Urnas robadas, armas: Así votó Ahome, Sinaloa, bajo asedio del crimen
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Armas silenciaron votantes: municipio de Ahome renueva autoridades asediado por el crimen

El municipio de Ahome, donde están los distritos electorales 2, 3, 4 y 5, concentró en Sinaloa los incidentes de hombres armados que robaron casillas y amedrentaron a los votantes.
Cuartoscuro Archivo
Por Noroeste y Animal Político
3 de octubre, 2021
Comparte

Subieron a las camionetas y se dirigieron a las casillas. Era 6 de junio, el día de renovar el poder político. Tras unos minutos de recorrido, llegaron a la primera, ahí encontraron el sitio con las urnas y papeletas… pero a diferencia de quienes acudieron con su credencial de elector, estos grupos de hombres encapuchados acudieron con armas largas para robar casillas y votos, y amedrentar a votantes.

Datos del INE y respuestas de autoridades electorales a solicitudes de información, revisadas por Noroeste y Animal Político, ubican en un mapa a los distritos locales 2, 3, 4 y 5 en el municipio de Ahome como los puntos donde el 6 de junio en Sinaloa se concentraron los incidentes de hombres armados y encapuchados, que llegaron para robar y destruir paquetes electorales, y por los que tuvo que suspenderse la votación.

El Instituto Electoral de Sinaloa identificó 23 casillas con “suspensión definitiva de la votación por riesgo de violencia”, todas ellas en un municipio, Ahome, donde el voto de muchas personas quedó silenciado por las armas. 

Un vocal de la junta local del INE indicó en entrevista que pese a la variedad de incidentes señalados por la oposición y los distintos reportes en medios, solo tenía conocimiento de tres denuncias presentadas por distritos electorales federales, ante hechos de robo y destrucción de material electoral en la jornada del 6 de junio en Sinaloa. 

De ellas, una corresponde al distrito 2 en la cartografía federal, con cabecera en Los Mochis, Ahome, donde registraron la sustracción de al menos 12 paquetes electorales. Las otras dos fueron de los distritos de los municipios Salvador Alvarado y Guasave. 

Con esos antecedentes, este 1 de octubre se renuevan las diputaciones locales y el 1 de noviembre el mando del Ayuntamiento.  En ambos casos hubo victorias de candidatas y candidatos de Morena y Partido Sinaloense, partidos que también ganaron en la mayor parte del resto de Sinaloa, incluyendo la gubernatura. 

Sobre los comicios del 6 de junio, la oposición denunció irregularidades de violencia y manipulación de votos. Incluso en una marcha cuatro días después, manifestantes en Ahome cargaron un ataúd diciendo que ahí iban los restos de la democracia, asesinada por los hechos violentos y de intimidación.

Con todo, las elecciones locales fueron validadas pues, según funcionarios electorales, estos episodios violentos no eran motivo suficiente para anular el proceso en el municipio.

“Muchas personas salieron a votar temprano manifestando que se resguardarían en sus hogares, pues un día antes hubo mucho movimiento en la capital, personas privadas de su libertad”, relata personal de La Prensa Portal, medio que cubrió la elección en Ahome.

“Un día antes, aquí en Los Mochis, Ahome, se reportó que un grupo armado irrumpió en la casa de campaña de uno de los candidatos a la Alcaldía, además durante el cierre de campaña de otro de los candidatos, este portaba una placa bajo su ropa, digamos tipo chaleco antibalas. Todo esto puso en alerta a muchos ciudadanos”.

La intimidación incluso la sufrió la Alcaldesa interina de Ahome, Socorro Calderón, ya que en la jornada electoral personas a bordo de un carro gris fueron a tomar fotos de su casa. “No sé cuál sea la finalidad, asustarnos, alarmarnos, como diciendo que no saliéramos”, relató a la prensa, según el diario El Debate.

Para esta nota se buscó a Marcos Osuna, quien fue candidato a la Alcaldía por la alianza PRI-PAN-PRD y denunció en distintos espacios que la elección había estado viciada por la violencia e irregularidades, aunque luego desistió de impugnar los comicios y reconoció el triunfo de Morena, pero no quiso dar un comentario. 

El siguiente mapa muestra los puntos en que se dieron estas incursiones violentas en casillas, en el municipio de Ahome que tiene unos 459 mil habitantes, Culiacán tiene 1 millón.

