Uber a ojo tapado - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El congal postapocalíptico
Por Jorge Hill
Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, mi... Hace música, escribe y cocina de manera independiente. Nada le embona. Psicólogo de carrera, milusos en la realidad. Twitter: @JorgeHill. (Leer más)
Uber a ojo tapado
Tapándose un ojo, Uber es magnífico, tapándose el otro es una compañía abusiva como pocas en el mundo. Echemos una mirada con los dos ojos abiertos.
Por Jorge Hill
8 de mayo, 2015
Comparte

141589-my-uber-is-down-there-meme-Img-R0eQ

Después de más de un año de darle vueltas y planearlo, hace unos meses estuve a punto de poner un food truck de comida oriental con inversión de socios. No les hago el cuento demasiado largo: aparte de que las cuentas no me salían, marchantas, el gobierno de esta ciudad y país no tiene la menor idea de qué hacer con ellos y están en un vacío legal que tiene detenidos a la gran mayoría. No son ambulantes pero tampoco son locales, no son públicos y no son privados, no son automóviles y tampoco son restaurantes. Sí son imanes de mordidas, sí huelen durísimo a monopolio y cacicazgo. Los restauranteros se unen para decir que son “competencia desleal”. Algunos vecinos los aman, otros los odian. Se quieren regular, pero a las delegaciones y mayoría de funcionarios les vale madre, como es costumbre con todo lo “nuevo” y todo lo terriblemente rezagado que se necesita legislar y regular en este país y ciudad, desde siempre.

¿Qué carajos tiene que ver esto con Uber? Si no ha ubicado todavía, téngame paciencia.

Como casi siempre, no sólo hay dos caras de la moneda, hay muchos lados de algunos problemas que preferimos ver de manera unidimensional, aventándonos como el pinche Borras y escupiendo tal cantidad de tarugadas que logran hacer llorar al niñito Dios en el cielo.

Uber es la moneda de hoy, el poliedro, el masacote, el muégano, como le quiera llamar.

El servicio de taxis que es medio público pero medio privado, medio pirata pero medio legítimo -según a quién se le pregunte-, había hecho de muchas vidas algo más cómodo y de apariencia “moderna”: seguros, discretos, rápidos, efectivos, con un trato amable y las tarifas prácticamente iguales a un taxi normal… mientras no quisieras uno de lujo o hubiera mucha demanda, porque los precios se te van a un lugar más allá de lo ridículo. Muchas mujeres se sienten seguras, cosa que desgraciadamente ya no se da en ningún lugar de este país, mucho menos en un taxi “de la calle” en la ciudad de México.

Como sabrán, el gobierno del DF, así como de muchas otras ciudades y países, les sacó tarjeta de “se te acabó la fiestecita”. No están regulados, no se ajustan a las leyes y no puedes andar por ahí llevando a gente en tu coche y cobrándole así nomás porque sí, tan-tan, se acabó.

La discusión general, como suele suceder, está por los suelos y nos perdemos en las aventadas al vacío; he leído tanto pros como contras que son dignos de lulz. Que “es un servicio para burgueses”. Si alguien lo puede y quiere pagar, y no son helicópteros o basura electoral pagada con tus impuestos ¿a ti qué chingados? No sea ardilla voladora. Que es un servicio para jodidos que no tienen coche, pero “se quieren sentir de la high” (porque “la high” es tener coche, lol).

El “ya porque les dan agüita gratis los defienden” es muy común, la mayoría en broma o por aventar un codazo, otros tan en serio que me hacen pensar en la cantidad de ácido fólico y meses de gestación que les faltaron.

a21qqpscuaef-ad

Tenemos del otro lado a los defensores absolutos, fanboys y fangirls que no ven o no quieren ver, al igual que los antiubers recalcitrantes, que el problema anda en otros lados. Ellos piensan en la salvación completa de la movilidad en la ciudad, la panacea, el perfecto modelo moderno que sólo una conspiración corrupta desde el gobierno podría estar interesada en desmontar.

Parece que algo complejo está pasando. ¿Será que todos tienen un poquito de razón y nadie la tiene completa? ¿Será que nos anda faltando información y mirar el fenómeno desde por lo menos un par de sus muchas otras caras?

Uber no es sólo un servicio que deja muy complacidos a sus usuarios, es también, y en primer lugar, una compañía. Una que se maneja de las maneras más mañosas y cerdas, aprovechando todos los huecos legales posibles en cada país y desmontando una de las funciones más básicas del estado: regular interacciones entre ciudadanos para que no sean abusados o abusivos, para que los monopolios no crezcan rampantes, para que tenga usted eso que se llaman “garantías”.

