close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Tom Yum Goong, un delicioso caldo de camarón estilo thai
El Tom Yum se puede encontrar en muchas variedades; puede llevar pescado, mariscos, pollo, setas, hongos y algunos incluso le ponen leche de coco, aunque no es tan común.
Por Jorge Hill
23 de junio, 2019
Comparte

“Tom” significa “hervir”, “Yum” se refiere a una categoría de ensaladas o hierbas y “goong” significa “camarón” en tailandés. Hablar de ensalada cuando hablamos de una gran sopa, una de las más famosas de esta cocina, puede sonar raro. Pero se refiere a que lleva las mismas hierbas que algunas ensaladas típicas.

El Tom Yum se puede encontrar en muchas variedades, puede llevar pescado, mariscos, pollo, setas, hongos y algunos incluso le ponen leche de coco, aunque no es tan común. En Tailandia funge como nuestros caldos de mariscos o de camarón: picositos, calientes, con sabores intensos que se agradecen totalmente después de una noche de fiesta.

Como es costumbre en la cocina thai, encontraremos unos pocos ingredientes que no son tan fáciles de conseguir, pero se pueden sustituir por otros parecidos. La recomendación: el galangal se parece visualmente al jengibre y por eso algunas personas recomiendan sustituirlo, pero sus sabores no tienen nada que ver. Si no consigues galangal fresco o en polvo en tu tienda oriental favorita, mejor no lo sustituyas con jengibre, deja el ingrediente afuera… no pasa nada. Habrá quien se escandalice porque no se está usando la “santa trinidad” de la cocina thai (galangal, lemongrass y lima kaffir), ni modo, que hagan corajes.

La sopa no es complicada de hacer y no toma mucho tiempo, vale la pena echarse el clavado para una cena entre amigos o un desayuno dominguero, de esos que curan maravillosamente una tremenda cruda con algo diferente y original.

Sopa de Tom Yum Goong

INGREDIENTES (2 personas)

4 tazas o medio litro de caldo de camarón (de preferencia), pollo o agua simple.

2 tallos de lemongrass fresco (“hierba de limón” o “té de limón”, se consigue con las hierberas de los mercados, solo vas a utilizar el tallo grueso y fresco, no la hoja larga, seca y amarga que se usa para el té).

2 cucharadas de galangal en polvo, si no consigues en tienda oriental u online, sáltate este ingrediente.

2 tazas de hongos picados en cubos grandes. Puedes usar hongo blanco, champiñones, una variedad de setas u hongos asiáticos tipo shimeji o enoki. Una mezcla de todos ellos sería lo mejor.

8-10 camarones frescos. Como quieras: pelados, con o sin cabeza, abiertos, mariposeados. La costumbre thai es dejarlos enteritos, con “cáscara” y cabeza.

3 cucharadas de salsa de pescado (la consigues en tienda oriental u online).

½ taza de jugo o zumo de limón fresco.

2 cucharadas de azúcar.

4 hojas de lima kaffir, puedes sustituir con unas 2 cucharadas de rayadura de limón.

4 chiles de árbol o verdes, ajusta a tu preferencia pero no olvides que un Tom Yum que no pica, no es Tom Yum.

Un manojo de cilantro.

PREPARACIÓN

Corta los extremos del tallo del lemongrass, quita la hoja externa que normalmente viene muy seca y dale algunos golpes con el reverso del cuchillo (la parte no filosa, pues). Esto hará que se libere el delicioso aroma y sabor del ingrediente. Corta el tallo en unas 3-4 piezas.

Corta los extremos del chile para liberar su sabor y picor, si quieres que pique más, córtalos a la mitad y a lo largo para que el interior y semillas queden expuestos.

Lleva el caldo de camarón, pollo o agua a hervor y baja la llama a fuego medio-bajo, quieres un hervor suave para poder hacer una infusión de las hierbas, los sabores y aromas.

Añade el lemongrass, hojas de lima kaffir o rayadura de limón, polvo de galangal (opcional) y chiles. Deja hirviendo unos 10 minutos para la infusión de sabores.

Añade los hongos, la salsa de pescado y azúcar, deja hervir 5 minutos más.

Añade los camarones, deja hervir 3-5 minutos más, hasta que los camarones estén rojos y cocidos.

Apaga la llama y añade el jugo de limón, también el cilantro picado (cantidad al gusto).

Prueba y ajusta sazón, debe ser salada, con un ligero toque dulce, picosa y de sabor intenso.

Sirve y ¡listo!, facilísimo ¿no?

Probablemente quieras recordar a tus invitados que algunos ingredientes como el lemongrass o la hoja de lima no se comen, solo están ahí para dar sabor y color al platillo. Regla: si no se puede masticar ¡no se come!

¡Provechito!

@jorgehill

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.