close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
El huevo y quien lo puso
Por Tiaré Scanda
Tiaré Scanda es actriz hace 25 años. Escribe y produce espectáculos teatrales. Es miembro de l... Tiaré Scanda es actriz hace 25 años. Escribe y produce espectáculos teatrales. Es miembro de la Asamblea Consultiva del Conapred y vocera de Save the Children y Semillas A.C. Como buena mexicana se indigna con frecuencia. (Leer más)
El incuestionable señor presidente
¿Por qué me tomo tan personal lo del señor de la Comisión Reguladora de Energía si ni lo conozco? Por las formas. Porque ese señor podría ser cualquiera de nosotros y el mensaje que manda López Obrador es que a él no se le cuestiona.
Por Tiaré Scanda
25 de febrero, 2019
Comparte

Han pasado menos de cien días, pero este presidente no nos da descanso. Toma decisiones irreflexivas pisoteando derechos, no escucha las advertencias de expertos nacionales e internacionales, y corta cabezas acusando de corrupción, sin prueba alguna, desde el mayor lugar de privilegio que puede haber: ser el presidente de la República.

No supe si reír o llorar cuando Andrés Manuel dijo, tomándose su tiempo como acostumbra y frente a todos los medios del país a quienes tiene cautivos cada mañana: “Yo tengo derecho de réplica”

El presidente de la Comisión Reguladora de Energía, que hasta hace unos días era un desconocido para los ciudadanos, ejerció su derecho de opinar respetuosamente y cuestionar una terna propuesta por “el infalible” presidente, y el incuestionable Andrés Manuel se enojó. Rápidamente pidió que lo investigaran porque, justo en ese momento, casualmente, se le ocurrió que ese hombre tan cuestionador seguro tenía conflictos de interés. Leí la respuesta contundente de Guillermo García Alcocer y sentí hacia él la mayor de las empatías. Si AMLO fuera congruente (y la luna fuera de queso), le daría al otro el derecho de réplica al que alude EN IGUALDAD DE CIRCUNSTANCIAS. (Tal vez si lo llama su mamá como hizo la del Chapo que sí es delincuente probado, y de qué nivel, pueda tener esa deferencia).

¿Y por qué me tomo tan personal lo del señor de la CRE si ni lo conozco? Por las formas. ¡Porque ese señor podría ser cualquiera de nosotros! El mensaje que manda Andrés Manuel a legisladores, funcionarios y humanos en general es: “ A MÍ NO SE ME CUESTIONA”. Y eso no es una democracia. Eso tiene otro nombre.

¿Cómo no cuestionarlo por su escandalosa incongruencia en temas como la militarización del país, que durante años criticó y ahora quería imponer? Afortunadamente, gracias al colectivo #SeguridadSinGuerra, los senadores de oposición y los senadores de Morena que –a diferencia de sus diputados– estuvieron abiertos al diálogo, tendremos una Guardia Nacional con mando civil y dejando a las fuerzas armadas en las calles solo por cinco años y no como una medida permanente.

¿Cómo no cuestionarlo por la suspensión del subsidio a las estancias infantiles? Andrés Manuel, a quien le consta qué tan pobres son los más pobres, además de recortar el presupuesto al 50 %, ¿en serio les va a dar el dinero a los papás para que lo gasten según su criterio?

¡Él, que se ostenta como buena persona, que en campaña les garantizó el presupuesto para su funcionamiento! Me lo imagino pensando:

“¿Cómo destruyo el programa aquel de las estancias infantiles que implementó “el espurio”… ¡Ya sé! Le voy a dar el dinero en la mano a la gente para que me quieran más y estén agradecidos. Para que decidan si compran fruta para el niño, se compran unas chelas, o dan un abono para una tele. ¡Mejor la tele! Así pueden ver mi amena conferencia cada mañana, donde hago uso de mi derecho de réplica contra mis incontables enemigos”.

