close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Qué acusaciones de corrupción han enfrentado las empresas convocadas para construir Dos Bocas?

Los consorcios elegidos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador han sido investigados por presuntos actos de corrupción y prácticas irregulares.
Cuartoscuro
20 de marzo, 2019
Comparte

Cuatro empresas fueron invitadas a participar en la licitación para construir la refinería de Dos Bocas, Tabasco: el consorcio Bechtel-Technit, el consorcio Worley Parsons-Jacobs, y las empresas Technip y KBR.

Rocío Nahle, secretaria de Energía, dijo que esas empresas “demostraron tener una amplia experiencia en la ejecución de obra, antecedentes y prácticas de operación transparentes y códigos de ética y responsabilidad comprobados”.

El presidente López Obrador se sumó a los elogios a esas firmas y dijo que son más experimentadas, con capacidad económica y capacidad ética; y que fueron elegidas a partir de un estudio para evitar otros casos como Odebrecht.

Sin embargo, cuatro de las empresas son parte de escándalos de corrupción por la entrega, en diferentes países, de sobornos para conseguir contratos en la construcción de infraestructura energética.

Technit

De acuerdo con la investigación realizada por los medios PERFIL de Argentina, L’Espresso, de Milán, y el sitio Poder360, de Brasil, la empresa italiana-argentina entregó a Petrobrás 8.5 millones de dólares entre 2009 y 2014 a través de sociedades offshores. La mayoría de los sobornos se realizaron mediante una empresa en Uruguay que entregó recursos a otra empresas fantasmas en Uruguay y Panamá. Dichas empresas hacían transferencias a funcionarios de Petrobras en Brasil por supuestos servicios. Según las investigaciones judiciales de Brasil, Italia y Suiza, dichas sociedades fueron utilizadas para gestionar fondos negros y pagar sobornos.

Según documentó el periodista Raúl Olmos en el libro Gigantes de Lodo: La historia de corrupción de Pemex, la empresa Technic, junto con Odebrecht fue una de las 20 compañías que formaron parte del cártel de Lava Jato coludidas para obtener contratos públicos. Las empresas que se organizaban para ganar licitaciones fijaban un sobreprecio. El dinero sobrante era blanqueado mediante la empresa Youssef y una parte destinada al pago de sobornos de funcionarios públicos.

De acuerdo con el periodista, Technit y Odebrecht se asociaron en 2014 con la constructora mexicana Arendal para la realización de dos obras que fueron asignadas de manera directa: el tramo norte del gasoducto Los Ramones y la planta Etileno XXI.

El grupo Technit, del que forman parte las empresas Tenaris y Ternium, cuenta en su junta directiva con mexicanos. En Tenaris están Jaime Serra Puche, quien es miembro de la junta directiva y del comité de auditoría, y Guillermo Voguel, vicepresidente del cuerpo de la junta directiva.

En Ternium están Adrián Lajous, director independiente de Ternium y miembro del comité de auditoría, y Héctor Obeso, manager del área internacional de la empresa.

De esos nombres, tanto Lajous como Serra Puche ocuparon en el pasado puestos en el gobierno federal. Adrián Lajous formó parte de Petróleos Mexicanos entre 1983 y 1999. En los últimos cinco años, fungió como director general y presidente de la junta directiva del Grupo Pemex. Serra Puche fue subsecretario de Hacienda entre 1986 y 1988, y titular de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial entre 1988 y 1994.

Bechtel

El vicepresidente de la empresa estadounidense especializada en ingeniería y construcción, Bechtel Corporation, fue sentenciado en marzo de 2015 a 42 meses de prisión por aceptar 5.2 millones de dólares para manipular el proceso de contratación de energía en Egipto.

En diciembre de 2014, el vicepresidente fue declarado culpable por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de fraude, conspiración de lavado de dinero y obstrucción e interferencia en la administración de las leyes sobre recaudación fiscal.

En abril de 2017, el medio The Sunday Telegraph publicó que Bechtel utilizó los servicios de la empresa Al Badie para obtener un contrato de 600 millones de dólares para construir una planta petroquímica.

WorleyParsons

De acuerdo con una investigación realizada por Fairfax Media y The Huffington Post a partir de la filtración de contratos y correos electrónicos, la empresa australiana Worley Parsons pagó a la empresa italiana Unaoil para ayudarla a conseguir contratos multimillonarios en Kazajastán en 2008.

La empresa italiana acordó cobrar 1 % de la cifra total del contrato que ayudarían a conseguir. Con el pago de dicha comisión, Unaoil lograba filtrar información del comité evaluador de contratos de Kazajastán y de los competidores.

En septiembre de 2017, un año después de que estallara el escándalo de Petroecuador por la acusación a funcionarios del gobierno de Rafael Correa de recibir un millón de dólares por ayudar a compañías a conseguir contratos con la empresa del estado Petroecuador, la Contraloria de Ecuador envió a la Fiscalía General del Estado cinco contratos que involucran a Worley Parsons.

De acuerdo con las investigaciones, la empresa se benefició de contratos que suman 227.5 millones de pesos con Petroecuador para la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas.

En los contratos firmados entre 2011 y 2015, la Contraloría encontró algunas anomalías como pagos sin sustento técnico de horas de trabajo, pagos adicionales por tareas que ya se incluían en contratos originales e irregularidades en la subcontratación.

Technip y KBR

En febrero de 2009, la empresa KBR Inc fue declarada culpable por formar parte de un esquema de soborno hasta por 6 billones de dólares para obtener contratos de construcción de gas natural en las Islas Bonny, Nigeria, entre 1994 y 2004. La empresa realizaba dichos pagos a través de una empresa fantasma operada en Reino Unido y en Japón. KBR pagaba supuestos trabajos de consultoría a la empresa fantasma, quien entregaba el dinero a las empresas en Nigeria.

Como parte del acuerdo, la empresa pagó una penalización de 402 millones de dólares.

De acuerdo con información The Huffington Post, la empresa también contrató el servicio de Unaoil entre 2004 y 2009 para obtener contratos en Kazajastán

En junio de 2010, el Departamento de Justicia de Estados Unidos impuso una penalidad de 338 millones de pesos a la empresa francesa Technip SA por formar parte del mismo esquema de sobornos que involucró a KBR.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.