Roberto Cruz, delegado de Movimiento Ciudadano en Sinaloa, mencionó que fue un proceso electoral violento, no solo en esta entidad sino en todo el país. En cuanto a Ahome en específico, dijo que nunca se había observado una situación así, que personas que vivieron la elección en tierra hablan de “que fueron decenas de casillas a las que llegaron grupos armados”, y que muchos de estos casos no se denuncian, por temor a represalias.

“La elección más caótica que ha habido en Ahome”, dijo a la prensa Angelina Valenzuela, quien fue candidata a la Alcaldía por Fuerza por México, también denunciando intimidación de hombres armados hacia su “estructura”.

Reportes periodísticos, videos de ciudadanos y los incidentes registrados por funcionarios electorales dan más detalles de cómo se dio la actividad armada en distintas casillas:

Casillas  418, 419, 420 y 421, encapuchados en Ram blanca

En el caso de las casillas de las secciones 418, 419, 420 y 421, de la zona de Cohuibampo, al norte de Ahome, los reportes en la base de incidentes del INE coincidieron en señalar que a las urnas llegó “un grupo de encapuchados presuntamente armado”, en una camioneta marca Ram, color blanco, 4 plazas, para llevarse cuatro urnas de votos. 

En todas estas secciones y casillas anuladas, la cantidad de personas que podía votar, según el listado nominal, era de 2 mil. El registro de votos quedó en 0%.

Este reporte del medio local Luz Noticias, publicado el 6 de junio, refirió que en el ejido de La Despensa, que en el mapa aparece cercano a las 4 casillas de Cohuibampo, “se informó de la presencia de sujetos que portaban armas largas, que amedrentaban en algunas casillas de esa comunidad”. 

Casillas 273 y 278, los ataques en Ejido Goros

En los ataques en estas casillas de Ejido Goros, a tan solo 1 kilómetro de distancia entre una y otra, coincide en los reportes de incidentes el señalar que ocurrieron alrededor de las 16:30 horas, “cuando llegaron varios sujetos encapuchados y con armas de alto calibre para sustraer las urnas y documentación varia electoral del lugar de la casilla”.

La casilla 071, el ataque a bordo de un Kia blanco

En cuanto a esta casilla, ubicada en Los Mochis, Ahome, en la Avenida 20 de Noviembre, en la hoja de incidentes del INE se refirió que “un grupo armado y encapuchado amenazó a los funcionarios, representantes y personas en la fila, tomando sus pertenencias y golpeándolos. Se llevaron la documentación y material electoral”.

Según testimonios recabados en reportes periodísticos, al sitio llegaron sujetos armados en un vehículo Kia color blanco, cerca de las 11:55 horas. Tras amedrentar a funcionarios e incluso agredir a personas que esperaban para votar y a funcionarios electorales, se llevaron las urnas y luego las dejaron tiradas a unos metros.

Vocal del INE minimiza impacto de violencia

Un día antes de las elecciones del 6 de junio, según relataron Línea Directa y Noroeste, un grupo de personas armadas irrumpió en la casa de campaña en Los Mochis del candidato de Morena a la Alcaldía de Ahome, Gerardo Vargas Landeros, agredió a parte de su equipo e incluso retuvo a dos personas, que luego fueron liberadas. 

 

Pese a la violencia ocurrida previo y durante la jornada electoral del 6 de junio, José Luis Ruelas Miranda, vocal ejecutivo del Instituto Nacional Electoral en Sinaloa, consideró que estos hechos no tuvieron impacto en la participación de la ciudadanía en los comicios.

 

Sinaloa, dijo, estuvo a tres puntos de la media nacional de participación, mientras que en votaciones anteriores se habían registrado hasta 10 puntos de diferencia. 

“Entonces, si en la pasada jornada electoral tuvimos solo una diferencia de tres puntos respecto de la media nacional, no estoy tan seguro que podamos afirmar que esos hechos hayan inhibido la participación. Seguro que sí influyen, lo dijimos en su momento, pero al final la participación creo que fue más alta de la que regularmente se tiene en el estado”, afirmó. 

En las elecciones de Gobernador en Sinaloa en 2016, cuando también se presentaron hechos de violencia un día antes de la votación, el estado tuvo un 49.67% de participación. En 2021, en la elección federal de diputados, también se registró un 49%. A nivel nacional, la participación fue de 52.6%. Los tres puntos de diferencia que mencionó Ruelas Miranda.

