Los cambios en los dichos de AMLO sobre el Ejército en seguridad pública
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Presidencia de la República

De la crítica al aval: los cambios en los dichos de AMLO sobre el Ejército en seguridad pública

En algún momento López Obrador se comprometió a regresar al Ejército a los cuarteles y consideró que era perverso utilizarlo ante la inseguridad. Hoy celebra que SEDENA y SEMAR estén en las calles.
Presidencia de la República
27 de enero, 2021
Comparte

En una década, el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador ha pasado de exigir que el Ejército dejara las calles porque “no está preparado para esta función”, a considerar “un despropósito” y una “falta de sensibilidad” que la Constitución no permitiera en el pasado que los militares participen en labores de seguridad pública. 

Durante un evento en San Luis Potosí el domingo 24 de enero, López Obrador afirmó que esindispensable” que las Fuerzas Armadas “ayuden para garantizar la paz y la tranquilidad en labores de seguridad pública”, por su disciplina y recursos.

El mandatario elogió de nueva cuenta la creación de la Guardia Nacional, una corporación que por mandato constitucional debía ser una policía civil, pero que en la realidad es una institución militarizada, “que ya tiene cerca de 100 mil elementos”, la mayoría de ellos de Sedena y Marina

Lee más: 47 elementos de la Guardia Nacional han sido detenidos por delitos que van del robo al feminicidio

La postura de López Obrador ha sido errática, como mencionaron expertas consultadas. En algunos puntos de sus campañas electorales dio posturas contra el Ejército en seguridad pública, como parte de su crítica a los gobernantes en turno.

Pero con el paso del tiempo, y ya con el poder presidencial en sus manos, no solo ha reforzado su visión militarista en el ámbito de la seguridad pública, sino que además ha dado a la milicia cada vez más tareas, como la construcción del aeropuerto de Santa Lucía o el Tren Maya. 

Y mientras tanto, la violencia persiste, como otra epidemia a la par del COVID: a pesar del despliegue de la Guardia Nacional y la desmovilización a causa del confinamiento, en 2020 México registró 35 mil 484 homicidios y feminicidios, apenas un 0.4% menos que los 35 mil 616 registrados en 2019, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En campaña, se ajustó a las audiencias

Para Lisa Sánchez, directora de la organización Mexicanos Unidos Contra la Delincuencia, el político tabasqueño presentó en el pasado una serie de propuestas para buscar un mayor número de votantes, pero eso “no significaba que hubiera una postura claramente definida” en favor de la desmilitarización.

Entérate: Guardia Nacional agredió a migrantes con piedras, toletes y escudos, se extralimitó en sus funciones: CNDH

“Si bien López Obrador como opositor hizo uso de la causa de la militarización para poder criticar al gobierno en turno, en realidad en su candidatura del 2018 nunca perdió sus propuestas de utilización de las Fuerzas Armadas y más bien las modulaba dependiendo las audiencias”, señala. 

El AMLO del pasado pedía que el Ejército volviera a los cuarteles

En 2006, durante el debate presidencial del 6 de junio, López Obrador habló de “dar más facultades al Ejército para el combate al crimen organizado”.

Pero luego, cuando ya buscaba por segunda ocasión la presidencia, el 21 de marzo de 2011 en el Auditorio Nacional, López Obrador presentó 50 puntos de su Proyecto Alternativo de Nación, con el que Morena se constituyó como partido político, y el sexto fue: “Gradualmente se retirará el Ejército y la Marina del combate al narcotráfico”.

Un año después, en un mensaje que se difundió el 6 de febrero de 2012, el ahora presidente afirmó quetenemos que ir sacando al Ejército de las calles, el Ejército no está preparado para esta función, es otro su encargo: defender la soberanía nacional”. 

“No debe seguirse exponiendo al Ejército, es una institución que debemos cuidar todos, no socavar. Regresar al Ejército en la medida que se va profesionalizando la policía y eso nos llevará seis meses”, afirmó, y propuso crear una “nueva Policía Federal” que se hiciera cargo de la seguridad pública -a la postre, ya como mandatario, desmantelaría esa corporación-. 

En el mismo sentido, en un tuit del 19 de febrero del 2013, afirmó que era “perverso que los potentados utilicen al Ejército para enfrentar el problema de la inseguridad que ellos crearon por dedicarse a saquear”.

El 8 de diciembre de 2016 López Obrador llamó a “no continuar con la política coercitiva” y aseguró que “no se resuelve nada con el uso del Ejército, Marina, policías, cárceles, amenazas de mano dura, con leyes más severas, dado que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”. 

