close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Foco
Por Data Cívica
En Data Cívica buscamos revelar datos que detonan cambios a través de la investigación, el des... En Data Cívica buscamos revelar datos que detonan cambios a través de la investigación, el desarrollo de tecnologías, la generación de contenidos y el fortalecimiento de capacidades. El foco es un espacio donde analizaremos temas que nos preocupan con una óptica distinta: cuantitativa pero humana. Buscamos volverlos claros y distinguibles. Prender el foco. (Leer más)
Lo que nos ocultó Mancera
El hecho que una entidad tenga una tasa alta en un delito, pero una tasa baja en averiguaciones previas por ese mismo delito no significa necesariamente que esté manipulando cifras. No obstante, como en el caso de la Ciudad de México la disparidad a veces sí nos puede servir como indicador de la manipulación de cifras.
Por Data Cívica
31 de julio, 2019
Comparte

Por: Georgina Jiménez (@GinaRivers90) y Mariana Solano (@MarianaaSv)

En junio de este año, la Ciudad de México se conmocionó ante dos casos de secuestro de jóvenes universitarios. En un lapso de una semana, Leonardo Avedaño y Norberto Ronquillo, de 29 y 22 años fueron secuestrados y desgraciadamente, encontrados muertos días después. Independientemente de las circunstancias que rodearon cada secuestro, ambos casos llevaron a muchos capitalinos a preguntarse si la inseguridad y la violencia en la Ciudad de México están escalando a niveles preocupantes. Si bien frecuentemente tenemos esa impresión, parece ser que el aumento en la tasa de secuestros es algo que sucede desde 2018, año en el que, ahora sabemos, la Ciudad de México fue la entidad con la tasa de averiguaciones previas por secuestro más alta del país.

Desde febrero de este año, la actual procuradora capitalina anunció que las cifras de incidencia delictiva que se publicaron durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera no eran confiables. De acuerdo con las declaraciones de los funcionarios y con el propio reporte del nuevo gobierno de la ciudad, durante la administración anterior los delitos de alto impacto (homicidios dolosos, robo de vehículos con o sin violencia, robo a casa habitación con o sin violencia, violación, secuestro, etc) eran clasificados como delitos de bajo impacto o como denuncias de hechos.

Con esta estrategia, el gobierno de Miguel Ángel Mancera pretendía “esconder” la creciente crisis de seguridad que enfrentaba la Ciudad de México. Si bien tenemos una idea general de los delitos que fueron más “maquillados” durante la administración anterior, no sabemos con exactitud qué significa esto para el monitoreo de seguridad de la Ciudad de México o en donde nos coloca esto con respecto a la violencia en otras partes del país. En Data Cívica consideramos importante realizar un ejercicio exploratorio para averiguarlo.

La Ciudad de México lidera robo a transeúnte

Al utilizar los nuevos datos publicados por la AIDP para obtener la tasa anual de robos a transeúnte podemos ver cómo nos coloca esta nueva reclasificación frente al resto de la república. Con los datos originales de 2018, la Ciudad de México era la quinta entidad con la tasa más alta en robos a transeúnte, pero después de que los delitos se reclasifican se vuelve la primera.

 

Es interesante que si obtenemos la tasa de robo a transeúnte reportada en la ENVIPE, esta también refleja que en 2017 la Ciudad de México supera al resto de las entidades en este delito. La Ciudad de México es seguida por el Estado de México, a pesar de que esta entidad no figura dentro de las que tienen más averiguaciones previas por el mismo.

