Discriminación en aumento por COVID-19 - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Contagio
Por PADeCI. Proyecto de Análisis de Decisiones en Contextos Inciertos
PADeCI es un equipo interdisciplinario enfocado en promover la toma de decisiones basadas en evid... PADeCI es un equipo interdisciplinario enfocado en promover la toma de decisiones basadas en evidencia científica para la generación de políticas públicas. Nos dedicamos a crear modelos de decisión, análisis de información y generación de evidencia en ciencias de la decisión, salud pública, epidemiología, medicina, políticas públicas, economía, matemáticas y estadística. Compartiremos diversos análisis con técnicas novedosas de manera accesible sobre temas de coyuntura en políticas de salud. (Leer más)
Discriminación en aumento por COVID-19
En mayo de este año, el CONAPRED advirtió que socialmente existe una injusta adjudicación de la responsabilidad en las personas que no podían quedarse en casa por cuestiones laborales, por el aumento de contagios.
Por Karina Leyva
25 de septiembre, 2020
Comparte

En México, la discriminación ya era un problema serio antes de la pandemia. El COVID-19 ha tenido gran impacto en la vida de los mexicanos, más allá de las evidentes afectaciones a la salud y la economía. Esta emergencia sanitaria ha agudizado diversas problemáticas sociales a pesar de los múltiples esfuerzos que diversos actores, como las instituciones públicas y las organizaciones de la sociedad civil, han realizado para combatirlas.

La discriminación es definida por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) como “una práctica cotidiana que consiste en dar un trato desfavorable o de desprecio inmerecido a determinada persona o grupo”.1 Esta institución advierte que es probable que todas las personas hemos realizado o vivido prácticas discriminatorias que no logramos percibir debido a que éstas son se encuentran incrustadas en la cultura.

La discriminación hacia personas que padecen o que ya se han recuperado de la enfermedad COVID-19 ha preocupado a distintos órganos nacionales e internacionales. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha documentado diversos actos discriminatorios hacia personas infectadas con COVID en diferentes países. La mayoría de los casos tenían en común que los ataques eran dirigidos hacia personas que son consideradas “la otredad”,2 es decir, aquellos que no pertenecen a la mayoría como los migrantes o quienes pertenecen a una minoría étnica o racial.

México no ha sido una excepción en cuanto a casos de discriminación relacionados con esta enfermedad; sin embargo, la discriminación no ha sido dirigida exclusivamente a quienes se encuentran enfermos o ya se han recuperado.

En el ámbito de la pandemia, según la BBC (British Broadcasting Corporation), en abril de 2020 se registraron en nuestro país por lo menos 47 ataques y/o agresiones3 hacia el personal de salud, especialmente a enfermeras, aunque médicos y personal de limpieza también fueron blanco de ataques. Desde entonces, la violencia hacia el personal de salud siguió escalando; la Subsecretaría de Derechos Humanos Población y Migración observó que, entre los meses de abril y mayo, se registraron 103 agresiones a personal de salud.4 Los diez estados de la República donde se presentaron más agresiones fueron México, Jalisco, Coahuila, Hidalgo, Yucatán, Querétaro, Veracruz, Guerrero, Morelos y Aguascalientes.

La discriminación relacionada con la COVID-19 tiene una implicación de clasismo. En mayo de este año, el CONAPRED5 advirtió que, aunque cualquiera podríamos contagiarnos de SARS-Cov-2, socialmente existe una injusta adjudicación de la responsabilidad en las personas que no podían quedarse en casa por cuestiones laborales, por el aumento de contagios. La mayoría de estas personas estigmatizadas trabajan en el sector informal, no cuentan con un ingreso fijo o carecen de acceso a la seguridad social.

En personas que viven con VIH6 y en personas que padecen alguna enfermedad crónica degenerativa asociada a ser más vulnerable ante el COVID-19, como la diabetes, hipertensión arterial u obesidad, también existe un aumento en los actos de discriminación, especialmente en el ámbito laboral.

Se podría pensar que esta situación extraordinaria que se vive dio pauta para que aumentara el número de empresas que ejercen prácticas discriminatorias, sin embargo, la discriminación ya era parte de los procesos de reclutamiento laboral, desde antes de la pandemia.

Las investigaciones en torno a la discriminación en el sector laboral son aún escasas. Una de ellas es la que dirigió el Dr. Alfonso Miranda en 2019 en colaboración con CONAPRED e investigadores del CIDE-Región Centro y Centro Geo Aguascalientes. El estudio publicado Diversidad y discriminación en las empresas del sector servicios de la Ciudad de México7 es una de las investigaciones más actuales y novedosas en el tema.

