Home ¿Trump acabará con el TLCAN?

En Portada

+Mas

¿Trump acabará con el TLCAN?

Share:

  1. Close

    Me agarraron viajando, pero no quiero dejar de ofrecer mi opinión sobre la posición del bien llamado Trompo o rey de la trompada, en torno al TLCAN. Seguramente veremos muchas trompadas en el futuro de las relaciones de Estados Unidos con México y el mundo.

    A partir de su discurso de aceptación, veo un Trump más moderado: reconoció la trayectoria de Hillary Clinton (no buscará meterla a la cárcel) y, con la excepción de su director de estrategia en la Casa Blanca ( un rabioso supremacista blanco), el resto de los nombramientos, en general, siguen la línea republicana.

    Ahora, en cuanto a la promoción del libre comercio y el libre mercado, el gobierno de Trump se inclina por un cambio de política, buscando equilibrar la balanza comercial que, en 2015, le fue desfavorable con México por 58 mil millones de dólares, según datos de la Oficina Representativa del Comercio de EE.UU. Pero no creo que tome la decisión a la ligera. Veo probable una renegociación, que deberá tomar en cuenta el encarecimiento de los productos y servicios que compran los estadounidenses, la mayoría de las veces de sus propias compañías.

    Leer más
  2. Close

    Como el "aprendiz de brujo", Donald Trump está empezando a jugar con su poder, pero mientras Mickey Mouse fue al final rescatado de sus desventuras por el brujo, Trump encontrará que sus juegos tienen consecuencias y que en su caso no hay brujo. Trump, al menos por ahora, no trata de acabar con el Tratado Norteamericano de Libre Comercio (TLCAN) sino de obtener más y mayores y hasta desmedidas ventajas para su país. Es arrogante, inculto y bravucón. Pero no es ningún tonto.

    Ciertamente México tiene que proceder con precaución y recordar que esto no es sino el inicio de negociaciones. Más aún, que pese a la tentación de enrollarse en la bandera tampoco puede darse el lujo de ignorarlo o simplemente de mandarlo al diablo.La sociedad mexicana puede hacerlo. El gobierno, no, y menos cuando hay tantos millones de mexicanos en Estados Unidos.Pero tampoco quiere decir que se deba aceptar la estúpida arrogancia y mucho menos acatar los diktats imperiales.

    Lo que se debe hacer en cambio es proceder con calma y comenzar a caminar en otras direcciones y en vez de buscar proveedores en Estados Unidos para el mercado estadounidense o el mundo buscar proveedores y clientes en otras partes del mundo, diversificar tanto como sea posible la clientela y las fuentes de suministro.

    Tal vez sea el momento de proponer a los chinos que hagan efectivamente el tren bala a Querétaro, y como expresión de intenciones, que estudien llevarlo hasta Ciudad Juárez o construir una ruta que vaya de Matamoros a Tijuana. No hay forma ni manera de contar con el sentimiento de solidaridad o de responsabilidad de los estadounidenses y menos de un gobierno Trump. El caso de Obama, de un presidente que trata de gobernar de acuerdo a principios, fue un garbanzo de a libra que quien sabe cuando volverá a ocurrir, si pasa.

    Leer más
  3. Close

    Cuando se convierta en presidente de Estados Unidos, El Trompo Impredecible puede cancelar la participación de nuestro país en el TLCAN con un aviso de solamente seis meses, aunque esto no sería en el propio interés de los Estados Unidos. Una gran fracción de lo que importamos de México tiene componentes que se producen primero en Estados Unidos. Además, no es sólo cuestión de salir del TLCAN, sino de la Organización Mundial del Comercio, pues México es miembro de dicha organización y cualquier impuesto que propone Estados Unidos bajo el régimen Trompo estaría sujeto a los acuerdos que se han forjado ahí.

    Pero yo ya no creo lo que dice El Trompo, sobre todo lo que pronuncia en sus tweets, pues Twitter parece ser como un gran ejercicio de "grupo de enfoque" para nuestro próximo mandatario. Luego, después de ver la reacción, casi siempre cambia su postura, y luego cambia otra vez, hasta el punto que realmente no sabemos lo que está haciendo o lo que va a hacer. Así es el Trompo, así que todos tenemos que prepararnos para tiempos de incertidumbre.

    Leer más
  4. Close

    La mejor manera de defendernos frente a la arrogancia y la ignorancia del presidente Donald Trump, su vicepresidente y muchos más, es recordarles una y otra vez el papel que han tenido los estadunidenses en la gestación de algunos de nuestros problemas. ¡Qué fácil es responsabilizarnos de problemas en cuya gestación han sido protagonistas los Estados Unidos! Es indignante la tibieza del gobierno de Enrique Peña Nieto para recordarles una y otra vez la corresponsabilidad de los dos países. Es indispensable que se exprese con mayor vigor el patriotismo de las y los mexicanos.

  5. Close

    Acciones como las tomadas por Trump en el caso Carrier funcionan como barreras comerciales al comercio entra firma entre ambos países. Si establecen impuestos especiales a las firmas estadounidenses que inviertan en México o muevan parte de su producción a nuestro país, definitivamente es el fin de Tratado de Libre Comercio. México tendría que prepararse para una considerable reducción de la inversión extranjera directa.

  6. Close

    EL domingo pasado​, en una serie de tuits, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó de poner un impuesto de 35% a las compañías que abandonen a EUA por otro país, despidan a sus empleados, construyan en otro país una nueva fábrica o planta y después vendan dichos productos, coches, unidades de aire acondicionado, etc, en EUA. “Este impuesto hará que irse sea financieramente difícil”. Tuiteó Trump. “Estados Unidos está abierto para negocios”.

    Días antes, Trump convenció a la empresa de aire acondicionado Carrier de mantener abierta en Indiana una línea de producción de 800 trabajos cuyo traslado ya estaba en trámite para una planta nueva construida en Monterrey. En ese momento, Trump aprovechó para denunciar nuevamente que el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) "es una autopista de un solo sentido hacia México, nada viene hacia nosotros".

    Trump reiteró su promesa de construir un muro en la frontera con México para impedir el ingreso de drogas e inmigrantes ilegales. "Créanme, vamos a construir ese muro", dijo Trump.

    Ataques a México y el TLCAN fueron una parte fundamental de la campaña de Trump. Como presidente, Trump parece ser que continuará en esta línea. México manda 80% de sus exportaciones a EUA. Desde la elección de Trump, el peso ha continuado su caída, rompiendo la barrera de 20 por dólar. En su discurso al empezar su quinto año de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto pidió la unidad de los mexicanos para enfrentar uno de los retos más grandes que tiene México -- establecer una relación con el nuevo gobierno de Trump.

    ¿Desmantelará Trump el TLCAN? ¿Cuáles serán las consecuencias? ¿Qué debe hacer México para defenderse de esta amenaza?

    Leer más