Sales para el desmayo veracruzano - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Sales para el desmayo veracruzano
Pequeños ejercicios de poder sobre el cuerpo y cinismos obsceno por parte de gobernadores.
Por Jorge Hill
5 de abril, 2013
Comparte

IMG_9560

¡Se siente desmayecer!

¡Malagueña Salerosa! en el DF andamos bailando a ritmos ajenos, pero no es “¡Saboooorrrr!” lo que se grita mientras nuestros cuerpos se retuercen como gusanos con sal. Al contrario, bastante insípida se pone la fiesta del control cuando el GDF tiene la maravillosa idea de “cuidarnos” retirando el salero de las mesas en restaurantes, pero “si se pide al mesero, no se le negará”. Ah, vaya, yo pensaba que la medida sería no 50% sino 100% paternalista y controladora, y así se nos negaría también la sal si la pedimos, o tal vez no nos dejarían levantarnos de la mesa si no nos hemos comido todo  o no nos dejen comer nuestro postre hasta que nos acabemos la pinche sopa, que seguro sería de brócoli.

Pero ¿de qué quejarnos? si estas medidas se han tomado en algunos lugares de Europa y oh, my god, nada más y nada menos que en Estados Unidos, nuestro gran ejemplo a seguir, sí, ya saben, esos que tiran bombas a los que piensan diferente o a los que tienen muchos recursitos guardados que no quieren compartir, esos amantes del fast food y el consumismo voraz, esa sociedad tan sana y todo un pilar de la ideología, el arte, lo culinario y sobre todo, la salud pública.

4404122879_e7d6342283_z

Algunas viejitas asienten ante la iniciativa con cara de “Qué bueno que los cuiden, porque ustedes no se saben cuidar solos”, otros simplemente piensan “¿Cuál es el pedo? si quieres sal, nomás se la pides al mesero y ya. Pinches revoltosos, rojillos, nada les embona”. Estos partidarios de la genial ideología “Cállate y ponte a trabajar” pasan por alto cosas tan básicas como el crecimiento del control del estado sobre el cuerpo y las decisiones que deberían ser de uno  mismo. Vamos, que la cosa está tan jodida que sería algo así como “¿Tengo que pedir permiso pa meterme sal? entonces de drogas, aborto, eutanasia y otros, ni hablamos”, el discurso en varios frentes del ejercicio del poder sobre el cuerpo se retrasa, pierde fuerza, el momentum se ve frenado en el gran esquema. Pero es que “Ay, güey, ¡ni que te tuvieran en un campo de control!, o sea, no exageres” y ahí se muestra la mentalidad que sólo puede entender las cosas mediante polarización o extremos, el clásico bruto que necesita ser golpeado para entender que el amo es brutal, mentalidades a las que les es imposible entender conceptos como la agresividad pasiva o que les es demasiado fantasioso o simplemente inaccesible concebir el poder como una mancha voraz que va comiendo poco a poco si se le deja, que no se va a detener por sí misma y que no es probable, si no es un hecho, que no conoce límites y no los quiere, que lo suyo es todo, si la dejan.

Blobfish

Si te apendejas, te como.

Pero, ya sabemos que estas personas son veletas, navegando a donde las lleven los diversos vientos encontrados, esas corrientes a las que no encuentran (ni buscan) cara o dirección, simplemente están ahí, para terminar “a donde nos lleve el viento”. Eso sí, si las cosas se ponen feas, son los primeros en exclamar un largo gimoteo para después lanzar al cielo, con intransigentes y lastimeros tonos, un “¡¿Por qué nadie ha hecho nada?!”… así, sin un gramito de madre.

Total, que un día es una cosita, otro día otra, y cuando te das cuenta, como en el cuento “Casa Tomada” de Cortázar, ya se han apropiado de todo. Afortunadamente todavía hay gente allá afuera que en vez de pensar “Ay, no exageres, manito” se pone a hacer cosas. Por lo menos yo me hago la chaqueta mental de que escribir sobre estas cosas puede abrirle una grietita de posibilidades a alguien en la cabezota.

Dead_zombie_axe

The Walking Ciudadano Mexicano

Ahora, ¿qué tranza con el Duarte?, el gobernador de Veracruz que tiene como gran ídolo a Franco, que intentó encarcelar a tuiteros por “terrorismo” y luego tuvo que dejarlos ir porque la acusación no sólo era falsa, era un absurdo ridículo. Javier Duarte administra el estado con mayores asesinatos y desapariciones de periodistas en México, aún así “recibió” un reconocimiento de la asociación mexicana de editores de periódicos (AME) “por su labor de protección a periodistas”.

Javier-Duarte11

Como quieran ¡pero a mí me dan mi reconicimiento!

Resulta que para el siguiente día del gran reconocimiento, seis diarios de Veracruz se deslindan del mismo, algunos casi mentando madres porque el premio les parece en sí una mentada de madres, otros porque ¡ni siquiera eran parte de la AME! ¿O sea que qué chingados hacían en la lista que certificaba el reconocimiento? ¿O sea que quién pompó, quién mintió, quién metió mano o qué o cómo? HOYGAN:

oseaquepedo-memesdemexico1

Estaría muy a toda madre que el siguiente premio que le den al señor Duarte sea por cinismo, aunque estaría reñidísima la cosa si tomamos entre los participantes a muchos de los gobernadores actuales y pasados recientes, curiosamente, del PRI. Ay, suit beibi yisus.

Ahí está la maraña del poder, ahí está la mancha voraz que todo se come, incluso cínicamente, a la vista de todos, a la luz del día… ah, pero “No exageren, goeis, cómo les encanta armarla de pedo por cualquier cosita”. Así la ceguera.

Propongo, entonces, otro reconocimiento para todos nuestros hermanos y hermanas que van por la vida gozando de los derechos que tienen gracias a la lucha y los hocicotes abiertos nunca silenciosos de otros, para nuestros compatriotas que saltan sólo cuando tiene el pedo frente a la nariz y ya les picó hasta el cerebelo, aquellos que se toman las cosas tranquis, porque “ni que estuviera tan mal la cosa”.

La producción de tal cantidad de estatuillas para los premios “Tragacamote De Oro 2013” va a salir bien pinches cara.

 

darwin-award

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.