De ser una de las entidades con menos averiguaciones previas por violación a ser una de las que más averiguaciones previas por este delito

Si realizamos el mismo ejercicio con los casos de violación investigados, podemos ver que en 2018 con los datos reclasificados las investigaciones por violación alcanzan una tasa cinco veces más grande que la del año anterior, esta cifra pasa de 3.46 a 15.9 con la reclasificación. Lo que hace que la Ciudad de México pase de ser la entidad con menor tasa de averiguaciones previas por violación a ocupar el número 11 de mayor a menor en tasa de investigaciones por violación en toda la república. 1

La entidad con tasa de averiguaciones previas por secuestro más alta del país

Siguiendo el mismo análisis que con los tres delitos anteriores, si comparamos las cifras que originalmente fueron publicadas, nos indican que la Ciudad de México cuenta con tasas muy bajas en la investigación de secuestros con cifras que van de 0.4 a 0.52 en tres años. Cuando hacemos un cálculo con la reclasificación para 2018, este delito alcanza una cifra ocho veces mayor que la original. Antes de la reclasificación la Ciudad de México ocupaba el décimo lugar de menor a mayor en tasa de averiguaciones previas por secuestro, pero después de la reclasificación la Ciudad llegó a ser la entidad con la mayor tasa en investigaciones por este crimen.

Es interesante que, al revisar los datos de la ENVIPE, podemos ver que desde 2017 la encuesta reflejaba que probablemente la tasa de secuestros en la Ciudad de México era bastante mayor a la que reportaba el SESNSP. Mientras en 2017 la Ciudad de México tenía, en la ENVIPE; la tercera tasa de secuestros más alta del país, en el Secretariado tenía una de las más bajas tasas de averiguaciones previas por el mismo delito.

Ligero cambio en homicidios

Al realizar el mismo ejercicio con la tasa de homicidios podemos ver que la Ciudad de México cae una posición frente al resto de los estados, ocupando la misma posición que Nuevo León en 2018 con una tasa de 15.56 de homicidios investigados.

Lo que podemos aprender del maquillaje de Mancera

En Data Cívica hemos sido muy insistentes en que, cuando los medios usan los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, precisen que se trata de carpetas de investigación o de averiguaciones previas por delito y no de delitos en sí. Nuestra insistencia tiene detrás varias razones. Por un lado, creemos que las autoridades tienen incentivos para “maquillar” estas cifras si se entiende que entre más aumenten más peligroso es el estado, justo como sucedió con la administración de Miguel Ángel Mancera.

Por otro, sabemos que, como pudimos ver en este ejercicio, el lugar que las entidades ocupan en delitos como robo a transeúnte o secuestro en la ENVIPE no corresponde necesariamente con el lugar que ocupan en averiguaciones previas por estos delitos.

La propensión de los ciudadanos a denunciar un delito no es la misma en toda la república; desde luego no es lo mismo denunciar un secuestro en Tamaulipas que en la Ciudad de México. Por ende, el hecho que una entidad tenga una tasa alta en un delito, pero una tasa baja en averiguaciones previas por ese mismo delito no significa necesariamente que esté manipulando cifras. No obstante, como en el caso de la Ciudad de México la disparidad a veces sí nos puede servir como indicador de la manipulación de cifras. Ante tanta información incompleta, lo mejor que podemos hacer es leer las cifras como lo que son y siempre estar al pendiente de las distintas fuentes que tenemos para poder realizar una medición lo suficientemente comprehensiva de la violencia.

Cabe mencionar que sabemos que esta no es la primera vez que un gobierno manipula datos con fines políticos, Nayarit lo hizo en 2016 y lo que sucedió con la administración de Mancera nos recuerda una vez más la urgencia de generar estándares que nos permitan erradicar estas prácticas. Los datos que publica Secretariado no son los únicos que tenemos ni los más acertados, pero sí los más actualizados y por ende tienen un efecto importante en la construcción de políticas públicas para atacar la violencia y la inseguridad. No podemos atacar lo que no conocemos o lo que no sabemos que existe.

@datacivica

 

Nota metodológica

Para escribir este blog, utilizamos la información publicada por el Gobierno de la Ciudad de México, la ENVIPE y la información de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Toda los scripts para replicar el análisis se encuentran aquí.

 

1 En este delito no incluimos los datos de la ENVIPE debido a que las personas que reportan haber sido violadas son muy pocas y por ende los intervalos de confianza son muy grandes y los datos poco confiables

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.