El derecho a saber - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El derecho olvidado
Por Asistencia Legal por los Derechos Humanos ASILEGAL
La defensa de derechos humanos no es selectiva ni negociable y, normalmente, encuentra su necesid... La defensa de derechos humanos no es selectiva ni negociable y, normalmente, encuentra su necesidad en los sectores más estigmatizados y olvidados de la sociedad, como lo son las personas en conflicto con la ley penal. Luchamos por darle voz a las mujeres olvidadas, las personas indígenas sin intérprete, las víctimas LGBTTTI de abusos y discriminación del Estado. Luchamos por el derecho de las y los olvidados. (Leer más)
El derecho a saber
Cuando el aparato de justicia actúa en contra de alguien con el fin de enjuiciarlo y, posteriormente, sancionarlo, todos los involucrados precisan tener información que los lleve a saber inicialmente y en general tres cuestiones: ¿qué está pasando?, ¿cómo se puede resolver? y ¿cuánto tiempo implicará la situación?
Por Luis Durán
14 de octubre, 2021
Comparte

La reciente resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, relacionada con la libre decisión de mujeres y personas gestantes sobre la interrupción legal del embarazo y descriminalización del aborto, ha puesto en el centro de la discusión el valor de decidir. Para hablar más sobre el tema es recomendable la obra de Fernando Savater “El valor de elegir”, pues para poder decidir con libertad, es necesario tener información suficiente. Este paquete de datos que constituye la información suficiente se encuentra en diferentes fuentes y una de éstas es la autoridad.

Cuando una persona es detenida e ingresada a un centro de reclusión, la mayoría de las ocasiones no tiene idea de lo que está sucediendo o de lo que va a pasar; esto crea un escenario en el que no se puede tomar una decisión, porque no se tiene la información precisa y adecuada, y lleva a la persona a poner su destino en manos de otras como abogados (particulares o del Estado), familiares – que opinan sin conocimiento -, algún compañero que le hace recomendaciones o la propia autoridad, ocasionado que en el mayor de los casos no se tomen las mejores decisiones en favor de la persona detenida.

Se dice que la información es poder, pero este texto no hace alusión al tipo que se solicita a la autoridad en un ejercicio de transparencia y acceso a la información; se refiere a lo que debe saber y conocer una persona que se encuentra en una situación incierta, como el inicio de un procedimiento penal en su contra que implica la privación de su libertad. Se refiere a la comprensión total de un momento que impactará profundamente su vida.

El sistema del Estado ha sido diseñado, creado y encargado de resguardar a las personas dentro de cualquier centro de detención, no solamente debe resguardar a los que están bajo su cuidado, sino que debe velar por su seguridad personal, salud y situación de vida por lo que es necesario que la autoridad se cerciore de que todos ellos tengan claridad sobre su situación jurídica y los procedimientos que, a partir de ese momento, regirán gran parte de la vida durante su estancia.

Es importante que el recién integrado a la población penitenciaria sepa que a su ingreso le harán una revisión física exhaustiva, le cuestionarán sobre sus datos generales y le realizarán un examen médico con el fin de saber las condiciones personales y físicas en las que ingresa y, en consecuencia, destinarle la atención necesaria. Posteriormente, la autoridad deberá informarle sobre los derechos y obligaciones que tiene al interior.

De la misma forma, quienes acompañan en este proceso al recién ingresado en un centro de reclusión tienen demasiadas dudas que generalmente nadie les resuelve. Esto propicia que los buitres aparezcan y con mentiras se aprovechen de la incertidumbre y desesperación de los familiares; quienes, primeramente, demandan saber las condiciones físicas, de salud y anímicas de su detenido, quieren conocer las circunstancias en las que va a estar privado de la libertad y el tiempo que estará en esa situación. Buscan conocer qué cosas pueden ingresar para llevarlas y lograr que su estancia no sea tan precaria; precisan saber el motivo por el que su familiar está en ese lugar y la autoridad a la que deben acudir para intentar resolverlo.

Todos necesitan saber.

Como puede observarse, cuando el aparato de justicia actúa en contra de alguien con el fin de enjuiciarlo y, posteriormente, sancionarlo (en caso de resolver que existe la convicción de su responsabilidad penal), todos los involucrados precisan tener información que los lleve a saber inicialmente y en general tres cuestiones: ¿qué está pasando?, ¿cómo se puede resolver? y ¿cuánto tiempo implicará la situación?

La respuesta a éstas y otras preguntas que surgen con motivo de una privación de libertad se constituyen en un derecho para los involucrados y en una obligación para las autoridades correspondientes que, atendidas oportuna y adecuadamente, ayudarían a evitar errores y actos de corrupción generados por el estado de incertidumbre y angustia natural que se presenta en situaciones como ésta, además de permitirles tomar mejores decisiones.

Todos tienen derecho a saber.

@AsilegalMx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.