Sí, sí, está usted muy probablemente pensando “no mames, monito bloguero ¿eso cuándo pasa? Estamos en México”, y sí, tiene usted toda la mente llena de razón.

tumblr_n8vsx8CLTY1sn75h6o1_1280

Usté tranqui

Ese es uno de los problemas que hacen aún más complejo el problema de Uber: México es un caldo de cultivo para la corrupción, los monopolios, los crímenes, la impunidad, los abusos y prácticamente todo lo que se podría ver en el infierno si existiera. Pero eso, mi querido señor y señora llenos de razón, no quiere decir que entonces se deje sin tocar a una compañía sólo porque a usted le gusta. A mí me gusta, me encanta Uber, me trepo en varios cada fin de semana y los pago feliz. Entonces me acuerdo que si a compañías como ésas se les deja crecer sin regulación, luego son la única opción, y al ser la única opción, pueden hacer lo que se les dé la gana. Y lo van a hacer, porque ya lo han hecho, porque ya lo hacen.

Es bien sabido y documentado que sus altos ejecutivos han amenazado, intimidado y amedrentado a periodistas y funcionarios críticos de todo el mundo, que ha habido algunos casos de violaciones y que la agresividad cínica sin una pizca de ética de la compañía llega a niveles que ni siquera vemos en los banqueros y políticos mexicanos. Si esto es gran noticia para usted, sólo necesita un par de búsquedas en Google.

Pero lleguemos al meollo, a donde la inocencia quebrada finalmente se rompe. El gran negocio de Uber evidentemente no es el transporte de gente, son los datos precisos de la gente, eso que hoy es mina de oro. Si anda usted torciendo la boca al leer esto sólo necesita pensar que Facebook no es negocio por ser una red social, es un negocio billonario porque lo que ellos venden es la información de sus usuarios a otras compañías. La información geolocalizada de nuestros hábitos es, hoy por hoy, uno de los negocios más lucrativos del mundo globalizado y digitalizado, y nadie está regulando esto como se debe. Muchos ni siquiera te están preguntando si quieres o no, tu teléfono ya tiene todos los sistemas que se necesitan para saber todo lo que una compañía necesita saber de ti, tu huella digital en el mundo. No están haciendo espionaje, no están en una conspiración, simplemente es información que se puede obtener y que tú das, lo sepas o no.

deal with it cat

Sumemos a lo anterior el “reciente” boom tecnológico y de software que hace posible el “Big Data“, análisis especializados y enfocados de inmensas cantidades de información en internet, “la nube” y redes sociales. Hoy hay compañías que probablemente sepan un poco más de tus gustos, personalidad y posibilidades a futuro que tú mismo. No falta el que dice que otras redes ya tienen su información de todas maneras, que da igual, que por qué tanto argüende. Esos peligrosos niveles de ceguera e inocencia, de regalar cuerpo y mente para que otros lucren con él, “total, a mí ni me afecta”.

f41e831f141784983340946014_700wa_0

No se trata de poner el grito comunista trasnochado en el cielo por un servicio neoliberal que nos destruirá a todos mañana mismo si no lo detenemos ya, tampoco se trata de ser un cómodo consumista sin llenadera ni la menor perspectiva o pensamiento crítico. Se trata, creo, de poder ver que hay servicios y posibilidades que funcionan para el consumidor, que visibilizan las negligencias, ineptitudes e ineficiencias de gobiernos y competencia, pero que el fondo que las soporta o permite, y el lugar al que nos pueden llevar sin regulación, abre puertas peligrosas. Se trata, supongo, de no aventarse a lo pendejo a un lado o al otro; las pasiones sólo son útiles en la cama y en las artes.

Por ahí se dice que ya empieza a existir “un uber para todo”, refiriéndose a nuestro acercamiento a lo que se podría llamar “comunitarismo”, una tendencia social, política y económica de articularse de maneras más próximas, privadas y personales, pero al mismo tiempo más sociales y efectivas, bajo términos más “nuestros”. Aún así, debe existir algo que regule, que garantice, que impida abusos, que haga pasar las cosas por lo público, a eso también se le llama “estado”, ese “nosotros procurándonos a nosotros mismos”, eso que en México siempre ha estado tan roto que sólo deja ver su parte de imposición, de abuso, de imposibilidad. Sí, hay de estados a estados y hasta el más anarkopunk acaba implorando acciones de justicia a sus poderes cuando el abuso le toca a él.

directo en la fe

 #TrueStory

Criterio y acciones nulas de la mayoría de nuestros gobernantes y funcionarios que viven cómodamente en las nubes de un país imaginario, una ciudadanía a la que encanta ir con un ojo tapado y repitiendo el rosario mágico “El cambio está en uno“, compañías abusivas que saben que aquí se puede hacer lo que a uno se le dé la gana. ¿Así cómo empezar a generar negocios y articulaciones “modernas” efectivas, variadas, de todo para todos, leyes que se ajusten de manera siempre dinámica y consumidores informados y exigentes?

Usted dígame, yo nomás soy un pinche bloguero.

@JorgeHill

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.