Presidencial atole con el dedo - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El dato checado
Por Alberto Serdán
Alberto Serdán tuitea, busca cifras y las usa para entender lo que le rodea.
Presidencial atole con el dedo
Quienes saben de estas lides ni se acercan a los foros pues consideran escasa su utilidad. Seis años son suficientes para renovar la generación de ciudadanos que incautos caen en estos ejercicios.
Por Alberto Serdán
17 de abril, 2013
Comparte

Cada seis años se repite el ritual de la simulación.

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) es el documento que establece las líneas generales de lo que hará el gobierno en el próximo sexenio. De ahí se derivan planes sectoriales con objetivos y metas que a su vez son el referente para justificar las decisiones presupuestarias y los planes operativos anuales de las dependencias. Se trata de un documento que guía las políticas públicas gubernamentales.

Por su importancia y porque la ley así lo establece, este documento requiere una amplia consulta con la sociedad. Así se ponen buzones en presidencias municipales, se habilita una página de Internet y se reciben propuestas en las oficinas de gobierno. También se realizan foros estatales, regionales y nacionales para discutir las ideas que alimentan este plan, tomar la foto de rigor y acumular numeralia para presumirla cuando sea requerido hablar de participación ciudadana y de los esfuerzos gubernamentales para promoverla.

El viernes tuve una llamada inusual. “Hablo de parte del secretario de Gobernación”, tronó del otro lado del auricular. Honestamente creí que era una broma. Nunca un gobernante de tal nivel me había buscado. Rápidamente me indicaron el propósito de la llamada: querían que participara en la mesa de “gobernabilidad democrática” en el Foro “México en Paz” del Plan Nacional de Desarrollo que se llevaría a cabo en Monterrey. “Ahí va a estar el secretario y varios gobernadores y escucharán sus propuestas”, prometieron.

El lunes a mediodía no sabía en qué vuelo saldría ni en qué hotel me quedaría. Hablé para saber si seguía en pie la invitación. Me dijeron que sí y me pidieron que me presentara en el hangar presidencial pues volaría en el avión del presidente. Me gusta visitar museos y éste no lo conocía.

El martes el evento comenzó con más de hora y media de retraso. Un enorme auditorio escuchó los discursos protocolarios y luego nos separaron por mesas. Al panel que me habían invitado sólo tuvo lugar para gobernadores y una senadora. Los demás, al sillerío. Arribó el secretario, hablaron los gobers haciendo uso prodigioso de palabras para no decir nada. Nos pasaron tarjetas para formular preguntas, mismas que no se leyeron y dudo que hayan llegado a sus destinatarios. Terminaron los discursos y se acabó el Foro.

Éramos varios los invitados a participar y hablar, nos quedamos con las ganas. Calladitos nos vimos más bonitos.

Anteriormente ya había “participado” como asistente en el Foro de Educación con Calidad celebrado en Veracruz. La dinámica fue la misma: discursos protocolarios, paneles sin sesiones de preguntas y respuestas, invitaciones a “participar” vía internet. Me cuentan que en los demás foros ocurre lo mismo salvo honrosas excepciones.

Esto no es nuevo. Un veterano de estas reuniones me comentó que a lo que asistimos fue “mucho más participativo” que los ejercicios de Calderón, Fox, Zedillo, Salinas. Recuerda que con De la Madrid hubo algo similar a lo de ahora. También me confió que con Calderón y con Fox incluso le dieron un texto que debía hacer suyo para aparentar así que la propuesta era “ciudadana”.

No obstante, la numeralia apantalla. En la elaboración del PND 2001-2006 participaron 174,865 personas, de las cuales 46,914 lo hicieron a través de foros de consulta y el resto vía internet y correo. En el PND 2007-2012 se sabe que participaron 131,918 personas de las cuales 51,997 lo hicieron a través de 205 foros de consulta. Para la elaboración del PND 2013-2018, hasta el momento tan sólo en el sitio de internet  hay 122,507 participaciones individuales y contando. En los foros de consulta sospecho que seré un número más y habré de contribuir al “esfuerzo de participación más grande de la historia”.

Quienes saben de estas lides ni se acercan a los foros pues consideran escasa su utilidad. Seis años son suficientes para renovar la generación de ciudadanos que incautos caen en estos ejercicios. Otros los aprovechan para ver a los compañeros de lucha y aprovechar el espacio para retomar contactos, recordar caminos, sugerir trabajo conjunto. Otros genuinamente consideran que son oportunidades de participación. Otros disfrutan de tomarse la foto del recuerdo.

Es natural la dificultad de operar los procesos de participación con tanta gente involucrada así como de sistematizar la información. Pero se requiere repensar el modelo de consultas para hacer que el esfuerzo valga la pena. A su vez, es indispensable hacer transparente al PND con propuestas como las que ayer muy atinadamente comentó la colega de estas páginas María del Carmen Nava y, finalmente, debe comprenderse que el PND no es el único espacio de participación para la definición de las políticas públicas, pero su proceso de elaboración puede ser ejemplar para otros ámbitos como la aprobación de leyes, la definición de planes sectoriales y locales, la creación de programas de gobierno y sus mecanismos de vigilancia y control ciudadanos.

A decir de quienes han participado en los foros del PND, éstos son vistos para la legitimación del gobernante en turno más que como sustantivos ámbitos de reflexión sobre los problemas nacionales y de deliberación y construcción conjunta de soluciones. Es una pena que en el nombre de la legitimidad se caiga en el engaño. Un atole con el dedo de presidenciales proporciones.

Aún hay tiempo de corregir: el Congreso debe aprobar el PND. Tiene en sus manos la posibilidad de asumir su papel de representante del pueblo y llevar a consulta el PND ante sus representados. Tengo una ligera sospecha de que ello no ocurrirá. De hecho de eso, de la poca representación y de los mecanismos para mejorarla, era de lo que iba a hablar en el dichoso foro.

Seguimos la conversación.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.