La esperanza es la pobreza - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Foco
Por Data Cívica
En Data Cívica buscamos revelar datos que detonan cambios a través de la investigación, el des... En Data Cívica buscamos revelar datos que detonan cambios a través de la investigación, el desarrollo de tecnologías, la generación de contenidos y el fortalecimiento de capacidades. El foco es un espacio donde analizaremos temas que nos preocupan con una óptica distinta: cuantitativa pero humana. Buscamos volverlos claros y distinguibles. Prender el foco. (Leer más)
La esperanza es la pobreza
Los denominados “municipios de la esperanza” son más pobres, están menos conectados y tienen menos infraestructura hospitalaria que los que no lo son. Mientras la pobreza y lejanía explica que muchos de los municipios de la esperanza no tengan casos, la falta de infraestructura hospitalaria explica que otros no tengan.
Por Georgina Jiménez
17 de mayo, 2020
Comparte

El 13 de mayo de 2020 durante la conferencia mañanera escuchamos al presidente anunciar el plan para el regreso a lo que él denominaría “la nueva normalidad” después de la pandemia global de coronavirus. No sabemos a ciencia cierta que la pandemia haya terminado ni si estamos atravesando lo peor de la crisis, pero el gobierno de México ya ha instaurado un plan para regresar gradualmente a las actividades presenciales.

Dentro de los anuncios que se dieron hace un par de días, se mencionó que los primeros municipios en abrir serían aquellos denominados “Municipios de la esperanza” que cumplen con dos características. La primera es que no tienen casos confirmados y la segunda que ninguno de sus municipios colindantes tienen casos confirmados tampoco. Sabemos que muchas variables pueden tener efectos importantes en la detección de casos de coronavirus. Es por eso que en Data Cívica decidimos explorar qué variables podrían explicar que un municipio no tenga casos de coronavirus cerca.

Los municipios de la esperanza son más pobres y están más alejados que los municipios que no lo son

Para obtener los denominados “municipios de la esperanza”, la lista aún no ha sido publicada, utilizamos los datos publicados por el mismo gobierno el 12 de mayo. Hicimos cálculos geográficos para ver qué municipios colindan y después calculamos cuántos casos cada municipio tiene alrededor. Finalmente, consideramos esperanza a aquellos con cero casos alrededor y cero casos propios. Consideramos también la categoría de municipios que tienen casos alrededor, pero aún no han presentado casos propios. Haciendo este ejercicio, obtuvimos en total 292 municipios de la esperanza, y no 269 como ese día se anunció. Cabe mencionar que el mismo 13 de mayo, en la conferencia de la tarde, Hugo López-Gatell mencionó que los criterios presentados en la mañana no serían necesariamente los que se respetarían para regresar a la normalidad.

Lo primero a mencionar es que los municipios de la esperanza son mucho más pobres que los municipios que no lo son. Si dividimos a los municipios del país en cinco grupos, según su porcentaje de pobreza extrema según CONEVAL, veremos que mientras el 51% de los municipios de la esperanza clasifican dentro de los que tienen un porcentaje de pobreza extrema más alto, sólo el 6% de los municipios que sí presentan casos clasifica ahí.

La tendencia es la misma con los municipios que no han presentado casos propios, pero que sí tienen casos alrededor. Mientras el 26% de ellos clasifica dentro de los municipios con más pobreza extrema del país, sólo el 6% de los que sí presentan casos clasifica ahí.

Los municipios de la esperanza también están bastante menos conectados que los municipios que tienen casos confirmados y que los municipios sin casos confirmados, pero con vecinos infectados. Mientras en el 82% de los municipios ricos que sí están infectados pasan carreteras federales y estatales, en sólo el 32% de los municipios ricos que clasifican dentro de los de la esperanza pasa lo mismo. Al ser el nuevo coronavirus un virus que vino del extranjero tiene sentido que sean los lugares más recónditos los que aún no tienen casos confirmados.

Hay menos infraestructura en los municipios de la esperanza y en los municipios vecinos que aún no han presentado casos, incluso controlando por pobreza.

Otra variable que resulta relevante para identificar casos de coronavirus es la infraestructura hospitalaria con la que cuenta cada municipio. Dada la bajísima cantidad de pruebas de coronavirus que se están haciendo en México, es muy probable que en zonas sin infraestructura hospitalaria los casos de coronavirus pasen desapercibidos. En este sentido, si dividimos a los municipios también por grupo según la tasa de hospitales que tienen por cada 100 mil habitantes, veremos que tanto los municipios con casos alrededor, pero sin casos confirmados como los llamados “municipios de la esperanza” tienen menos infraestructura hospitalaria que los que tienen casos confirmados.

Cabe resaltar que los municipios que aún no están infectados, pero son vecinos de municipios infectados son quienes menos hospitales tienen proporcionalmente. Esto resulta preocupante porque, dada su cercanía con otros municipios infectados, puede que su total nulo de casos se deba más a su incapacidad de detectarlos que a que no tengan casos en realidad.

Si comparamos las tasas promedio de hospitales, médicas y enfermeras por quintil de pobreza extrema, veremos que esta tendencia se mantiene. Frecuentemente son los municipios con vecinos infectados, pero sin casos propios, los que tienen menos infraestructura hospitalaria. Asimismo, hay otra tendencia que hay que notar y es que mientras en los municipios pobres los municipios de la esperanza a veces tienen incluso más infraestructura hospitalaria que los demás, en los municipios ricos tienen sistemáticamente menos. Esto puede deberse a que mientras los municipios de la esperanza pobres pueden estar en ese grupo porque son pobres y probablemente están poco conectados, la falta de infraestructura puede ser la variable que explique mejor que un municipio rico sea clasificado como de la esperanza.

Abrir el país a ciegas

La conectividad correlaciona con pobreza y es muy probable que muchos de los municipios que no tienen casos confirmados ni casos alrededor estén alejados. Siendo este un virus que vino del extranjero, es también probable que si en algún lugar de México no haya coronavirus, ese lugar sea recóndito y probablemente pobre. A pesar de que los municipios de la esperanza son en su mayoría así, hay dos cuestiones preocupantes en esta discusión. La primera es que los municipios que no tienen casos confirmados, pero sí tienen municipios vecinos infectados, tienen sistemáticamente menos infraestructura hospitalaria que quienes sí tienen casos confirmados, aún dentro del mismo grupo de pobreza. Esto quiere decir que muchos de esos municipios podrían ya tener casos sin saberlo, y a su vez los municipios de la esperanza podrían tener al enemigo cerca sin saberlo.

El segundo es que mientras buena parte de los municipios de la esperanza se explican por su pobreza y probable lejanía, los municipios ricos dentro de ese grupo parecen explicarse más bien por la falta de infraestructura médica. En este sentido, puede que entre ellos haya casos de coronavirus aún sin detectar. Mientras no tengamos pruebas sistemáticas y suficientes en todo el país, no podremos asegurar que un municipio está libre de coronavirus, y entonces el regreso paulatino a la normalidad tendrá que hacerse a ciegas.

@DataCivica

 

Nota metodológica

Todos los archivos para replicar este análisis se encuentran en esta carpeta

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.