Detenidos empresarios británicos en investigación bancaria

LONDRES (AP) — La policía detuvo el miércoles a nueve personas, entre ellas dos de los empresarios más acaudalados de Gran Bretaña, bajo sospecha de fraude en relación con la quiebra en el 2008 del banco islandés Kaupthing durante la crisis financiera global.

La Oficina de Fraudes Graves de Gran Bretaña dijo que siete hombres de 42 a 54 años fueron detenidos en diversas redadas efectuadas de madrugada en dos empresas y ocho domicilios de Londres. Esos lugares fueron registrados y los sospechosos interrogados por la policía. Dos hombres, de 43 y 43 años, fueron detenidos en la capital islandesa de Reikiavik.

Los empresarios Robert y Vincent Tchenguiz confirmaron que figuraron entre los detenidos en Londres.

“Los dos cooperamos plenamente en la investigación y estamos seguros que, una vez concluida, seremos declarados inocentes de cualquier acusación delictiva”, dijeron en una declaración.

Una furgoneta de la policía fue estacionada frente a la oficina de la firma de inversiones de los hermanos, Rotch Property, en el prestigioso barrio de Mayfair.

Los hermanos Tchenguiz amasaron un gran portafolio de bienes raíces e invirtieron en algunas de las marcas detallistas más prestigiosas de Gran Bretaña, entre ellas la cadena de supermercados J. Sainsbury PLC y la empresa propietaria de “pubs” (bares británicos) Mitchells & Butlers.

Empero, su empresa tomó prestados más de 1.000 millones de libras (1.620 millones de dólares) del banco Kaupthing, y el negocio se vio sumido en una profunda crisis al quebrar el banco.

Los medios de comunicación islandeses dijeron que el ex presidente de Kaupthing Sigurdur Einarsson fue igualmente detenido en Londres.

La agencia británica contra el fraude investiga si Kaupthing formuló aseveraciones falsas cuando intentaba atraer a inversionistas británicos para que efectuaran depósitos en su cuenta de “alto rendimiento”, Kaupthing Edge.

Examina además por qué fueron retiradas “sumas sustanciales” del banco antes de su quiebra.

La economía islandesa se derrumbó cuando Kaupthing y otros bancos importantes quebraron debido a sus cuantiosas deudas, al comienzo de la crisis financiera mundial.

El colapso obligó a Islandia a solicitar un rescate financiero en Europa y el Fondo Monetario Internacional, con repercusiones muy negativas en multitud de empresas europeas.

Close
Comentarios