El Dr. Miranda cuenta con una larga trayectoria en investigación; sus intereses como investigador se centran en el uso y desarrollo de métodos de estimación de modelos econométricos lineales y no lineales para datos longitudinales y de corte transversal. Es parte del equipo del Proyecto de Análisis de Decisiones en Contextos Inciertos (PADeCI), el cual forma parte del CIDE Región Centro y se encuentra bajo la dirección del Dr. Fernando Alarid-Escudero.

Esta investigación fue realizada utilizando diferentes enfoques: cualitativo, cuantitativo y experimental. Se elaboraron 700 encuestas y se recolectaron datos cualitativos de 28 empresas de servicios en la Ciudad de México mediante entrevistas semiestructuradas que fueron aplicadas a gerentes y personal de recursos humanos. También se tomó en cuenta la existencia (o no) de protocolos para identificar y dar seguimiento a actos de discriminación; la parte experimental consistió en utilizar experimentos de lista y experimentos de viñetas.

En dicha investigación se encontró que la mayoría de las prácticas discriminatorias ocurren en el momento de definir el perfil laboral de quien solicita un puesto de trabajo. Los reclutadores de empleo suelen tomar en cuenta cuestiones subjetivas como la apariencia física de aquellas personas que entrevistan. Suele importar el color de piel, el no usar perforaciones y/o tatuajes, así como el no vivir con alguna discapacidad.

Los resultados obtenidos mostraron que “más allá del género, la fuerza laboral de las empresas de servicios de la Ciudad de México carece casi por completo de diversidad”.7 En las empresas en las que se realizó la investigación, 87% no tiene ningún empleado o empleada que se declare indígena, 31% no cuenta con trabajadores o trabajadoras con discapacidad y en 29% no hay ninguna persona extranjera. En ellas, la falta de diversidad se justifica con argumentos discriminatorios.

Este estudio también mostró que el tono de piel está relacionado con la jerarquía al interior de las empresas, pues las personas con funciones directivas se ubicaban en los tonos de piel más claras, en comparación con los tonos de piel de las personas con funciones operativas. La investigación también parece haber encontrado que en estas empresas no se contrata a personas con tonos oscuros con la misma frecuencia que a personas con tonos de piel claros.

Adicional a lo que mostró esta investigación, es innegable que en las empresas ahora se suman a sus prácticas discriminatorias, aquellas que se relacionan con enfermarse, haberse recuperado o ser susceptibles de enfermar de COVID-19, aunque la discriminación no es exclusiva del ámbito laboral.

En tiempos de COVID, es indispensable vigilar y garantizar que los derechos humanos de todas las personas sean respetados, una perspectiva de derechos humanos es indispensable para la toma de decisiones y generación de políticas públicas. Para quienes tengan dicha responsabilidad no deberán olvidar que la ciencia es la herramienta ideal para poder tomar decisiones basadas en evidencia, no exclusivamente relacionada con el virus, sino también en los contextos sociales en los que esta pandemia se desarrolla.

@PADeCI1

 

 

1 CONAPRED. (2020). Discriminación e igualad. Disponible aquí.

2 UNESCO. (2020). La discriminación y el estigma relacionados con el COVID-19. Disponible aquí.

3 BBC. (2020). Coronavirus en México. Disponible aquí.

4 Gobernación. (2020). Observaciones sobre Violaciones a Derechos Humanos cometidas durante la Contingencia Sanitaria por COVID-19. Disponible aquí.

5 CONAPRED. (2020). El impacto de la pandemia de COVID-19 en los grupos discriminados. Disponible aquí.

6 La Jornada. (2020). Por Covid-19, personas con VIH revelan su condición y las despiden. Disponible aquí.

7 Aguilar Rodríguez, A., Miranda Caso Luengo, A., Zizumbo Colunga, D., & Sainz Santamaría, J. (2019). Diversidad y discriminación en las empresas del sector servicios de la Ciudad de México. Disponible aquí.

 

 

* Qué es PADeCI

El Proyecto de Análisis de Decisiones para Contextos Inciertos (PADeCI) es un grupo multidisciplinario de profesionales en diversas áreas de la ciencia que busca explicar de manera sencilla las situaciones que emergen de los contextos inciertos, como el que estamos viviendo a partir de la propagación del COVID-19.

PADeCI surge a principios de 2020 en el Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE) en la sede Región Centro en Aguascalientes. Esta iniciativa es liderada por el Dr. Fernando Alarid-Escudero, quien en los últimos meses ha reunido un equipo de investigación conformado por jóvenes investigadores del Bajío mexicano con interés en la Ciencia de las Decisiones, siendo el primer equipo de investigación con este enfoque en México.