Un gran porcentaje de las estancias, ubicadas todas en zonas de alta marginación, funcionaban bien y podían monitorearse y regularse. De modo que era posible retirar el recurso únicamente a las que presentaran irregularidades, corrupción o riesgos para los pequeñitos, sin acabar parejo con todas. La necesidad de las mujeres de que alguien cuide a los niños para que ellas puedan trabajar o estudiar, sigue ahí. Ahora lo que va a pasar es que habrá estancias clandestinas, sin supervisión y ahora sí, un riesgo mucho mayor para las niñas y niños más pobres del país. A menos que en este tema AMLO sí escuche a los expertos, como los consejeros del SIPINNA. Me pregunto: ¿a qué edad creerá él que empieza a formarse un buen ciudadano digno de una República Amorosa? ¿A qué edad creerá que un ser humano desarrolla sus habilidades socioemocionales?

Nuestro actual presidente pertenece a esa generación de adultos que no ven a los niños como prioridad. ¡Que los cuide quien sea y como sea! ¿Qué pueden necesitar esos bultitos que hacen ruido, además de que les den algo de comer –así sean donas– y les pongan la tele o los dejen ver videos en YouTube? Eso si no los dejan encerrados solitos –como les pasa a miles de niños, porque la mamá se tuvo que ir a trabajar y no tiene quién la ayude. Es hora de que, tanto el presidente como cada uno de nosotros, entendamos qué tan importante es invertir en la primera infancia si de verdad queremos transformar este país tan golpeado y esta sociedad sin valores. No es con cartillas morales distribuidas demasiado tarde; no es dando ejemplo de incongruencia todos los días; no es con las calles llenas de soldados armados hasta los dientes. Es con educación temprana y de calidad, y un sistema de justicia que funcione con lo que formas buenas personas.

¿Cómo no cuestionarlo por invalidar la labor de años de todas las Organizaciones de Sociedad Civil, generalizando, como siempre, sin pruebas. “Conservadores”, les dice. Y uno se indigna ante lo absurdo de su descalificación solo de pensar que entre las organizaciones hay grupos de madres que desentierran huesos buscando a sus hijos desaparecidos.

Todos estos (y otros) proyectiles nos ha estado lanzando el presidente en estos primeros días de su gobierno, y luego nos da el tiro de gracia cuando da la instrucción directa de ¡¡¡que no se asigne ningún presupuesto a los refugios para mujeres víctimas de violencia y sus hijos!!!¡Claro que nos ponemos como locos! ¡Claro que lo cuestionamos!

Rectificaron por ahora. Sí. Pero, ¿así va a ser la cosa, señor presidente? Primero la decisión irreflexiva que se lleva entre las patas a la gente más vulnerable y luego, si el pueblo se entera y se alebresta, ¿entonces rectificamos? Sí. El pueblo. Porque el pueblo no son los que usted decida. Somos todos los que no somos el gobierno. Un pueblo diverso.

Sí. Estoy enojada con el presidente. Por injusto, por caprichoso, por improvisar cuando el futuro de varias generaciones está en sus manos, por decir que es de izquierda y no serlo, por prometer que era mejor que los otros y ser igual, pero con disfraz de bueno. Ya que nuestro líder de izquierda es tan cristiano, ojalá Jesús le hable al oído y le diga “No, Andrés, esto no se trata de que tú pases a la historia, ni de que quiten la cara de Juárez de los billetes para poner la tuya. Se trata del impacto que tienen tus decisiones sobre las vidas de millones de personas bienintencionadas, que confiaron en ti. Sé humilde. No lo sabes todo. Escucha a los que saben. No seas un gobernante autoritario, porque Dios solo hay uno, y es mi padre”.

Si se llevan con Jesús, ahí les encargo que se lo comenten. Entretanto, es indispensable fortalecernos y organizarnos como sociedad civil. Yo marché en favor de Andrés cuando el desafuero, lo apoyé en distintas ocasiones, y apoyaré sin duda lo que haga bien, pero si se convierte en un tirano disfrazado, cuestionaré y protestaré aunque AMLO busque entre los primos de mis primos, y use su “derecho de réplica” para afirmar sin pruebas, en cadena nacional, que en realidad soy su enemiga porque aunque parezco del pueblo, soy “fifí”.

 

@tiare_scanda

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte