El PAN y su mundo de caramelo - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Vaso Medio Vacío
Por Gerardo Esquivel
Economista. Profesor-Investigador de El Colegio de México. Síguelo en Twitter: @esquivelgerardo... Economista. Profesor-Investigador de El Colegio de México. Síguelo en Twitter: @esquivelgerardo (Leer más)
El PAN y su mundo de caramelo
Por Gerardo Esquivel
19 de mayo, 2011
Comparte
Desde hace tiempo me he preguntado en qué se basa el optimismo irredento de algunos funcionarios panistas, así como por qué algunos de ellos se sienten a la vez tan satisfechos e incomprendidos con lo que ellos afirman haber logrado durante sus administraciones. Ahora lo empiezo a comprender: el problema es que los panistas se atrevieron a soñar y ahora parecen vivir en un mundo de caramelo, donde todo sabe y se ve mejor. Desafortunadamente, ese mundo en el que ellos habitan, no existe, es irreal.
Hace unos días recibí por correo electrónico un documento de la Fundación Rafael Preciado Hernández, A.C., institución vinculada al PAN y cuyo Presidente del Consejo Directivo es el mismísimo Presidente del PAN, Gustavo Madero. Dicho documento contiene una presentación titulada “México XX-XXI”, en la que se exhiben lo que se supone son los principales logros de las administraciones del PAN y en la cual se realiza una detallada comparación con los resultados obtenidos durante las administraciones del PRI. La presentación, como es obvio, concluye que estamos mucho mejor con las administraciones panistas que con las priístas. Desafortunadamente para los panistas y para todos los mexicanos, algunas de esas conclusiones son insostenibles ya que están basadas en datos erróneos o simplemente falsos. Veamos. 

PIB per cápita

Esta es una de las primeras gráficas de la presentación:

 

En ella se concluye algo que ya el mismo Presidente y otros funcionarios públicos han citado en algunos de sus discursos: que el PIB per cápita en México (“riqueza” se dice en forma equívoca en la presentación) ha crecido en casi 70% con respecto a lo que se tenía en las administraciones príistas. ¿Es eso cierto? ¿Es verdad que en tan sólo 10 años el ingreso per cápita en México creció tanto? Desafortunadamente, esto es completamente falso. 

El problema de los panistas es que usan los datos equivocados. Para empezar, llama la atención que prefieren usar una medida en dólares y no en pesos. Lo hacen así, porque creen que eso les favorece, pero esto ocurre así no porque la información esté en dólares, sino porque usan un concepto equivocado. Los panistas citan como fuente al Fondo Monetario Internacional (FMI) y aclaran que usan datos ajustados por la paridad del poder de compra (PPP, por sus siglas en inglés). Lo que ignora quien quiera que haya hecho este gráfico, es que ese tipo de indicador es apropiado únicamente cuando se quieren hacer comparaciones internacionales, ya que los datos ajustados por PPP permiten comparar los ingresos entre aquellas economías en las cuales puede haber una diferencia importante en los precios de algunos productos. Lo anterior, sin embargo, no corrige los datos por la inflación, por lo que usar una serie de tiempo de estos datos básicamente equivale a usar información a precios corrientes o nominales, no constantes. Es por ello que los datos que utiliza el PAN tienden a sobreestimar el crecimiento económico reciente, ya que una parte de lo que ellos consideran crecimiento es en realidad un puro efecto inflacionario.

Desafortunadamente, la base de datos pública del FMI no incluye información del PIB per cápita de México en dólares y en términos constantes (es decir, corrigiendo por la inflación). Por ello, en lugar de usar los datos del FMI, nosotros usaremos los datos del Banco Mundial, que en su base de datos pública sí tiene información del PIB per cápita de México en términos constantes, tanto en pesos como en dólares ajustados por PPP (los cuales, por cierto, producen resultados idénticos). El único problema con esta opción es que la base de datos sólo llega hasta 2009, por lo que estimaremos el dato de 2010 aplicando una tasa de crecimiento del PIB per cápita de 4% para 2010, que es el dato observado en México para dicho año. Otro problema con el ejercicio del PAN es que en su análisis ellos comparan promedios de periodos de distinta longitud (lo que sesga aun más los resultados), en vez de comparar los datos más recientes con los datos del 2000 (que es la situación que encontraron), que sería lo correcto.