La Ciencia de las Decisiones se caracteriza por reunir distintas herramientas de recolección y análisis de datos para la creación de modelos que ayuden a la toma de decisiones informadas, por lo que el equipo a cargo del Dr. Alarid-Escudero se conforma por profesionales en economía, ingeniería, matemáticas, computación, epidemiología, bioestadística, salud pública, sociología, historia, ciencia de datos y ciencia de la decisión.

A pocas semanas de la conformación de PADeCI, este equipo de investigación ha creado e implementado, en colaboración con expertos de la Universidad de Stanford en California, Estados Unidos, el modelo SC-COSMO (Stanford-CIDE COronavirus Simulation MOdel), un modelo epidemiológico matemático para dar seguimiento a la epidemia de COVID-19. El modelo SC-COSMO permite proyectar cómo se comportará la pandemia de COVID-19 bajo diferentes intervenciones no farmacológicas (INF) (como “La Jornada Nacional de Sana Distancia” decretada en México) y contempla las distintas maneras en que interactúan diferentes grupos demográficos en la población sobre la que se quiera obtener proyecciones, pues los patrones socioculturales de convivencia influyen directamente en la manera en que se puede extender el número de contagios.

El Dr. Alarid-Escudero es profesor investigador de la División de Administración Pública y miembro del Programa de Política de Drogas del CIDE-Región Centro y nivel 1 del Sistema Nacional de Investigadores. El Dr. Alarid-Escudero tiene una larga trayectoria en la investigación y desarrollo de modelos de decisión utilizados en prevención, control y tratamiento de distintas enfermedades crónicas e infecciosas. Es parte de la Red de Modelos de Intervención y Vigilancia del Cáncer (CISNET), consorcio de investigadores patrocinados por el Instituto Nacional de Cancerología de Estados Unidos que se enfoca en el uso de modelos de simulación para evaluar el impacto de intervenciones de control del cáncer sobre las tendencias de la población en la incidencia y la mortalidad. También es miembro fundador del grupo de trabajo Análisis de Decisiones en R para Tecnologías en Salud (DARTH por sus siglas en inglés) y del grupo de trabajo Red de colaboración para el valor de la información (ConVOI por sus siglas en inglés). Su formación multidisciplinaria lo ha llevado a desarrollar una gran convicción acerca de la importancia de que distintas áreas de las ciencias dialoguen entre sí para buscar soluciones asertivas a los grandes problemas de salud pública.

La Dra. Yadira Elizabeth Peralta Torres es profesora investigadora de la División de Economía y miembro del Programa de Estudios Longitudinales, Experimentos y Encuestas (PANEL) del CIDE-Región Centro. Es miembro también del Sistema Nacional de Investigadores Nivel I. Sus líneas de investigación se enfocan en el desarrollo y la aplicación de métodos estadísticos frecuentistas y Bayesianos con especial énfasis en el área educativa. Asimismo, la Dra. Peralta tiene experiencia en diseño de instrumentos y validación de escalas. Fue parte del Comité Técnico de ACT (American College Testing), uno de los principales exámenes estandarizados utilizados para medir rendimiento académico y el ingreso a estudios universitarios en Estados Unidos. Ha sido consultora estadística para diversas instituciones nacionales e internacionales como el Centro de Estudios Educativos, el Instituto de Desarrollo Infantil de la Universidad de Minnesota o el Programa de Investigación sobre la Equidad y la Inclusión en la Atención Sanitaria de la Clínica Mayo en Estados Unidos, por mencionar algunos. Dentro del equipo PADeCi, la Dra. Peralta es responsable del área de análisis y visualización de datos. Sus aportaciones en metodología cuantitativa, así como en psicometría y modelos longitudinales han sido elementales en la aplicación del modelo SC-COSMO.

El Dr. Alfonso Miranda es profesor investigador de la División de Economía y director del Programa de Estudios Longitudinales, Experimentos y Encuestas (PANEL) del CIDE-Región Centro. Es miembro del Sistema Nacional de investigadores nivel III desde 2019, y de la Academia Nacional de Ciencias desde 2018. El Dr. Miranda es editor de la revista científica Latin American Economic Review; investigador afiliado del Instituto del Trabajo (IZA), Alemania; investigador afiliado de la Organización Global del Trabajo (GLO) y del Grupo de Econometría de la de la Universidad de York, Reino Unido. Antes de unirse a CIDE Alfonso fue profesor en Estadística Social del Instituto de Educación de University College London, Reino Unido. Sus intereses de investigación incluyen el uso y desarrollo de métodos de estimación de modelos econométricos lineales y no lineales para datos longitudinales y de corte transversal; y sus aplicaciones en demografía, educación, salud y mercados de trabajo. Recientemente Alfonso ha trabajado en temas relacionados al diseño conceptual y estadístico de encuestas sociales y experimentos.