Te puede interesar: México no ha cumplido con mandatos de la Corte IDH para capacitar a militares en derechos humanos

Más adelante, en 2017, ya como aspirante presidencial por tercera ocasión, afirmó que una protesta en su contra en Estados Unidos por el caso Ayotzinapa fue un acto de “provocación” y un reclamo injusto, porque, dijo, esos señalamientos deberían ser en contra de las Fuerzas Armadas y el presidente Enrique Peña Nieto.

En ese mismo año, 2017, planteó sumar al Ejército y Marina “al esfuerzo de garantizar la seguridad pública” debido a “las circunstancias actuales”, según su libro 2018 La salida

Comenzó a hablar de la creación de “una Guardia Nacional con el apoyo de los 220,000 soldados y 30,000 marinos que en la actualidad permanecen organizados bajo el mando de oficiales del Ejército y de la Marina, en regiones, zonas, batallones y otros agrupamientos”. 

Después de obtener la victoria en las elecciones, López Obrador presentó en noviembre del 2018 su Plan de Paz y Seguridad, en el que llamó a continuar con la “encomienda actual en materia de seguridad pública” de las Fuerzas Armadas y que estas mismas participaran en la conformación de la Guardia Nacional. 

Lee más: El presidente tiene derecho a la privacidad: López-Gatell niega dar detalles de la salud de AMLO

La propuesta presidencial quedó asentada el 26 de marzo del 2019, cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la reforma constitucional que permitió la creación de la Guardia Nacional, con el mandato de que fuera de carácter civil, disciplinado y profesional. 

Ya en 2020, con el sustento de la reforma constitucional, López Obrador publicó el acuerdo para que las Fuerzas Armadas, durante un periodo de cinco años, participaran en labores de seguridad pública, mientras se avanzaba en el propósito de consolidar a la Guardia, como una corporación civil…

“Es la misma gente, haciendo lo mismo” 

Alejandro Hope, analista de seguridad, señala que con la estrategia de conformar la Guardia Nacional y eliminar la Policía Federal el gobierno trató de “romper con el pasado”, sustituir a las autoridades civiles y hacer frente a la inseguridad de una manera rápida, aunque hasta el momento no ha alcanzado su objetivo.

“Es la misma gente, haciendo más o menos lo mismo en los mismos lugares. Era difícil esperar algo muy distinto, y así ha sido”, afirma. 

María Elena Morera, directora de la organización Causa en Común, considera que López Obrador ha encontrado en el Ejército un asidero de lealtad, que no lo contradice, lo que retribuye asignándole cada vez más tareas, aunque haya críticas y alertas sobre la militarización. 

“El presidente se dio cuenta de que los militares nunca le dicen que no y ahí yo creo que cambió radicalmente su postura, empezando por decir que el Ejército era pueblo… yo no sé de dónde cree que vienen los policías”.

Entérate: Información bajo llave: Gobierno de AMLO reserva documentos de proyectos y casos clave

En el sexenio pasado, afirma, los militares estaban en la calle y se quejaban de que no tenían certeza jurídica, y ahora dentro de la Ley de la Guardia Nacional se establece que todos los militares pueden intervenir en tareas de seguridad pública hasta el 2024. 

“Pero después de eso va un nuevo salto y empieza a meter a los militares en muchas labores que antes eran responsabilidades civiles”.

Las implicaciones del Ejército ganando terreno

El gobierno de López Obrador no solo asignó funciones de seguridad pública y control migratorio a la Guardia Nacional –que como ya mencionamos, tiene un mando militar y sus miembros son principalmente del Ejército y Marina–. 

También encargó a las Fuerzas Armadas el combate al robo de combustible, el control de puertos y aduanas, la participación en programas sociales como Sembrando Vida, la construcción de obras claves de su sexenio como Tren Maya el aeropuerto de Santa Lucía, además de la distribución de vacunas contra COVID-19 (este texto de la revista Nexos enumeró las funciones que le ha transferido al Ejército). 

“Les ha ido dando más funciones, lo que a nosotros en Causa en Común nos hace pensar que ya pasamos de la militarización al militarismo. Ya es parte de su proyecto político: de hecho no confía en su gabinete, en los únicos que confía es en los militares”, advierte María Elena Morena.

De acuerdo con la especialista Lisa Sánchez, el hecho de que el Ejército esté en las calles implica una estrategia de seguridad que “privilegia la defensa de los bienes del estado y la integridad de las instituciones del estado, no de la integridad física y los bienes de las personas”. 

Además, explica, darle más funciones, certeza jurídica y recursos económicos a las fuerzas armadas modifica el acuerdo de subordinación que tienen los militares hacia los civiles

“En el largo plazo a nosotros lo que nos preocupa es la creación de espacios de autonomía para las fuerzas armadas que merman su subordinación al poder civil”, señala.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.