A favor y en contra: AMLO ha ido cambiando su discurso sobre el Ejército en las calles
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

AMLO planteó desde 2006 y en su libro de 2017 que Ejército siguiera en las calles, pero dijo lo contrario en campaña

En los últimos 16 años López Obrador ha pasado de proponer que el Ejército participe en seguridad pública a criticar esa medida, y ahora a defenderla de nuevo.
Frase
'Sí, cambié de opinión, ya viendo el problema que me heredaron. ¿Cómo enfrentar el problema de la inseguridad?'
Autor
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
Lugar y fecha
Palacio Nacional, 6 de septiembre de 2022
6 de septiembre, 2022
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que al llegar a la presidencia en 2018 cambió de opinión y optó por mantener al Ejército en las calles, porque se dio cuenta de que los mexicanos estaban en la “indefensión”.

Sin embargo, documentos, entrevistas y su propio libro muestran que en realidad ha cambiado de opinión varias veces. Desde el 2006 se ha manifestado a favor y en contra de la participación del Ejército en seguridad pública, según el foro.

En algún momento usted, presidente, mencionaba que, incluso en campaña, de llegar a la Presidencia haría que regresaran las Fuerzas Armadas o el Ejército, a los cuarteles, y que eso le llevaría los primeros seis meses de su gobierno. ¿Cambió usted de opinión?- le preguntaron.

– Sí, cambié de opinión, ya viendo el problema que me heredaron. ¿Cómo enfrentar el problema de la inseguridad?– respondió este martes el presidente en Palacio Nacional.

 

Un cable de WikiLeaks señala que en 2006 López Obrador se reunió con el embajador estadounidense Antonio Garza y le dijo que él quería dar más poder y autoridad a los militares para realizar operaciones contra el narcotráfico, porque a su parecer era la corporación menos corrupta entre los organismos de seguridad del país, y podía ser la más efectiva.

Una idea con la que ahora también defiende que la Guardia Nacional pase bajo el control operativo y administrativo de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), aunque activistas y organizaciones señalan que esto va contra lo estipulado en la Constitución, respecto a que sea una corporación civil.

Según el  cable, López Obrador le expresó a Garza que mantener al Ejército en las calles requería una reforma constitucional, aunque estaba seguro de lograrla; además comentó que eliminaría la Secretaría de Seguridad Pública, para que la Policía Federal y la agencia CISEN pasaran a Gobernación.

Años después, en 2017, previo a ganar la presidencia, López Obrador planteó en su libro La Salida que “se sumarán el Ejército y la Marina al esfuerzo de garantizar la seguridad pública”.

Además, planteó desde entonces la creación de la Guardia Nacional “con el apoyo de los 220 mil soldados y 30,000 marinos que en la actualidad permanecen organizados bajo el mando de oficiales del Ejército y la Marina, en regiones, zonas, batallones y otros agrupamientos menores.

“En suma, se trata de aprovechar el conocimiento, la disciplina de esta fuerza, así como todos sus recursos materiales (vehículos, cuarteles e instalaciones) con el propósito de garantizar la seguridad de los mexicanos y serenar al país”.

El ahora presidente, en la conferencia de este 6 de septiembre, recordó que en este libro  “ya hablaba yo de la posibilidad de que el Ejército ayudara en tareas de seguridad pública, lo planteé, pero todavía lo pensé en la campaña, y ya cuando llegué al gobierno y vi de que no había seguridad para la gente, el pueblo de México estaba en estado de indefensión, lo que había era un combate a bandas de narcotráfico de manera selectiva”.

En esta nota previa te comentamos las inconsistencias que ha tenido López Obrador en su discurso sobre emplear al Ejército en tareas de seguridad pública.

En marzo de 2011, al presentar su Proyecto Alternativo de Nación, habló de que gradualmente se retirará el Ejército y la Marina del combate al narcotráfico”.

Un año después, en un mensaje que se difundió el 6 de febrero de 2012, el ahora presidente afirmó que “tenemos que ir sacando al Ejército de las calles, el Ejército no está preparado para esta función, es otro su encargo: defender la soberanía nacional”. 

Y continuó: “No debe seguirse exponiendo al Ejército, es una institución que debemos cuidar todos, no socavar. Regresar al Ejército en la medida que se va profesionalizando la policía y eso nos llevará seis meses”.

En un tuit del 19 de febrero del 2013, afirmó que era “perverso que los potentados utilicen al Ejército para enfrentar el problema de la inseguridad que ellos crearon por dedicarse a saquear”.

El 8 de diciembre de 2016 López Obrador llamó a “no continuar con la política coercitiva” y aseguró que “no se resuelve nada con el uso del Ejército, Marina, policías, cárceles, amenazas de mano dura, con leyes más severas, dado que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”. 

Como ya mencionamos, en 2017 en su libro habló de sumar al Ejército y la Marina al esfuerzo de garantizar la seguridad pública, y de crear una Guardia Nacional militarizada.

Luego en una emisión del programa de Tercer Grado de Televisa, en 2018, negó haber planteado alguna vez que el Ejército regresara a los cuarteles, aunque sí lo había hecho.

Y ahora incluso señala que estaría de acuerdo con una iniciativa priista que plantea mantener a las Fuerzas Armadas en las calles para seguridad pública hasta el 2028.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.