Estos dichos sobre COVID atribuidos a Médicos por la verdad Canadá son falsos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Estos dichos sobre COVID atribuidos a Médicos por la verdad Canadá son falsos, no tienen sustento

La evidencia científica señala que la COVID es producto de un virus que no se propagó de forma intencional.
16 de diciembre, 2020
Comparte

Ya sea como cadena de WhatsApp, como hilo de Twitter o como imagen de Facebook, en redes sociales aseguran que “no existieron contagios entre personas”, que “se descarta que un virus fuera la causa de las personas fallecidas por coronavirus” y que todo esto de la pandemia es una  “intoxicación masiva provocada de manera intencional” con una “campaña de vacunación antigripal”.

Pero esto es falso. No hay nada que lo sustente. Lo que sí hay es mucha investigación científica que prueba que la COVID-19 es producida por el virus SARS-CoV-2. 

El texto con la información falsa es atribuido a Médicos por la verdad Canadá, aunque está escrito en Español. En Twitter, por ejemplo, las afirmaciones falsas se comparten como hilo. En Facebook circula como una imagen con la bandera de Canadá, mientras que en WhatsApp la información falsa aparece como texto. 

¿No existe el contagio entre personas?

El texto asegura que: “no existieron contagios entre personas”. No encontramos nada que respalde que lo que dice es verdad. Lo que sí encontramos es que la COVID y su contagio ha sido muy investigada por los científicos de todo el mundo. 

Desde marzo, la Organización Mundial de la Salud explicó que la COVID es una enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2. Este virus se contagió de persona a persona a través de las gotículas que una persona infectada expulsa al hablar, toser, estornudar, etcétera. O si tocamos algún objeto contaminado con el virus, y luego llevamos nuestras manos a la cara, donde podemos inhalarlo. 

Los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos explican que ellos y otras agencias e instituciones de todo el mundo están llevando a cabo miles de estudios epidemiológicos, para conocer más acerca del COVID-19 y el virus que lo causa. En esta liga se pueden consultar todos los reportes que han emitido sobre el tema. 

También existe un estudio preliminar  de  investigadores de la Universidad de Florida en Gainesville, Estados Unidos, que habla sobre la presencia del virus SARS-CoV-2 en el aire a casi 5 metros de distancia de un enfermo dentro de una habitación cerrada. 

Al respecto, encontramos esta declaración publicada en la revista Clinical Infectious Diseases. Los científicos dicen que ya se cuenta con suficiente evidencia científica para demostrar que el virus SARS-CoV-2 —causante de la COVID-19— se encuentra en microgotas, lo suficientemente pequeñas como para permanecer en el aire e infectar a otras personas. 

¿Un nuevo virus no causó la muerte de las personas con COVID?

“Se descarta que un virus fuera la causa o el responsable de las personas fallecidas informadas por los medios oficiales como por coronavirus (sic)”. Pero tampoco dice de dónde sacaron esa supuesta información. No encontramos nada que lo sustente. 

Por otra parte, sí hay estudios que se han hecho para analizar las razones que le provocaron la muerte a personas diagnosticadas con COVID. Por ejemplo, el 24 de marzo de 2020 la OMS publicó en su sitio oficial una Guía provisional titulada “Prevención y control de infecciones para el manejo seguro de un cadáver en el contexto de COVID-19”. En ella desarrolla los procedimientos adecuados para la realización de autopsias durante la pandemia.

De hecho, existen estudios como el informe “Hallazgos pulmonares post mortem en una gran serie de casos de COVID-19 del norte de Italia”, que se basa en la realización de este tipo de procedimientos para entender un poco más sobre los muertos de COVID. 

¿La Covid se creó de forma intencional? 

“Estamos en condiciones de afirmar ante la Corte Internacional asignada para la investigación de que se trató de una intoxicación masiva provocada de manera intencional y premeditada a través del mecanismo de inoculación que autoridades sanitarias de cada país, nación o estado denominaron campaña de vacunación antigripal”, señala el texto con información falsa.  El texto no dice en qué basan tales afirmaciones.

Pero de acuerdo con un artículo publicado en “Nature Medicine”, “el SARS-CoV-2 no es una construcción de laboratorio o un virus manipulado a propósito”. 

Kristian Andersen, profesor de la Scripps Research, junto con profesores de la Universidad de Tulane, la Universidad de Sidney, la Universidad de Edimburgo y la Universidad de Columbia, fueron quienes realizaron la investigación.

Ellos dicen que la secuencia genética del virus que causa el COVID-19 no se encontraron rastros que demuestren que se usó algún sistema genético  para crearlo. 

“Si se hubiera realizado la manipulación genética, uno de los varios sistemas de genética inversa disponibles para los betacoronavirus probablemente se habría utilizado. Sin embargo, los datos genéticos muestran irrefutablemente que el SARS-CoV-2 no se deriva de ningún esqueleto de virus usado previamente”, explica el estudio. 

De hecho, en la revista The Lancet, un grupo de científicos e investigadores publicaron una postura al respecto, “para condenar enérgicamente las teorías de conspiración que sugieren que COVID-19 no tiene un origen natural”. 

No es la primera vez que se atribuye información falsa al grupo denominado Médicos por la Verdad. En esta verificación desmentimos algunos de sus argumentos. Maldito Bulo, en España, y Chequeado en Argentina también han revisado algunas de sus afirmaciones y han concluido que son falsas. 

En conclusión: Es falso que la COVID no sea producto de un virus, también es falso que está enfermedad se haya contagiado de forma intencional a través de campañas de vacunación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.