Son falsos estos dichos de AMLO sobre agresiones a periodistas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Son falsos los dichos de AMLO sobre agresiones a periodistas y que ya no hay impunidad

Cifras oficiales y la evidencia documental desmienten los dichos del presidente sobre la crisis de agresiones contra la prensa en México.
Frase
Varias
Autor
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
Lugar y fecha
14 de junio de 2022. Palacio Nacional
Cuartoscuro
15 de junio, 2022
Comparte

Según el presidente ya no hay impunidad en los asesinatos a periodistas y sus homicidios pocas veces se relacionan con el poder. Sin embargo, cifras oficiales dadas por integrantes de su propio gobierno lo desmienten.

Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación, ha reconocido que “hay un porcentaje muy alto de impunidad” en los casos de periodistas asesinados, más del 90%.Así lo dijo en noviembre de 2020 y recientemente, a principios de 2022.

“De los 52 periodistas que han sido ejecutados a lo largo del presente gobierno, solamente en 5 casos se ha dictado sentencia”, dijo. 

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) ubicó en 2021 a México en el sexto puesto de su índice de Impunidad Global de asesinatos contra informadores, solo por debajo de Somalia, Siria, Irak, Sudán del Sur y Afganistán. Además, señaló que México es el país más violento del hemisferio occidental para el ejercicio del periodismo.

El presidente trató de sustentar su dicho con una tabla con el nombre de 9 periodistas asesinados este año, según su conteo, pero en la misma se observa que aunque han sido detenidas o están siendo buscadas 27 personas, en ningún caso hay sentencia.

En dicha tabla indicó, por ejemplo, que hay dos “detenidos o buscados” por el caso de Luis Enrique Ramírez, y al respecto el gobernador de Sinaloa confirmó hoy mismo que no hay detenidos, solamente órdenes de aprehensión.

En su informe 2021, la organización Artículo 19 señaló que desde 2010, año de su creación, hasta diciembre de 2021, la Fiscalía  Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) “ha iniciado un total de 1,469 indagatorias por crímenes contra periodistas, de las cuales se han obtenido únicamente 28 sentencias”. 

“Es decir, la cifra histórica de impunidad en los delitos contra la libertad de expresión es de 98.1%”, apuntando también que de 25 asesinatos de periodistas de 2019 a 2021, la FEADLE solo había atraído seis.  

Falso que en “muy pocos” casos se involucren servidores públicos 

López Obrador también aseguró que cuando se habla de asesinatos a periodistas en México “su mayoría tienen que ver con conflictos regionales no vinculados con el poder. En todos los casos, son muy pocos los que son asesinados por órdenes de autoridades locales”, dijo. 

Pero la verdad es que la misma Secretaría de Gobernación tiene otros datos. En su último informe estadístico (abril 2021) sobre el Mecanismo para la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas, informó que en 2019 el 54.3% de los probables agresores a periodistas fueron funcionarios públicos; en 2020 la cifra fue de 51.9% y en 2021 de 46.9 %. 

Y aunque aparentemente hay un descenso en esta cifra, lo cierto es que en 2018 el porcentaje era de 46.7%, es decir, se registró un incremento respecto a ese año.

Entonces, sí hay registro de que en casi la mitad de los casos de agresiones contra periodistas registradas en su sexenio, los probables agresores son funcionarios públicos.

De hecho, en enero de 2022 Alejandro Encinas dijo durante el Primer Diálogo Regional para generar una Iniciativa de Ley General para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas que se pondría especial énfasis en la definición de las competencias, porque en muchos de los casos son las propias autoridades las causantes de las agresiones.

Sin sustento, dice que mayoría de asesinatos tienen que ver con el crimen

El presidente también dijo que los asesinatos de periodistas “son asuntos que tienen que ver con la delincuencia organizada en la mayoría de los casos”.

López Obrador hizo esa afirmación aunque como ya se mencionó son muy pocos los asesinatos en los que ya concluyó la investigación, y hay sentencias o una confirmación de por qué se dieron los crímenes. 