Si se revisan solo los distritos locales, en 2016 tuvieron un nivel de participación similar al de 2021. Distrito 2, de 49.6% en 2016 y 49% en 2021; Distrito 3, de 54% en 2016 y de 51% en 2021; Distrito 4, de 50% en 2016 y de 50% en 2021; y el Distrito 5,  46% en 2016 y 45% en 2021. 

Ruelas Miranda insistió en que, en términos electorales, pese a los hechos de intimidación y violencia en casillas -en una declaración previa a medios habló de que grupos armados se habían robado hasta 51 paquetes electorales en Sinaloa– a fin de cuentas no hubo una afectación determinante.

Entre las tres denuncias presentadas por distritos electorales federales en Sinaloa, detalló, se juntan incidentes en 50 casillas, aunque insistió en que estos hechos, a su parecer, no impactaron en el resultado.

Aun sumando todas las casillas donde se suspendió la votación o se robaron los paquetes, dijo, “aún sumándolas todas, no fue suficiente para que cambiara el sentido de los resultados emitidos, es decir, ganaron las mismas fuerzas políticas que hubieran ganado contándolas o sin contarlas”.

Sin embargo la diferencia entre primero y segundo lugar en la elección de alcalde en Ahome fue de solo 3.7%, 6,036 votos. 

Gerardo Octavio Vargas Landeros, candidato de los partidos Morena y PAS, ganó con 51 mil 668 votos, de 162 mil 406 registrados, el 31.81%. En segundo lugar se ubicó el aspirante del PT, José Domingo Vázquez, con 45 mil 632 votos, el 28.1%. Y en tercero el candidato de PRI, PAN, PRD, Marco Antonio Osuna Moreno, con 45 mil 562 votos, el 28.05%.

La historia de Gerardo Vargas Landeros reside en el priismo sinaloense. Fue diputado por el Distrito 2 por el PRI, entre 2006 y 2009. 

Dos años después se integró como Secretario General de Gobierno al equipo del gobernador Mario López Valdez que llegó al poder abanderado por  PAN, PRD y el entonces partido Convergencia.

La administración de Malova se caracterizó por diversos actos de corrupción que llevaron a algunos de sus funcionarios a procesos judiciales, como los exsecretarios de Salud, Ernesto Echeverría Aispuro, y el de Administración y Finanzas, Armando Villarreal, ambos acusados de desvío de recursos.

Otra polémica que envolvió a la administración de Malova, en la que Vargas Landeros era el Secretario de Gobierno, fue el nombramiento de Jesús Antonio Aguilar Íñiguez Chuy Toño como jefe de la Policía Ministerial de Sinaloa. 

Según publicó El País en 2016, Chuy Toño fue señalado de tener vínculos con el narcotráfico, y en 2010 la entonces Procuraduría General de la República difundió un listado donde aparecía Aguilar Íñiguez como uno de los hombres más buscados al servicio del crimen organizado.  

Ante esa polémica, el gobernador Malova respondió que “con blancas palomitas no podemos enfrentar a la delincuencia”. 

Vargas Landeros fue abanderado como candidato común de Morena y el Partido Sinaloense para la Alcaldía de Ahome, aunque antes buscó ser el candidato a Gobernador por Morena, y no resultó elegido en el proceso. 

Respecto a los distritos locales 2, 3, 4 y 5, para definir diputaciones locales en Sinaloa, hubo una diferencia más holgada de votos emitidos el 6 de junio. Las y los candidatos de Morena ganaron por una diferencia de entre 11 y hasta 24%. 

En el distrito dos ganó Juana Minerva Vázquez Gonzalez, de Morena y PAS; en el 3 Cesar Ismael Guerrero Alarcón, postulado por Morena y PAS; 4 Elizabeth Chía Galaviz, de Morena y PAS, y en el 5 también Cecilia Covarrubias Gonzalez, de Morena PAS.

En las elecciones de diputados locales de mayoría relativa, de 24 distritos solo en 1 ganó el PRI, en el de Sinaloa de Leyva. 

Respecto a la diputación federal con cabecera en Los Mochis, Ahome, ganó la candidata de Morena, PT y Partido Verde, con una diferencia de 14%, respecto al segundo lugar.

