Enfoques interseccionales, los grandes ausentes de la supervisión penitenciaria - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El derecho olvidado
Por Asistencia Legal por los Derechos Humanos ASILEGAL
La defensa de derechos humanos no es selectiva ni negociable y, normalmente, encuentra su necesid... La defensa de derechos humanos no es selectiva ni negociable y, normalmente, encuentra su necesidad en los sectores más estigmatizados y olvidados de la sociedad, como lo son las personas en conflicto con la ley penal. Luchamos por darle voz a las mujeres olvidadas, las personas indígenas sin intérprete, las víctimas LGBTTTI de abusos y discriminación del Estado. Luchamos por el derecho de las y los olvidados. (Leer más)
Enfoques interseccionales, los grandes ausentes de la supervisión penitenciaria
El Diagnostico Nacional de Supervisión Penintenciaria presentado en el presente año deja mucho que desear. Grosso modo, una vez más parece ser solo una presentación de datos aislados que carecen de cruces y análisis contundentes que permitan describir las condiciones generales de los centros penitenciarios y del propio sistema.
Por Adrián Morales
14 de julio, 2021
Comparte

Cada año el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP) de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) es esperado para sumar al análisis de la situación que viven las personas privadas de libertad en nuestro país. Dicho diagnóstico nos permite tener una radiografía de los sistemas penitenciarios con base en los parámetros de medición diseñados por este organismo y que tienen que ver con los mecanismos que deben garantizar la integridad de las personas privadas de libertad, condiciones de estancia digna, contextos de gobernabilidad, reinserción social de las personas privadas de la libertad y grupos sospechosos, es decir grupos en especial condición de vulnerabilidad.

No obstante, de la experiencia de 15 años en que la CNDH lleva haciendo este diagnóstico, es necesario señalar los problemas y carencias constantes que se repiten año con año. La transversalización del enfoque de género y de diversidad sexo-genérica brilla por su ausencia, pues aunque existen apartados donde se menciona a la población LGBTTTI+ y a las mujeres privadas de libertad, en sus análisis la desagregación por género no existe. Hay indicadores sumamente importantes que ayudan a comprender el fenómeno de la violencia en el sistema penitenciario, como el número de homicidios, suicidios y abusos, por lo que la desagregación por género contribuiría enormemente al análisis particular de la situación de vulnerabilidad de mujeres y personas LGBTTTI+.

Dentro del informe, los apartados en donde se llega a mencionar a las mujeres son solo para mostrar alguna deficiencia en la separación (hombres y mujeres) dentro de los centros de reinserción y en la atención recibida de igual manera. Da la sospecha que esta información es presentada solo como un requisito, más que por un interés auténtico de visibilizar la situación de las mujeres y demás minorías dentro de los centros penitenciarios mexicanos.

Del mismo modo, el DNSP carece de información estadística relacionada con la interculturalidad de la población penitenciaria pues escasean los datos relacionados con las personas auto adscritas como indígenas. Analizando los datos que se dan a lo largo del Diagnóstico se puede incluso apreciar esa falta de interés por los datos presentados.

¿Por qué es importante un enfoque interseccional?

La importancia radica en que con esta perspectiva se presentan necesidades y problemáticas diferenciadas según el sexo, el género, la edad, la auto adscripción indígena, el idioma, religión, educación, discapacidad, estado de salud etc. La falta de protección o garantía a determinados derechos al interior de los Centros de Reinserción Social, y frente a las necesidades específicas por grupos en situación de vulnerabilidad, hace necesario el diseño e implementación de propuestas de atención diferenciada.

El DNSP es una herramienta que puede permitir visibilizar cómo se garantiza el ejercicio y acceso de los derechos humanos de cada grupo en situación de vulnerabilidad. Aun mejor, si el DNSP contara con la perspectiva de género detectaría la presencia de tratos diferenciados –basados en el sexo, el género o la orientación sexual- y determinaría si dicho trato es necesario y legítimo, o si, por el contrario, es arbitrario y desproporcionado y por lo tanto discriminatorio, lo que daría la pauta para tomar el camino hacia la reinserción social.

Es importante que el DNSP plasme los impactos diferenciados que viven las personas privadas de libertad y con ello fortalezca las acciones de las autoridades corresponsables con la reinserción social para visibilizar las causas que generan dichos impactos. Sin lugar a duda este Diagnóstico debería contar además con un enfoque de reinserción social, atendiendo el objetivo constitucional del sistema penitenciario. No olvidemos que la reinserción es el fin último de las prisiones y un derecho humano que, como cualquier otro, debe ser garantizado por el Estado. Contar con este enfoque en el DNSP representaría la gran oportunidad de generar directrices que contribuyeran a una efectiva reinserción.

Es importante puntualizar que el DNSP debe dar cuenta del papel que juegan los corresponsables para garantizar los derechos humanos y con ello hacer uso útil a los establecido en la Ley Nacional de Ejecución Penal.

En resumen, el DNSP presentado en el presente año deja mucho que desear. Grosso modo, una vez más parece ser solo una presentación de datos aislados que carecen de cruces y análisis contundentes que permitan describir las condiciones generales de los centros penitenciarios y del propio sistema. Siendo la Comisión Nacional y las Comisiones Estatales de Derechos Humanos las únicas instituciones con presupuesto asignado y que cuentan de facto con acceso irrestricto a centros penitenciarios para documentar las condiciones de internamiento de forma integral, los alcances de este documento deben ser progresivos y mayores año con año, y se debe dejar de lado la realización de un documento para dar simple cumplimiento con la ley.

* Adrián Morales es colaborador del área de investigación de @AsilegalMx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.