Sí subió la deuda, pero a ritmo similar de gobiernos previos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Captura de pantalla del video compartido por Ricardo Anaya

Con AMLO sí ha aumentado la deuda, como dice Anaya en video, pero a un ritmo similar a gobiernos anteriores

Especialistas señalan que la deuda no se encuentra en niveles alarmantes ni significa que “van a quebrar al país”.
Captura de pantalla del video compartido por Ricardo Anaya
Por Arturo Daen y León Ramírez
20 de septiembre, 2022
Comparte

Ricardo Anaya, excandidato presidencial por el PAN, difundió un video en el que acusa al presidente Andrés Manuel López Obrador de incumplir su promesa de no endeudar al país, y afirma que si el endeudamiento sigue creciendo a este paso se llegará a la quiebra.

“López Obrador prometió hasta el cansancio que la deuda no iba a aumentar, pero mintió. Sí aumentó y muchísimo: dos billones de pesos en lo que va de este gobierno”, refirió.

Una revisión de indicadores actualizados muestra que la deuda incluso aumentó más de lo que mencionó Anaya, 2.9 billones respecto al inicio del sexenio.

Lee más: Cómo se mide la deuda pública, qué es el costo financiero y cuál es la situación de México

Sin embargo, las cifras oficiales también muestran algo que no refirió: que la deuda ha tenido un nivel de crecimiento similar al de gobiernos previos, del PAN y del PRI, si se mide respecto a su proporción al PIB.

Y si bien el político alertó sobre un nivel de deuda que puede llevar a la quiebra, los economistas Valeria Moy y Víctor Gómez Ayala descartaron que se esté en una situación incontrolable o alarmante.

Aunque sí señalaron preocupaciones como el gasto creciente en pensiones, el bajo crecimiento económico, y que “las tasas de interés están subiendo mucho, el costo de esa deuda, el servicio financiero de esa deuda sí se está incrementando, y ese dato será muy importante monitorearlo”, dijo Moy.

Entérate: Falso que ingresos del gobierno sean el 39% del PIB; diputada Patricia Armendáriz reconoce cálculo erróneo

Para 2023 el gobierno prevé que ese costo financiero que incluye el pago de intereses por la deuda aumente en 77 mil 874 millones de pesos, respecto a 2022.

Los datos de deuda

Según Hacienda, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), que agrupa todas las obligaciones financieras contraídas por el Gobierno Federal, así como de entidades que actúan por cuenta de éste, pasó de 10.4  billones de pesos en noviembre de 2018 a 13.3 billones en julio de 2022, casi 2.9 más respecto al inicio del sexenio.

En relación con el PIB –como especialistas recomiendan hacer estas comparaciones anuales– la deuda en 2018 representó el 44.9%, mientras que para 2021 fue 49.9%. Es decir, a pesar de las declaraciones del presidente, la deuda sí aumentó 5 puntos porcentuales. 

Te puede interesar: La deuda pública sí aumentó con AMLO, ¿qué significa y cómo influye en el país?

Y, de hecho, en 2020, en medio de la pandemia y la contracción del PIB, México alcanzó el máximo del que se tiene registro: el SHRFSP fue el 51.6% del PIB.

Sin embargo, lo que Anaya omite es que el endeudamiento del gobierno actual se ha dado a un ritmo menor o similar al de los gobiernos anteriores. 

  • Vicente Fox recibió el gobierno con una deuda que representaba el 30.6% del PIB, y en tres años de su gobierno, en 2003, estaba en 34.8%. Es decir, aumentó 4.2 puntos porcentuales. 
  • En 2006, la deuda era del 29.5% del PIB y, después de tres años de gobierno de Felipe Calderón, 2009, creció a 36%. Un aumento de 6.5 puntos porcentuales.
  • En 2012, la deuda representaba el 37.2% del PIB, pero luego de tres años de la administración de Enrique Peña Nieto, en 2014, era de 42.6%. Es un incremento de 5.4 puntos porcentuales. 

De 2006 a 2018, la deuda pública total (Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público o SHRFSP), pasó de 29.5% a 44.9%, es decir, aumentó 15.4 puntos porcentuales”, dicen los Criterios Generales de Política Económica 2023.

“La presente administración se propuso como objetivo revertir dicha tendencia al alza y no comprometer más recursos públicos para las generaciones futuras”.

Para 2023, el gobierno espera mantener la deuda o SHRFSP en 49.4% del PIB.

Gómez Ayala refirió respecto al aumento de 2.9 billones de pesos en la deuda que la mayor parte es endeudamiento interno, es decir, en pesos. 

“2.5 son en pesos y .4 es en deuda externa, y eso es muy importante, porque el tema de la deuda en México, los episodios desafortunados de crisis económica asociados a un mal manejo de la deuda, han estado relacionados con dos o tres factores”, señaló.

El primero factor, dijo, es el tipo de moneda en el que está la deuda, ya que cuando la deuda está en una moneda extranjera como el dólar el riesgo es mayor. También están los elementos del plazo al que está esa deuda, el periodo en que hay que pagar esa deuda, y el otro el tipo de tasa de interés, si es fija o variable.

“En el caso del gobierno federal, en esta administración, hay que decir la mayor parte del endeudamiento ha sido en pesos, ha sido por arriba del periodo promedio de vencimiento que había venido manejando el gobierno federal en los últimos años, y la mayor parte es  en tasa fija, entonces el endeudamiento es relevante, por supuesto, pero también las características de la deuda”, expresó.

“Esto es importante porque sí es contrario a los episodios de crisis relacionados con el mal manejo de la deuda que hemos visto en décadas previas”.

El economista señaló también que el crecimiento de la deuda en este sexenio es relativamente menor al anterior, aunque también hay que tomar en cuenta factores como que entonces se reconoció como deuda pública el gasto de pensiones. 

Gómez Ayala subrayó como punto de preocupación de la deuda mexicana actual la “presión” creciente que representa el gasto en pensiones, además del apoyo a Pemex y a CFE, “sobre todo porque la perspectiva de crecimiento de la economía es bastante débil”.

También es un punto a seguir el costo financiero de la deuda, indicó, ya que se está en un entorno en el que “las tasas de interés van a continuar subiendo”, porque los bancos centrales están implementando esa medida para tratar de controlar la inflación.

“La cifra de costo financiero es importante, porque si el costo financiero continúa creciendo entonces el monto que se requiere para estabilizar la deuda es mayor”.

Gráfico del CIEP que muestra el comportamiento del costo financiero de la deuda externa del gobierno, hasta el segundo trimestre de 2022

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.