¿No encuentras el trabajo de tus sueños? ¡Créalo! - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El sabueso sibarita
Por Antonio Rosique
Es periodista deportivo, autor de los libros “La Isla del Futbol” y “El Día de mi Vida”;... Es periodista deportivo, autor de los libros “La Isla del Futbol” y “El Día de mi Vida”; MBA in Football Industries por University of Liverpool; viajero irreductible; y fanático de los vinos y la cocina del mundo. Para comentarios y sugerencias: [email protected] y www.antoniorosique.com (Leer más)
¿No encuentras el trabajo de tus sueños? ¡Créalo!
Por Antonio Rosique
20 de abril, 2011
Comparte

 

Por Antonio Rosique

 

“Somos lo que repetimos. La excelencia no es un acto, sino un hábito”

Aristóteles

 

Leo Babauta

Leo Babauta

 

 

 

Hace no mucho tiempo, apenas en el 2005, Leo Babauta tomó por fin el mando de su vida. Tenía 31 años, seis hijos, dos trabajos, 30 kilos de sobrepeso, deudas, adicción al tabaco, malos hábitos alimenticios, desorganización, en fin, muchos de los problemas que aquejan a la población promedio de las grandes ciudades de Norteamérica, era –sin duda- una condena silenciosa hacia la infelicidad.

 

Siguiendo algunos principios de la filosofía Zen, Leo comenzó poco a poco a cambiar su vida. Con esfuerzo y también con fracasos constantes, Leo dejó de fumar y comenzó a correr; empezó a levantarse más temprano y comer saludablemente; dedicó tiempo a organizar su vida y a eliminar sus deudas; se dio cuenta de que “el éxito siempre llama más éxito” y mantuvo esa inercia positiva. Se convirtió en vegetariano y terminó maratones; pagó primero deudas pequeñas y luego las más grandes; sin un dólar de inversión, comenzó a escribir un blog para compartir los hábitos que le permitieron acceder a una mayor calidad de vida, y fue a partir de ahí, que se convirtió en uno de los escritores independientes más leídos de los Estados Unidos.

 

The Power of Less, el libro de Babauta

The Power of Less, el libro de Babauta

 

 

 

Hoy Leo Babauta tiene el empleo de sus sueños. Trabaja sólo para él y vive de escribir www.zenhabits.net, el cual tiene 210 mil suscriptores, y ha sido reconocido como uno de los 25 mejores blogs según la revista Time. Aunque ha tenido ofertas para vender su blog, Leo se ha negado y tampoco se preocupa por proteger bajo derechos de autor sus textos. Su libro “The Power of Less” es un superventas en www.amazon.com y estas plataformas le han permitido crecer financieramente sin afectar el balance que ha encontrado en su vida.

A diferencia de lo que mucha gente cree, Leo no es millonario; tampoco se considera un héroe ni un “coach” de superación personal, sino todo lo contrario, asegura que es un hombre común, sin grandes talentos ni una formación extraordinaria, que ha aprendido a simplificar su vida y a lograr cambios significativos aceptando la imperfección y a través de la paciencia.

“¿No encuentras el trabajo de tus sueños? Créalo”, al menos, eso dice Leo, un referente cotidiano de este Sabueso Sibarita.

 

Hotel Boca Chica: un nuevo resplandor en el Acapulco viejo

El Hotel Boca Chica

El Hotel Boca Chica

Acapulco fue –alguna vez- uno de los destinos playeros más glamorosos del mundo, un lugar que –por sus visitantes- estaba a la altura de St.Tropez, Capri o Mykonos. Durante las décadas de los 50s y 60s grandes personalidades vacacionaban en el puerto guerrerense: Elizabeth Taylor, Richard Burton, el Shah de Irán, los príncipes de Mónaco, entre muchos otros. El Hotel Boca Chica en Playa Caletilla, con su privilegiada vista a la Roqueta, fue escenario de muchos de esos encuentros que hoy son parte de la leyenda del puerto. La fama del hotel y sus vistas de la bahía eran tan espectaculares que Elvis Presley rodó ahí parte de su película “Fun en Acapulco” en 1963.

 

La restauración de un clásico

La restauración de un clásico

Por fortuna, el Grupo Hábita restauró de forma exquisita el edificio diseñado por el Arquitecto Antonio Peláez y desde hace año y medio el Hotel Boca Chica ofrece una fabulosa experiencia vintage de aquel Acapulco majestuoso. El Boca Chica no sólo conserva el sabor de mediados del siglo XX sino que ofrece un toque retro-chic irresistible. Las 36 suites resultan inolvidables por su diseño interior y sus detalles sesenteros. Muebles diseñados para rememorar la época conviven con los pisos originales y trazos sutiles que enamoran a los visitantes. Abundancia de flora y luz, frescura y espacios en los que resulta imposible aburrirse. El Boca Chica cuenta también con un spa con vistas al mar, caleta propia, muelle, kayacs, y un estupendo restaurante creado por el chef Keisuke Harada con un menú que fusiona sabores japoneses y mexicanos, basado –sobre todo- en sushis. El ceviche de hongos es –particularmente- memorable.

Mientras el Acapulco de hoy impulsa los desarrollos gigantescos de Punta Diamante, del otro lado de la bahía, en la parte vieja, el Boca Chica emite refrescantes pulsaciones para los que nos queremos evitar las multitudes y el tráfico de la costera. Se trata de un lugar íntimo y a la vez sexy, delicioso y generador de las emociones más sutiles; un hotel de gran clase para vivirlo todo el día y toda la noche; un rincón inolvidable de Acapulco para las nuevas generaciones de viajeros sibaritas que anhelan disfrutar de este legendario puerto de otra manera.

 

4 vinos por semana: “Mare”

Mare, excelente final largo

Mare, excelente final largo

Mi reto de esta semana era encontrar una botella que maridara de forma notable con mole poblano y una comida al aire libre para festejar los 50 años de mi suegra. “Mare” de Viñas Pijoan, Ensenada, resultó una gran elección y fue muy celebrado por los comensales. Se trata de un vino potente (70% Zinfandel) donde sobresalen frutas maduras como la zarzamora y la ciruela, así como canela, clavo, y pimienta. Su final largo le da una gran personalidad y fue capaz de armonizarse con el mole para regalarnos nuevos matices. Se trata de otra gran creación de esta dedicada y fina bodega mexicana. Precio al público aprox. 290 pesos (Mundo Gourmet)

 

Viajero 365:

Antes que llegue el verano: Paria Canyon

Antes que llegue el verano: Paria Canyon

Este mes, antes de que llegue el verano, es perfecto para conocer el Paria Canyon, en los límites de Utah y Arizona en los Estados Unidos. Si viste la película “127 horas”, protagonizada por James Franco, podrás imaginarte de lo que estoy hablando. Se trata de un espectacular conjunto de corredores rocosos que serpentean formando cañones y ojos de agua que te maravillarán. En “127 horas”, el personaje (de la vida real) Aron Ralston queda atrapado durante cinco días en una de estas grietas experimentando un drama tan desgarrador como inspirador. La mayor atracción del Paria Canyon es el Buckskin Gulch, un cañón de 19 kilómetros de largo y sólo 5 metros de ancho. El recorrido más popular para los visitantes extremos al Paria Canyon es una franja panorámica de 61 kilómetros de largo e implica cinco días de viaje, a través de aguas fangosas, riachuelos, escaladas, rapel, y otros obstáculos. Para llegar a este lugar, lo más adecuado es volar a Salt Lake City y de ahí llegar hasta el parque en auto.

 

*Te invito a seguirme en twitter @SabuesoSibarita

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.