Qué caracteriza a Ahome

Ahome es el tercer municipio más grande de Sinaloa, de acuerdo al número de su población. Sólo está por debajo de Culiacán, que es la capital, y de Mazatlán, que es el principal punto turístico del estado. Su cabecera municipal es la ciudad de Los Mochis.

Este municipio tiene el puerto de Topolobampo, que es catalogado puerto de altura, categoría igual a la de Mazatlán. Por esta vía marítima Sinaloa se conecta con el Golfo de California.

La Secretaría de Marina en su portal de internet señala que desde Topolobampo puede haber intercambio de productos en áreas cercanas como Kansas, Nuevo México y Texas en Estados Unidos; Centro y Sudamérica, Canadá, y del otro lado del Pacífico en Japón, Corea, Taiwán, Hong Kong, Singapur, Australia y Nueva Zelanda.

Este municipio está al norte de Sinaloa y es uno de los que compone la frontera con el estado de Sonora, al igual que El Fuerte y Choix, este último conecta también con el estado de Chihuahua. Otro municipio que colinda con Ahome es Guasave, el cuarto de mayor tamaño de población en Sinaloa.

Según un informe de la Secretaría de Gobernación en 2020, Ahome es uno de los dos municipios de Sinaloa con mayor número de fosas clandestinas localizadas, con 63, de donde exhumaron 100 cuerpos. El otro municipio mencionado es Mazatlán.

Roberto Cruz, delegado de Movimiento Ciudadano en Sinaloa, mencionó que fue un proceso electoral violento, no solo en esta entidad sino en todo el país. En cuanto a Ahome en específico, dijo que nunca se había observado una situación así, que personas que vivieron la elección en tierra hablan de “que fueron decenas de casillas a las que llegaron grupos armados”, y que muchos de estos casos no se denuncian, por temor a represalias.

“La elección más caótica que ha habido en Ahome”, dijo a la prensa Angelina Valenzuela, quien fue candidata a la Alcaldía por Fuerza por México, también denunciando intimidación de hombres armados hacia su “estructura”.

Reportes periodísticos, videos de ciudadanos y los incidentes registrados por funcionarios electorales dan más detalles de cómo se dio la actividad armada en distintas casillas:

Casillas  418, 419, 420 y 421, encapuchados en Ram blanca

En el caso de las casillas de las secciones 418, 419, 420 y 421, de la zona de Cohuibampo, al norte de Ahome, los reportes en la base de incidentes del INE coincidieron en señalar que a las urnas llegó “un grupo de encapuchados presuntamente armado”, en una camioneta marca Ram, color blanco, 4 plazas, para llevarse cuatro urnas de votos. 

En todas estas secciones y casillas anuladas, la cantidad de personas que podía votar, según el listado nominal, era de 2,000. El registro de votos quedó en 0%.

Este reporte del medio local Luz Noticias, publicado el 6 de junio, refirió que en el ejido de La Despensa, que en el mapa aparece cercano a las 4 casillas de Cohuibampo, “se informó de la presencia de sujetos que portaban armas largas, que amedrentaban en algunas casillas de esa comunidad”. 

Casillas 273 y 278, los ataques en Ejido Goros

En los ataques en estas casillas de Ejido Goros, a tan solo 1 kilómetro de distancia entre una y otra, coincide en los reportes de incidentes el señalar que ocurrieron alrededor de las 16:30 horas, “cuando llegaron varios sujetos encapuchados y con armas de alto calibre para sustraer las urnas y documentación varia electoral del lugar de la casilla”.

La casilla 071, el ataque a bordo de un Kia blanco

En cuanto a esta casilla, ubicada en Los Mochis, Ahome, en la Avenida 20 de Noviembre, en la hoja de incidentes del INE se refirió que “un grupo armado y encapuchado amenazó a los funcionarios, representantes y personas en la fila, tomando sus pertenencias y golpeándolos. Se llevaron la documentación y material electoral”.

Según testimonios recabados en reportes periodísticos, al sitio llegaron sujetos armados en un vehículo Kia color blanco, cerca de las 11:55 horas. Tras amedrentar a funcionarios e incluso agredir a personas que esperaban para votar y a funcionarios electorales, se llevaron las urnas y luego las dejaron tiradas a unos metros.

Muy cerca de ahí, en la calle, 1 de mayo, también se observó la presencia de hombres armados en camionetas, cerca de casillas e incluso llevándose urnas. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.