Veamos ahora que pasa cuando hacemos estos ajustes y cuando hacemos las comparaciones apropiadas. El gráfico que se obtiene es el siguiente:

Así, si usamos el criterio de comparar promedios por década que utiliza el PAN, el supuesto aumento del 70% en el ingreso por habitante en México se reduce a únicamente el 16.4%. Peor aún, si hacemos la comparación correcta que nos indica en dónde estamos actualmente con el punto en el que nos encontrábamos cuando empezó a gobernar el PAN, el aumento es aún más bajo: sólo 6.9%, es decir, apenas una décima parte de lo que el PAN se ufana en su documento oficial. 

Crecimiento económico

La siguiente gráfica también proviene del documento del PAN y se refiere ya no al nivel del ingreso por habitante sino a la tasa de crecimiento de éste:

Los datos que se presentan en esta gráfica son todavía más confusos que en el caso anterior y su procedencia es más dudosa. No queda claro, por ejemplo, si los datos se refieren al crecimiento promedio anual o al crecimiento a lo largo de todo el periodo. Si es lo primero, se trata de un desatino mayúsculo, ya que sugeriría que México estaría creciendo a un ritmo superior al de China; si es lo segundo, la comparación sería incorrecta por estar comparando dos periodos de longitud distinta. En cualquier caso, sin embargo, lo más probable es que los datos estén mal por las mismas razones de la gráfica anterior. 

Veamos ahora cómo sería esta gráfica usando la información correcta, es decir, tasas de crecimiento promedio anual y usando los datos de PIB por habitante ajustados por inflación:

Aquí lo que se observa es una notable diferencia con respecto a la gráfica del PAN: no sólo los desempeños por partido se invierten, sino que además las magnitudes son muy distintas. Ahora, la tasa de crecimiento en ambos periodos y bajo ambos partidos es sumamente mediocre (menos de 1% al año), lo cual es un fiel reflejo del lamentable desempeño macroeconómico del país durante las últimas tres décadas. Así pues, el crecimiento aparentemente superior a China de la gráfica del PAN es una simple ilusión derivada de un mal uso de la información estadística. 

Comparación internacional

Por último, analicemos esta otra gráfica del documento del PAN, en la cual se dice que “por primera vez en la historia reciente de México, la riqueza (sic) por habitante creció a una mayor tasa que los países desarrollados”:

La gráfica que se obtiene al utilizar los datos correctos, es decir, corrigiendo por paridad del poder de compra y por la inflación, produce la siguiente gráfica (en la que se usan únicamente datos hasta 2009 para poder hacer una comparación apropiada con la OCDE y con Estados Unidos):
 

Como puede verse, una vez más la conclusión es muy diferente a la de los panistas. Durante su administración, al igual que durante las administraciones priístas recientes, el PIB per cápita de México ha crecido a tasas inferiores a las de los países desarrollados, con lo que la brecha económica entre los mexicanos y los habitantes esos países ha tendido a incrementarse en estas últimas tres décadas.

En conclusión, ya sea por ignorancia o por mala fe, la interpretación panista del desempeño reciente de la economía mexicana está completamente equivocada y se basa en información errónea o simplemente inexistente. Esto parece explicar su optimismo exagerado y, sobre todo, su aparente sentido de incomprensión de lo que según ellos han logrado en estos 10 años de gobierno. Por ello, cuando escuche o lea nuevamente las cuentas alegres de las administraciones panistas, al menos tómelas con un granito de sal y recuerde que en esto de reinventar el país en el que vivimos, Calderolandia está resultando la fase superior de Foxilandia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts