sus manitas con olor a niño recién llevado al catecismo, tratando de clavar la uñita mugrosa con restos de narcotrato sobre el menguante poder que el estado y la gente en general les ha dejado de conferir.

 

Cualquier cajita puede servir de confesionario.

 

Lo preocupante sobre este asunto es que, boquiabierto leo y escucho que a estas alturas del partido de la razón y la coherencia v.s. la ceguera voluntaria, existe aún mucha, demasiada gente, que parece sentirse abandonada por Papá-Estado a raíz de este tipo de decisiones, en vez de celebrar una liberación más de las muchas cadenas que hay sobre nuestro cuerpo y mente, sobre nuestra privacidad y nuestras decisiones cotidianas. Me aterra ver que son muchas de estas personas las que están en el poder, las que aún deciden por nosotros, las que nos informan de manera “objetiva” con la puntita de un puñal lingüistico moralizante y quejoso entre las palabras secas, las que deciden qué es “lo bueno y lo malo”, las que  pastorean al rebaño que todavía se los permite, porque aún no han hecho consciencia que es uno el que le da el poder al otro, que nadie lo poseé como si fuera un objeto personal e impermutable, que cada quién le regala el mango de la correa al amo que uno escoge, cuando bien puede tomarlo uno mismo… pero ¿Qué miedo, no? el terror a la libertad propia y la del otro es lo que propicia la creencia en este tipo de barbaridades como el infierno y los pecados, los castigos divinos, el “poder y las decisiones de Dios” legitimándose a través del estado, instituciones, empresas, chorito quesque social, valores Telerrisa y todos estos tentáculos entremezclados; la parte medio visible del Kraken que desde las profundidades te achica, te moldea y te vuelve  incluso “feliz” con la cabeza cuadrada (Al respecto, recomiendo ampliamente esta animación flash).

 

Precaución, crucero peligroso.


¿Vamos a celebrar?

Nomás avísale a Papá Estado, Mami TV y a Tatarabuelo anquilosado Religión que vas a llegar tarde, [email protected], [email protected], [email protected], [email protected], [email protected], [email protected] y esperemos, muy “pinches” sonriente.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.