Andrea Luviano es médica cirujana egresada de la Escuela de Medicina del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y Maestra en Salud Pública por la Escuela de Salud Pública de Harvard T.H. Chan. En este proyecto sobre COVID-19 forma parte del grupo de modelación encargada de la adaptación del modelo SC-COSMO al contexto mexicano. Anteriormente, se desempeñó como asesora de la Dirección General y de la Dirección de Planeación Estratégica Institucional del Instituto Mexicano del Seguro Social y actualmente es asistente de investigación del Doctor Fernando Alarid-Escudero. Sus temas de interés están relacionados con políticas de salud y ciencias de la decisión en salud.

El área de análisis y visualización de datos cuenta con José Manuel Cardona Arias, quien es egresado de la Licenciatura en Políticas Publicas del CIDE. Su especialidad es el uso de distintos software y lenguajes de programación de vanguardia para el análisis y visualización de datos. Sus intereses como investigador se concentran en la evaluación de proyectos para la disminución de la pobreza y en temas de salud pública.

Regina Isabel Medina Rosales, estudiante de la Licenciatura en Políticas Publicas del CIDE, es científica de datos en PADeCI. Ha sido asistente de investigación como parte del Estudio Longitudinal del Desarrollo de los Niños y Niñas de Aguascalientes de CIDE–Región Centro (EDNA). Fue profesora de secundaria rural del sistema CONAFE así como delegada de la sociedad civil en 2019 de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de Naciones Unidas.

Mariana Fernández Espinosa es egresada de Ingeniería en Sistemas Computacionales de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Mariana es ingeniero de datos y modelador junior del grupo de modelación de PADeCI encargada del desarrollo de la estructura computacional necesaria para el uso del modelo SC-COSMO. Ha colaborado en diversos proyectos de investigacion en la Autónoma de Aguascalientes, la Universidad Autónoma de Querétaro y el Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial. Fue galardonada con el Premio Estatal y Municipal de la Juventud de Aguascalientes en 2018 en la categoría “Habilidades científicas y tecnológicas”. Fue becada por la empresa Huawei para realizar una estancia en Shenzhen sobre tecnología 5G.

Valeria Gracia Olvera es ingeniera ambiental por la UASLP y Maestra en Economía Ambiental por el CIDE. Desde el año 2017, ha participado como asistente de enseñanza en el CIDE, en cursos de posgrado como Microeconomía y Econometría, y desde el 2019 se ha desempeñado como docente en varias instituciones de nivel superior. En PADeCI realiza modelación y proyecciones matemáticas.

Hirvin Azael Díaz Zepeda es estudiante de la maestría en Métodos para el Análisis de Políticas Públicas (METPOL) del CIDE y licenciado en Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México. Es parte del equipo de modelación desarrollándose como modelador junior. Anteriormente ha sido asistente de investigación en el Centro de Estudios del Instituto Federal de Telecomunicaciones y analista en el área de riesgo financiero de una de las empresas más importantes de microfinanciamiento del país.

Hugo Berumen es Médico Pasante de Servicio Social en la modalidad de investigación, se encuentra en PADeCI con el interés de especializarse en ciencia de datos, y el desarrollo y aplicación de modelos epidemiológicos, estadísticos, y matemáticos. Colabora en proyectos de análisis de decisión para identificar estrategias óptimas de prevención, control y tratamiento de distintas enfermedades, como la enfermedad renal crónica en Aguascalientes.

La gestión y organización de un equipo tan diverso no sería posible sin Marcela Pomar Ojeda quien es historiadora egresada de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, editora con 20 años de experiencia en el ramo, Maestra en Administración y Evaluación de Proyectos por la UP y estudiante de la Licenciatura de Economía en la UNAM. Ha sido columnista de La Jornada Aguascalientes y es directora ejecutiva de la revista Aguaardiente de la UAA. Es colaboradora académica en la División de Administración Pública y en el Programa de Política de Drogas del CIDE, Región Centro. Participó como coorganizadora a fines de 2017 del colectivo aguascalentense Ciudadanía Informada y Activa (CIA), conformado por ciudadanos interesados en la toma de conciencia social y política.

La vinculación con distintas instituciones y sociedad civil se encuentra a cargo de Karina Alejandra Leyva Rodríguez, quien es socióloga egresada de la Universidad Autónoma de Aguascalientes y maestrante en estudios sociopolíticos en la Universidad de Guadalajara. Se especializa en estudios sobre movimientos sociales, feminismos y análisis de redes sociales. Ha sido becada en múltiples ocasiones por la Academia Mexicana de Ciencias para realizar estancias de investigación sobre derechos humanos de las mujeres y en 2017 fue ganadora del primer lugar del área de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades del quinto Encuentro de Jóvenes Investigadores en el estado de Aguascalientes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.