El secreto feliz para trabajar mejor - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El sabueso sibarita
Por Antonio Rosique
Es periodista deportivo, autor de los libros “La Isla del Futbol” y “El Día de mi Vida”;... Es periodista deportivo, autor de los libros “La Isla del Futbol” y “El Día de mi Vida”; MBA in Football Industries por University of Liverpool; viajero irreductible; y fanático de los vinos y la cocina del mundo. Para comentarios y sugerencias: [email protected] y www.antoniorosique.com (Leer más)
El secreto feliz para trabajar mejor
Por Antonio Rosique
3 de abril, 2012
Comparte

Vivimos, actuamos, planeamos, nos movemos por el mundo bajo la teoría de que “debemos trabajar duro para tener éxito, y que si alcanzamos el éxito, por consiguiente, seremos felices”; esta premisa la escuchamos siempre y en todas partes; así funciona la sociedad actual. Es la programación que se nos inserta todos los días para que la máquina capitalista pueda funcionar; ya que tener los centros comerciales llenos de monjes Zen no sería muy rentable que digamos para el sistema económico.

Sin embargo, luego de seguir estos preceptos continuamente, nos damos cuenta de que, por más que alcanzamos nuestros objetivos, no necesariamente aumentan las cuotas de felicidad que experimentamos como individuos. Es por esto que habría que preguntarnos si nuestro cerebro, nuestro organismo, funciona, verdaderamente, de la forma en que nos ha repetido la sociedad. ¿Qué pasaría si la relación entre éxito y felicidad funcionara en sentido contrario? ¿Si fuera la felicidad la que inspirara la productividad? Shawn Achor tiene algo que decirnos…

 

“Good Think Inc.”

Gracias a una beca del ejército de los Estados Unidos, Shawn Achor pudo ingresar a la Universidad de Harvard para estudiar psicología y, específicamente, los efectos que produce la felicidad en el rendimiento de los seres humanos. Tras completar sus estudios de forma meritoria,  Achor creó “Good Think Inc.”, una empresa que se dedica a investigar y promover una nueva fórmula científica sobre la relación entre felicidad y productividad.

“Durante los últimos tres años he viajado a 45 países, he trabajado en escuelas y empresas a distintos niveles, y lo que he encontrado es que la mayoría de estas organizaciones promueven una fórmula tradicional del éxito: “Si trabajas duro, serás más exitoso; y entre más exitoso seas, más felicidad experimentarás”. El problema con esta fórmula es que es científicamente incorrecta e –incluso- contraria al funcionamiento cerebral en los seres humanos”, explicó Achor en su divertida conferencia en TED.

¿Somos seres insatisfechos permanentemente?

 

 

Achor asegura que cada vez que nuestro cerebro experimenta sensaciones de éxito, automáticamente modifica los parámetros del mismo; es decir, si lograste buenas calificaciones en la escuela, tu cerebro se programa automáticamente para elevar el rango y la próxima ocasión debes sacar aún mejores calificaciones para poder experimentar el éxito otra vez. Si obtienes un buen trabajo, ahora necesitas conseguir un mejor puesto para considerarte exitoso, etc.

El problema es que si la felicidad se encuentra permanentemente detrás del horizonte del éxito, tu cerebro nunca terminará por sentir que alcanzó la felicidad plena; siempre habrá un nuevo reto, un objetivo mayor, además de muchas cuotas de ansiedad y estrés de por medio. Esta premisa es promovida todos los días por la sociedad capitalista con tal de elevar los niveles de producción de cada individuo.

 

“Primero soy feliz, luego exitoso”

 

Achor es parte de una nueva corriente de investigación, que ha confirmado que cuando el cerebro experimenta felicidad y altos niveles de actitud positiva, tiene una ventaja significativa, a comparación de cuando se encuentra en estado neutral, en estado negativo o bajo situaciones de estrés. “Tu inteligencia aumenta, tu creatividad se expande, tus niveles de energía se elevan. Lo que hemos comprobado es que tu cerebro en “positivo” es 31% más productivo; es 37% más eficaz para cerrar una venta; los médicos son 19% más rápidos y precisos en sus diagnósticos”, explica el CEO de “Good Think Inc.”.

Es por esto que Achor nos invita a modificar la premisa: “en lugar de trabajar duro para tener éxito y en consecuencia ser felices”, debemos invertir el orden de las variables: si somos capaces de elevar los niveles de felicidad y actitudes positivas en el presente, nuestro cerebro trabajará en mejores condiciones y podrá hacerlo de forma más intensa, veloz, e inteligente; ya que las dopaminas que se generan cuando tenemos una actitud positiva, tienen dos funciones: nos predisponen para sentir felicidad y activan los centros de aprendizaje, lo que nos permite adaptarnos y conectarnos al mundo de una forma diferente.

 

“¡Reconecta tu cerebro!”

 

 

“Good Think Inc.” Propone a sus clientes maneras sencillas generar estados cerebrales positivos. Achor sostiene que “con un esfuerzo de dos minutos durante 21 días consecutivos es posible reconectar tu cerebro para que desarrolle un estado optimista y en consecuencia sea más productivo”. Achor y su equipo han aplicado estas sencillas técnicas en muchas compañías, alcanzado resultados sobresalientes:

 

*Escribe tres cosas sobre tu vida que te hagan sentir agradecido. Cada jornada debes escribir tres cosas nuevas y repetir el proceso durante 21 días. Al terminar el periodo, tu cerebro habrá retenido este patrón de búsqueda y se habrá acostumbrado a escanear el mundo de una forma positiva –inicialmente- dejando en un segundo plano los elementos negativos.

 

*Escribir en un diario una experiencia positiva que hayas tenido las últimas 24 horas te permite revivir ese momento y sus sensaciones. Repetir esta acción diariamente le enseña a tu cerebro que tu comportamiento es importante y hace una diferencia en tu vida.

 

*Meditar le permite tu cerebro hacer a un lado el estrés generado por la necesidad social y laboral de cumplir muchas funciones y tareas al mismo tiempo y te permite enfocarte en lo que debes hacer en ese instante de manera más rápida y eficaz.

 

*Le pedimos a la gente que cuando abran su cuenta de correo por las mañanas, su primer acto sea escribir un correo de agradecimiento para alguien que les haya ayudado recientemente. Hacer esto diariamente ejercita tu cerebro para mantener un estado positivo, y promueve un auténtico cambio en tu manera de percibir el mundo.

 

Achor cree firmemente en que es posible generar una revolución a favor de un estado más optimista, alegre y productivo para la sociedad; y que en la medida en que seamos conscientes de cómo funciona –auténticamente- nuestro cerebro, seremos capaces de reconectarnos con el mundo de una manera más sana y verdadera.

Así que –por nuestro propio bienestar- es nuestro deber disfrutar, agradecer, compartir, crear, reír, ser optimistas, tener sueños; sólo de esa manera podremos, verdaderamente, alcanzar nuestro máximo potencial.

 

*Te invito a leer mi blog: www.elsabuesosibarita.tumblr.com

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.