De acuerdo con las organizaciones ARTICLE 19, el  CPJ, Comunicación e Información de la mujer (CIMAC), Reporteros Sin Fronteras (RSF) y PEN Internacional, en 8 de 11 casos de periodistas asesinados se ha identificado que el móvil sí puede estar vinculado con su ejercicio periodístico.

“Estas expresiones primeramente revictimizan a las víctimas al desvincular, de manera apresurada, su labor periodística. Asimismo, las declaraciones buscan eximir de responsabilidades al Estado mexicano tanto en la prevención de la violencia y protección de la prensa, como en la labor de investigar e identificar a todas las personas responsables”, refirieron. 

“Afirmar sin una investigación exhaustiva que estos asesinatos han sido cometidos por el crimen organizado sin algún grado de involucramiento del Estado, contraviene la debida diligencia en la investigación de los casos. Para tener certeza sobre quiénes son los autores materiales, los intelectuales y las redes que permiten que estos asesinatos se sigan cometiendo, se necesitan investigaciones diligentes, objetivas, imparciales y exhaustivas por parte de las autoridades. 

No es sólo “derecho de réplica” 

El presidente también señaló que siempre respeta a los periodistas, aunque para él hay dos tipos: los auténticos y los voceros del poder económico y político. 

Dijo que él sólo usaba su “derecho de réplica”, sin embargo, en varias ocasiones el mandatario ha ido más allá, denostando periodistas e incluso acusándolos, sin incluir pruebas, de ser corruptos. 

En el caso del periodista Carlos Loret de Mola, ha exhibido datos personales y los supuestos bienes del comunicador, y ha acusado sin pruebas  a medios como El Universal y Reforma de involucrarse en los procesos electorales.

La periodista Azucena Uresti también ha sido señalada por el presidente en las conferencias de prensa. Por ejemplo, el pasado 10 de mayo, luego de  la marcha por el día de la mujer, el presidente la acusó de supuestamente estar siendo contratada por el medio Latinus.

“Pagan muy bien en Latinus, se van a rayar, pero van a perder prestigio y ustedes son gente honesta”, señaló López Obrador, quien en reiteradas ocasiones ha acusado al medio de estar en contra de su gobierno.

Al respecto, la periodista negó que esto fuera verdad y le pidió al presidente presentar pruebas de sus acusaciones —lo cual hasta la fecha no ha hecho—, pues a su consideración sus comentarios dañaron la relación con las empresas en las que sí labora. 

A estos ataques también se suman los señalamientos a otros periodistas como Carmen Aristegui, a quien el 9 de febrero calificó como “periodistas no sólo deshonestos, sino corruptos y mercenarios”.

Sin que en ninguno de los ejemplos anteriores quedara claro cómo podría justificarse el “derecho de réplica”. 

Los medios sí han atendido sus manifestaciones 

“Podíamos llenar el Zócalo en una manifestación de protesta y al día siguiente no aparecía nada en los periódicos ni decían nada en la radio, y si decían algo era en contra de que habíamos acarreado a la gente, de que era pura gente ignorante la que llegaba a nuestras manifestaciones. Nadie, nada es nada, ni entrevistas de radio, ni entrevistas de televisión, ni notas en los periódicos, no existíamos”, acusó el presidente para continuar con la idea de que la prensa tenía una consigna en su contra.

Pero sí encontramos notas periodísticas sobre López Obrador en los medios que ahora ataca. Por ejemplo, el 26 de junio de 2016 apareció la nota titulada “AMLO convoca a llegar al Zócalo”. Ese mismo día, Reforma también publicó “Se concentran para marcha de AMLO”

“El político tabasqueño hizo la semana pasada un llamado a realizar esta movilización en la Capital del País para exigir justicia por las muertes en Nochixtlán, Oaxaca, y expresar solidaridad a los maestros de la CNTE, en su lucha contra la reforma educativa”, dice uno de los párrafos. 

El mismo medio publicó distintas notas informando sobre las protestas en el Zócalo y en otros puntos contra el juicio de desafuero, en 2004, con títulos como “Convoca AMLO a marchar por él“,  “Comienza la marcha pro AMLO”, “Agradecen la marcha en nombre de AMLO”, y “Refrendan apoyo a AMLO”. 

Incluso publicaron en portada el Zócalo lleno de sus simpatizantes: 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.