Engañoso, dicho de Alfaro sobre la causa de las desapariciones
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Es engañoso el dicho de Alfaro de que sólo 10% de desapariciones son por un delito y el resto por voluntad propia

El gobernador de Jalisco buscó minimizar el problema de desapariciones en la entidad diciendo que la gran mayoría son por voluntad propia.
Frase
De todas las personas denunciadas como desaparecidas, solamente el 10%, una de cada 10, desapareció porque se haya cometido un delito. Tenemos muchísimos casos de personas que desaparecen por voluntad propia, que se van, y que luego aparecen, pero la estridencia es enorme
Autor
Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco
Lugar y fecha
Informe sobre seguridad, Jalisco
Por Arturo Daen y Siboney Flores
2 de noviembre, 2022
Comparte

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, aseguró en un informe que solo en el 10% de los casos de personas desaparecidas en la entidad hay un delito detrás, y en el resto hay otras causas o la gente se fue por voluntad propia.

“Tenemos muchísimos casos de personas que desaparecen por voluntad propia, que se van, y que luego aparecen, pero la estridencia es enorme”, refirió. 

Pero su dicho es inexacto y engañoso, porque para tratar de sustentar su cifra Alfaro solo se refirió a los casos de las 10 mil 471 personas localizadas entre 2018 y 2022 -donde en realidad el 16% fue víctima de un delito, y no el 10%, como lo mostró su propio gráfico-,  dejando fuera a las miles que aún siguen desaparecidas y los casos en que los cuerpos de las personas siguen sin ser identificados, donde no existe todavía una resolución judicial que aclare lo ocurrido.

El Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO) reportó hasta este 1 de noviembre sobre Jalisco 15 mil 027 personas desaparecidas y no localizadas, para ser la entidad con la cifra absoluta más alta en el país.

El Sistema de Información sobre Víctimas de Desaparición en Jalisco, a su vez, dio hasta este martes la cifra de 13 mil 690 personas desaparecidas.

En tanto el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses tiene el el dato de 3 mil 774  personas fallecidas sin identificar, desde el 19 de septiembre de 2018 hasta la fecha.

Leer: Forense de Jalisco incineró desde 2006 más de 1,500 cuerpos sin identificar

“La clave es ver que los datos sólo se refieren a localizados”, dice Francisco Medina, defensor de derechos humanos en Jalisco, sobre las cifras que presentó Alfaro en su cuarto informe sobre seguridad en la entidad, este 1 de noviembre.

“Tiene que haber un deslinde para decir que no hay delito. De eso no hay evidencia y la capacidad investigativa de la Fiscalía es baja”, apuntó también sobre las conclusiones del gobernador, que buscaron minimizar la crisis de desapariciones.

Afecta mucho porque quiere crear una narrativa de responsabilidad individual y así evitar hablar de lo difícil del acceso a la justicia y verdad de las familias. Se trata de un deficiente deslinde, sin perspectiva de derechos de víctimas ni de un contexto de emergencia humanitaria”.

El gráfico de Alfaro donde se lee que 16.5% de personas denunciadas como desaparecidas y localizadas, que sí fueron ubicadas, habían sido víctimas de un delito

En su informe, Alfaro acusó que en 2018  no había un registro adecuado de desapariciones, y  por eso resultó un número muy bajo, de 1,951 denuncias por personas desaparecidas, en comparación con las más de 4 mil que se registraron cada año en 2019, 2020 y 2021 – tan solo en el periodo enero a octubre-, y las 3 mil 834 este año.

Destacó también, en otra gráfica, que ha habido un aumento de personas localizadas en comparación con 2018, y una baja en las denuncias por desaparición de 11% si se compara 2019 con 2022, aunque ese comparativo es entre años de su propio gobierno.

Al respecto, en el sitio del RNPDNO sí hay un registro histórico, que muestra que durante los años del gobierno de Alfaro se han tenido los números más altos de desapariciones y personas no localizadas:

Los datos del SISOVID muestran algo similar, coincidiendo en el pico de 2019:

En textos previos organizaciones y expertos indicaron a El Sabueso que los reportes oficiales sobre desapariciones se quedan cortos o son inexactos, y que las familias de personas desaparecidas en muchas ocasiones no denuncian, por temor a que las autoridades estén coludidas con el crimen.

Tanto autoridades estatales como federales, refirieron, han fallado en crear mecanismos para medir y dar seguimiento puntual a la crisis de desapariciones, con registros actualizados y detallados, que además ayuden a las familias que buscan a sus seres queridos.

“(En Jalisco)  la información (sobre desapariciones) que se ha proporcionado no ha sido plena ni exhaustiva, y es importante que se generen diagnósticos, bases de datos públicas, y que se proporcione por la autoridades la información de manera plena, integral y exhaustiva”, señaló Anna Karolina Chimiak, codirectora del Centro de Justicia y para la Paz y el Desarrollo (Cepad), que apoya a familiares de las víctimas de desaparición en la entidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.